Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Emagazines
Envase y Embalaje

"La fabricación de biopolímeros biobasados no es el principal reto, ya que las biorrefinerías están desarrollando capacidad para más tipos de materiales, como el LDPE o el PP"

Entrevista a Elena Domínguez, investigadora de Aimplas y coordinadora de la jornada VII International Seminar Biopolymers and Sustainable Composites

Nerea Gorriti02/12/2019

Aimplas celebrará los días 4 y 5 de marzo de 2020 la séptima edición de su Seminario Internacional sobre Biopolímeros y Composites Sostenibles, una jornada que ofrece un contenido de máximo interés y más en un momento de cambio de paradigma en la industria del plástico y en el ámbito de conciencia medioambiental. Dirigida a fabricantes de materia prima, transformadores, fabricantes de maquinaria, usuarios finales, empresas dedicadas a la gestión y tratamiento de residuos plásticos, administraciones públicas con competencias en políticas medioambientales y centros de investigación, universidades y organismos públicos de investigación, la jornada se presenta como una cita ineludible. Una de sus organizadoras, Elena Domínguez, investigadora del departamento de Sostenibilidad y Valorización Industrial del centro tecnológico, nos explica en esta entrevista las tendencias y los retos a los que se enfrenta la industria del plástico en materia de sostenibilidad.

Para comenzar el congreso se llama “biopolímeros y composites sostenibles". ¿Con biopolímeros se refieren a polímeros hechos a partir de materiales renovables? O a polímeros biodegradables?

Queremos dar una visión de todos los tipos de biopolímeros, por un lado los que proceden total o parcialmente de fuentes renovables y/o tienen capacidad de biodegradar. En este sentido, vamos a dedicar un bloque completo a materias primas, en el que presentamos los avances en materiales tan innovadores como el PP biobasado. Como punto diferenciador de anteriores ediciones, también dedicamos todo un día a biotecnología en el que se analizará la biodegradación de materiales que no tienen por qué ser, a priori, biodegradables.

El término “sostenible” es un tanto ambiguo. ¿Qué son exactamente composites sostenibles?

Los biocomposites son materiales compuestos formados por una o más fases de origen biogénico. El término sostenible, en este caso de composites (aunque también es aplicable a otros materiales), hace referencia al origen (total o parcial) renovable de la matriz o el refuerzo. En términos de refuerzo, es muy interesante destacar que se pueden utilizar fibras naturales como el algodón, el lino, el cáñamo u otras fibras procedentes de madera reciclada o residuos de papel, o incluso productos intermedios procedentes de cultivos agrícolas que, además de promover la economía regional, aprovechan en algunos casos residuos naturales. Además, en esta edición, contamos con un ponente especializado en el Análisis del Ciclo de Vida de biomateriales (composites y otros) que justificará mediante este enfoque la sostenibilidad medioambiental de los mismos.

foto

En un momento de máximo interés social por el plástico y su relación con el medio ambiente, el congreso se presenta como un encuentro fundamental para estar al corriente de todo lo relativo al bioplástico, ¿cuáles serán los temas principales que abordará esta edición?

El seminario abordará las novedades en materiales pero también el estado actual de la legislación y otros asuntos como las ecoetiquetas y certificaciones para garantizar la calidad de los productos refiriéndose tanto al origen como a su capacidad de biodegardación.

Esta edición resultará reveladora del panorama legislativo y tecnológico actual para fabricantes de materia prima, empresas de transformación, fabricantes de maquinaria, usuarios finales, empresas dedicadas a la gestión y tratamiento de residuos plásticos, administraciones públicas con competencias en políticas medioambientales y centros de investigación, universidades y organismos públicos de investigación.

¿Cómo ha sido la evolución de los bioplásticos durante las siete ediciones del congreso?

Al tratarse edición tras edición los principales avances en cuanto a materiales y las aplicaciones más prometedoras, se puede tener una visión completa de cómo estos materiales han ido superando los principales hándicaps que presentaban hace 25 años. En el campo de aplicación del packaging, por ejemplo, dichos materiales nos permiten preservar y proteger cada vez más tipos de alimentos.

¿Puede adelantar algunos ponentes o empresas que participen?

En esta edición, contamos con la visión de más de 20 profesionales en el sector. El encuentro arrancará con un primer bloque sobre Bioplásticos y Bioeconomía en el que la Comisión Europea, European Bioplastics, Asobiocom y Aimplas explicarán cuál es el panorama actual con datos de mercado y tendencias y repasarán las políticas nacionales y europeas.

En la segunda sesión, la Agencia Catalana de Residuos abordará el papel de los bioplásticos en la gestión de los residuos y DTU la optimización de los productos bio con análisis de ciclo de vida, mientras que OWS y TÜV Austria Iberia tratarán el tema de la certificación y el ecoetiquetado como una oportunidad para las empresas a la hora de comunicar la calidad de sus productos biodegradables.

En otro de los bloques, empresas fabricantes de materias primas como Fkur, Neste o Kuraray presentarán sus últimos desarrollos. Las sesiones del día 4 concluirán con una mesa de casos de éxito en sectores como el del envase o la automoción de la mano de Ecoplas, Total Corbion y Covestro.

Las sesiones del 5 de marzo comenzarán con un panel de expertos de Carbiolice, Csic y Aimplas que hablarán de biotecnología, y más concretamente del papel de las enzimas en los procesos de biodegradación. A continuación, será el turno de las biorrefinerías, en el que Biotrend, Novamont y Biópolis abordarán la producción sostenible de biopolímeros a través de microorganismos.

El punto y final al seminario será una mesa de casos de éxito de la mano de Tipa-Corp, Plásticos Romero y Leistritz.

foto

Conocemos numerosas iniciativas de desarrollos de bioplásticos. Pero, en su opinión, ¿hay un futuro para su aplicación comercial de forma masiva?

Es importante considerar estos materiales, en el caso de los biobasados, para evitar el consumo de fuentes fósiles, agotables. Por otro lado, también es importante considerar aquellos cuyos residuos tienen capacidad de ser valorizados mediante compostaje industrial y generar un compost de calidad para aplicaciones agrícolas y hortofrutícolas. Aún con todo ello, las bondades de estos materiales deben aprovecharse para aplicaciones en las que su potencial esté perfectamente justificado (a través de herramientas como el Análisis de Ciclo de Vida, por ejemplo), lo que no justifica una sustitución masiva de materiales convencionales en cualquier aplicación.

¿Puede mencionar algunos ejemplos de estos materiales que cree que tendrán un largo recorrido?

En este sentido, y considerando el compostaje industrial como única forma de valorización de residuos, los materiales compostables presentan un largo recorrido en el que siguen siendo fundamentales. Si bien es cierto que a nivel legislativo se debe seguir trabajando para implantar un sistema de gestión robusto y cómodo para el ciudadano ya que el “contenedor marrón” tiene que ser accesible para toda la población.

La apuesta por plásticos biodegradables es, según algunos, un obstáculo para evitar el littering. Es decir, lo que hay que hacer es evitar que los plásticos lleguen a vertedero, al mar o al entorno, no favorecer que, una vez convertido en residuo, desaparezca. ¿Qué opina al respecto?

En este punto cobra especial relevancia la consideración de compostaje como única forma de valorización de residuos. Nunca se debe considerar el suelo, el agua o el mar, como lugares en los que abandonar los residuos, aunque el material tenga capacidad de biodegradar en ellos. Sí es interesante considerar materiales con esta capacidad si, en el caso de que se haya realizado una incorrecta gestión del residuo una vez alcanzado el final de su vida útil, este residuo acabe en el medio ambiente. Estos materiales biodegradables en diferentes medios pueden evitar problemas de littering, pero seguiría latente el principal problema, una mala gestión del residuo que solo se puede abordar con una mayor educación y concienciación de la ciudadanía.

foto

Reciclado mecánico, reciclado químico, valorización energética, reutilización... ¿Qué papel deben jugar los bioplásticos entre todas estas opciones?

Partiendo de la base de que los bioplásticos que proceden de fuentes renovables tienen la misma estructura química que sus homólogos convencionales y que solo difieren en la procedencia del carbono (en este caso de cultivos como la remolacha azucarera, entre otros), no existe diferencia en cuanto al potencial de los polímeros convencionales en campos como el reciclado mecánico, químico, su poder calorífico para la valorización y reutilización. Por otro lado, aunque algunos tipos de bioplásticos con capacidad de biodegradación en condiciones de compostaje no estén diseñados para un fin de vida como el reciclado o la valorización, pueden presentar buen comportamiento a dichos procesos (sin perder de vista en ningún caso, que su gestión adecuada una vez se convierten en residuos es el compostaje). La opción de reutilización es un punto que debe tenerse siempre en cuenta, ya que es una de las claves de la estrategia de plásticos elaborada por la Comisión Europea siguiendo la jerarquía de los residuos, y supondrá, sea cual sea el material, una reducción en consumo que evita el excesivo consumo de materias primas.

¿Dónde están las limitaciones técnicas en la fabricación y futuro uso de los biopolímeros?

La fabricación de biopolímeros biobasados no es el principal reto en la actualidad, ya que las biorrefinerías están desarrollando capacidad para más tipos de materiales (como es el LDPE, o el PP, que presentamos como novedad en el evento) y con capacidades de producción cada vez mayores. Para el caso de los polímeros compostables, el futuro va a estar ligado a una legislación que los promueva y a una implantación del sistema de valorización de residuos orgánico extendido en todo el territorio (capacidad de valorizar residuos orgánicos que actualmente es limitada).

¿Existe una normativa actualizada para todos estos materiales?

En este sentido, todavía faltan muchos aspectos por desarrollar, no solo en materia de bioplásticos, sino en todos los aspectos, como por ejemplo, la revisión de las directivas sobre residuos y residuos de envases, que deberán trasponer a su ordenamiento jurídico los Estados antes del mes de julio de 2020 según la estrategia europea. Es por tanto un punto de vital interés, el establecimiento de un marco normativo claro para los plásticos con propiedades biodegradables y compostables.

¿Puede explicar la estrategia europea 2030 en relación al uso de plásticos?

Aunque se presentan otros, la estrategia se fundamenta principalmente en tres aspectos. Por un lado, reducir los residuos plásticos, en este sentido, la Unión Europea llegó a un acuerdo para prohibir a partir del año 2021 artículos de plástico de usar y tirar como son los platos, cubiertos, bastoncillos y envases de poliestireno para alimentos. Por otro lado, la estrategia aboga por un reciclaje rentable y la mejora de la reciclabilidad de los productos. Y finalmente, fomentar la inversión y la innovación: entre las diferentes medidas se contempla incrementar el apoyo a la innovación con la asignación de una cuantía presupuestaria para desarrollar materiales plásticos más inteligentes y fáciles de reciclar, hacer que los procesos de reciclaje sean más eficientes, así como controlar y supervisar las sustancias nocivas y contaminantes de los plásticos reciclados.

foto

¿Pueden los bioplásticos procesarse como polímeros convencionales? ¿Supone muchos cambios para el transformador integrarlos en sus procesos?

Actualmente, el mercado cuenta con innumerables grados comerciales (en concreto de las principales familias como son el PLA, almidón, PHA, PBTA, o mezclas de polímeros) que son procesables con equipamiento convencional. Aunque en muchos casos, principalmente en cuestiones de I+D+i, se modifican los grados comerciales para mejorar las propiedades de partida, se hará siempre evaluando la procesabilidad. Si bien es cierto que los parámetros de procesado como la temperatura (en el caso de los materiales con capacidad de biodegradación hablamos de temperaturas más bajas) y el diseño del husillo deberán adecuarse a cada tipo de material para una procesabilidad adecuada.

¿Cómo animaría a un industrial a optar por estos materiales?

El fabricante no debe tener impedimento por motivos de procesabilidad ya que el mercado de este tipo de materias primas ha adaptado los materiales al equipamiento convencional (sin perder de vista algunas consideraciones en cuanto a parámetros de procesado) en el caso de materiales con capacidad de biodegradación. Por otro lado, en el caso de materiales homólogos a los convencionales, que proceden de fuentes renovables, no existe ningún impedimento en cuanto a procesabilidad ya que es exactamente la misma.

La implantación de gamas de productos fabricadas con este tipo de materiales abre al fabricante un interesante nicho de mercado que en muchos casos se adelantará a medidas legislativas que están por venir, que además va en línea con una mayor concienciación en materia de sostenibilidad por parte de la población (cada vez más consumidora de este tipo de productos).

¿Y a un consumidor a inclinarse por comprar un producto fabricado con materiales sostenibles?

Es evidente que el consumidor está cada vez más concienciado con el medio ambiente, además, en muchos casos está dispuesto a pagar más por productos sostenibles medioambientalmente (creciendo la demanda de productos de este tipo en los últimos años). Este tipo de consumidores está cada vez más educado en materias medioambientales y necesita productos en los que confiar, de ahí la importancia que cobran las ecoetiquetas y certificaciones garantizando la sostenibilidad y reforzando los compromisos tanto del consumidor, como de la industria.

Hemos asistido a la feria del plástico por excelencia la K en Düsseldorf y el tema principal sin duda ha sido la sostenibilidad pero también la voluntad de las empresas del sector de plástico por ofrecer soluciones que respeten el medioambiental, ¿cree que existe esa voluntad?

Sobre los composites “sostenibles” se habla mucho menos. En un momento en que los composites están utilizándose cada vez más por sus ventajas por ejemplo, en automoción o aeronáutica, ¿cree que la cuestión medioambiental también preocupa en este nicho de mercado?

Es evidente que se deben desarrollar y ecodiseñar productos teniendo en cuenta los principales pilares de la sostenibilidad y preocupación medioambiental (reciclabilidad, contenido de material reciclado, fácil valorización de residuos una vez se alcanza el final de su vida útil, reducción en la medida de lo posible de consumo de fuentes fósiles, alternativas compostables, etc), sea cual sea la aplicación, por lo que este tipo de materiales no debe quedarse atrás. Los composites, o materiales compuestos, son utilizados en una gran variedad de sectores industriales, tales como automoción, aeronáutica, construcción, náutica y recreación deportiva, como alternativa a los materiales tradicionales como el hierro, acero, aluminio o madera. Fabricar soluciones tecnológicas con materiales compuestos, teniendo en cuenta la renovabilidad total o parcial de las materias primas, está cada vez más al alcance de las empresas y existe una demanda latente de productos fabricados con este tipo de materiales.

En términos de sostenibilidad medioambiental, una gran cantidad de productos innovadores fabricados con materiales compuestos naturales están emergiendo como una alternativa fiable a los refuerzos de fibras sintéticas, especialmente en sectores como la automoción y la edificación.

Empresas o entidades relacionadas

Instituto Tecnológico del Plástico

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Pick Pack 12-14 febrero 2020PCD París: 20 a 30 Enero 2020 Paris Expo

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS