Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Impresión 3D - Fabricación aditiva

Empren(3D)imiento en España

Mariel Diaz, CEO de Triditive y Beatriz P. Biel, CEO y directora técnica de Detresdé Aditiva

15/02/2021
foto

Mariel Diaz, CEO de Triditive (izq.) y Beatriz P. Biel, CEO y directora técnica de Detresdé Aditiva.

La impresión 3D es una tecnología que puede suponer la revolución de cómo los objetos son fabricados, el cambio hacia la transición de fabricación más sostenible mejorando la vida de los trabajadores en la planta productiva, contribuyendo a crear una industria manufacturera más competitiva, pero también es una oportunidad para el ecosistema emprendedor. La impresión 3D es una tecnología que cada vez atrae más inversión tanto en aplicaciones de escritorio como industriales.
Incluso durante la pandemia, cuando la inversión privada en España cayó un 67% respecto al 2019, el sector de la impresión 3D continuó atrayendo inversión. Empresas españolas como Triditive o BCN3D anunciaron cierres de rondas sumando casi 5M€ de inversión durante 2020. La adopción de la impresión 3D por parte de empresas industriales se ha visto acelerada, además de la fabricación de material sanitario impulsado por la pandemia, para dar solución a la rotura en la cadena de suministro y descentralización de la producción.

La industria de la impresión 3D ha sido financiada principalmente por capital privado. Los países liderando inversiones en esta tecnología son Estados Unidos y Alemania. Desde 2015, se han realizado cerca de 80 rondas de financiación privada por año, alcanzando en 2019 el punto álgido con más de $150M de inversión a nivel global en tan solo 4 empresas. Las empresas fabricantes de impresoras 3D continúan dominando la entrada de capital riesgo con valoraciones de más de mil millones de dólares, los denominados ‘unicornios’. España se encuentra dentro del grupo de ‘desafiadores’ con potencial para alcanzar a los países liderando la impresión 3D y convertirse en desarrolladores de tecnología. Para ello, las start-ups de impresión 3D requieren capital intensivo para seguir desarrollando avances en esta tecnología, a la vez que son necesarias iniciativas público-privadas que promuevan la adopción de esta tecnología para popularizarse en el sector manufacturero.

foto
La adopción de la impresión 3D por parte de empresas industriales se ha visto acelerada, además de la fabricación de material sanitario impulsado por la pandemia, para dar solución a la rotura en la cadena de suministro y descentralización de la producción.

La empresa española Triditive ha anunciado recientemente el cierre de una ronda semilla de $1,8M para el escalado de la impresión 3D dando así respuesta a una necesidad cada vez más creciente en la industria manufacturera, productividad y autonomía. La empresa desarrolla maquinaria industrial automatizada de impresión 3D y ha conseguido escalar la producción para implantar esta tecnología en la línea de fabricación. La empresa, fundada en 2016 como spin-off de la escuela de ingenieros de la Universidad de Oviedo, ha desarrollado una combinación única de hardware y software que permite un control remoto de las máquinas y automatización total del proceso de impresión 3D.

Triditive impulsada por Mariel Diaz (CEO), Jose Camero (CBDO) y Sergio Martínez (CTO) se ha convertido es una de las empresas de impresión 3D de rápido crecimiento de España consiguiendo atraer inversión de capital riesgo como Stanley Ventures (Stanley Black & Decker), Techstars e inversores europeos, demostrando el potencial de España para emprender desarrollando tecnología propia de impresión 3D. La empresa acaba de inaugurar una fábrica de 2.000 m² en Asturias, multiplicando por tres su plantilla y convirtiéndose en el referente de impresión 3D en el norte de España. Generación de empleo de alto valor añadido, digitalización, atracción de inversión privada: un ejemplo de cómo la impresión 3D puede contribuir al desarrollo económico de España.

Otro ejemplo de emprendimiento en impresión 3D es Beatriz P. Biel, en el noroeste de España. A los 24 años decidió emprender y crear su propio negocio de impresión 3D: Detresdé Aditiva. Su caso es muy similar al de muchos jóvenes emprendedores de hoy en día, que deciden hacer de sus intereses un negocio. Beatriz se encontró en un momento del mercado único y detectó un nicho que le motivó a crear su propia marca.

En los primeros años de Detresdé, Beatriz pudo enfocar su negocio al diseño de producto y la fabricación y posteriormente a raíz de la experiencia, y con el objetivo de ofrecer soluciones a sus clientes, Detresdé detectó que las empresas necesitaban formar a sus técnicos para conseguir el máximo rendimiento de sus máquinas lo más rápido posible, por lo que amplió sus servicios y empezó a ofrecer formación. Actualmente el 60% de su facturación proviene de la formación. Un negocio tecnológico requiere de una inversión elevada, en el caso de Beatriz, consiguió el apoyo de dos Business Angels que fueron clave en su avance.

foto
Pieza impresa por Detresdé Aditiva.
Avanzar al mismo ritmo que la tecnología es clave. El emprendimiento en un sector tecnológico requiere capital intensivo, personal y formación. La impresión 3D debe dar respuesta a problemas de la industria para popularizar su adopción. Escalabilidad, productividad, diseño para impresión 3D, materiales, posprocesado, por mencionar algunos, son problemas que pueden dar lugar a ideas de negocio disruptivas.

Atraer el interés de inversores y de emprendedores con ideas innovadoras que puedan convertirse en el próximo unicornio español son la clave para crear un ecosistema que pueda poner a España como líder en las tecnologías de impresión 3D y fortalecer la industria manufacturera contribuyendo a la recuperación económica posCOVID.

Generación de empleo de alto valor añadido, digitalización, atracción de inversión privada: un ejemplo de cómo la impresión 3D puede contribuir al desarrollo económico de España

Atraer el interés de inversores y de emprendedores con ideas innovadoras que puedan convertirse en el próximo unicornio español son la clave para crear un ecosistema que pueda poner a España como líder en las tecnologías de impresión 3D

Las start-ups de impresión 3D requieren capital intensivo para seguir desarrollando avances en esta tecnología, a la vez que son necesarias iniciativas público-privadas que promuevan la adopción de esta tecnología para popularizarse en el sector manufacturero

Empresas o entidades relacionadas

Women in 3D Printing

ENLACES DESTACADOS

Advanced FactoriesConstrucción Industrializada

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS