Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Arquitectura y Construcción
Conferencia de prensa con el Dr. Wolfgang Feist, fundador del Passiv House Institut

“Podemos actuar contra los efectos del cambio climático con una construcción eficiente”

José Luis París27/05/2020

El día 19 de mayo tuvo lugar una conferencia de prensa internacional online con el profesor Dr. Wolfgang Feist, físico y fundador del Passive House Institut (PHI), con el lema ‘Construyendo el futuro – sostenibilidad’. La conferencia fue convocada por la International Passive House Association (iPHA), el PHI y por IG Passivhaus.

Durante la conferencia de prensa, el Dr. Feist compartió su perspectiva acerca de cuál es la situación global de la industria de la construcción en la actualidad y de cómo puede será esta en el futuro poniendo como ejes de su evolución la sostenibilidad, el confort y la salud. También dio su visión del papel de la ciencia y la ética en la construcción y el futuro de la industria tras la situación sufrida por la pandemia de COVID-19.

foto
El Dr. Wolfgang Feist, fundador del Passive House Institute. Foto: Peter Cook.

En su intervención destacó que la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera es demasiado alta y se sigue incrementando, lo que supone un gran problema. “El daño que estamos creando es ya evidente, aunque parece que todavía no lo suficiente. Es una situación parecida a la de la crisis del COVID-19, cuando se detectaron los primeros casos nadie le dio la importancia debida. Hoy nos encontramos ante una pandemia mundial: cuando el daño es obvio, ya es demasiado tarde. En el caso de los gases de efecto invernadero, sucede lo mismo, el daño ya está hecho. No obstante, todavía estamos a tiempo de actuar para evitar esta evolución, y en algunas partes del mundo, como en Alemania, la industria ya ha aplicado medidas”.

En ese país, a pesar de la alta demanda de servicios de energía experimentada entre 1990 y 2015, “en los últimos 30 años ha habido mejoras significativas en eficiencia, gracias a la tecnología y la ciencia. Si a esto le añadimos el aumento del uso de las energías renovables, comprobamos que hemos reducido en un 1,9% anual la parte no renovable del consumo de energía primaria; a este ritmo, se necesitarán 50 años para reducirlo a cero. Si aumentamos la eficiencia y las energías renovables, podemos reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera a casi cero en algunas décadas”.

Como ejemplo de la mayor eficiencia energética, el Dr. Feist mostró que en 2003 un monitor de ordenador tenía un consumo de 76 vatios, mientras que en 2018, un dispositivo de lectura con tinta electrónica tenía un consumo de 1 vatio, lo que implica una reducción del 98,7%.

“Lo mismo se puede aplicar a la construcción”, explica el Dr. Feist. El 30% del consumo energético se utiliza en la calefacción de edificios. En un ejemplo de rehabilitación aplicando principios del estándar Passsivhaus, un edificio, antes de la reforma, tenía un consumo energético de 200 kWh/m2 al año; tras la actuación, este pasó a 26 kWh/m2 al año, con el cambio de ventanas y la mejora de los aislamientos, entre otras acciones. “La mejora de la eficiencia del edificio pasó a ser del 85%”.

Hay estudios que demuestran que utilizando los principios del estándar EnerPhit, desarrollado por el PassivHaus Institut para rehabilitaciones altamente eficientes, “se obtienen grandes beneficios en la demanda de energía de los edificios una vez renovados, con unas reducciones del 70 o el 80% en comparación a antes de la reforma. No son estudios teóricos, sino reales sobre obras ya concluidas. El impacto en la reducción de la demanda es muy alto. Aunque las energías renovables nos permiten almacenar energía para utilizarla después según las necesidades, es una buena idea reducir primero la demanda energética”.

foto

Un instante de la conferencia de prensa mantenida con el Dr. Feist sobre la construcción del futuro siguiendo criterios de sostenibilidad.

“Si realizamos estas mejoras, podemos llegar a reducir el consumo de energía en un 80% en una vivienda rehabilitada y en un 90% en obra nueva –insistió Feist-; esta recuperación de energía es un hecho demostrado científicamente por lo que está en nuestras manos tomar medidas”.

Construcción sostenible y asequible

En el caso de construcciones de obra nueva, el consumo de energía podía llegar a casi el 0%. Puso como ejemplo la primera casa pasiva construida en Darmstadt, Alemania, desde donde el Dr. Feist estaba impartiendo su intervención en esos momentos. “Entre 1992 y 2016, el promedio de gasto energético para calefacción de este edificio ha sido 8,4k Wh/(m2a). En comparación con el consumo medio de un edificio nuevo, supone una reducción del consumo del 86%”.

Asimismo, la elección de materiales sostenibles puede contribuir en ahorros de hasta el 50% en la demanda energética de un edificio, incluyendo el proceso de construcción.

El Dr. Feist sostuvo que la construcción Passvihaus no solo es sostenible, sino también asequible, como lo demuestran algunas construcciones de vivienda social realizadas en Alemania y Austria en la última década, en los que con una muy reducida inversión adicional por metro cuadrado -83 euros- respecto a una construcción tradicional, se consiguen ahorros anuales de hasta 45kWh.

Entre los ejemplos de viviendas sociales construidas bajo el estándar Passivhaus, Wolfgang Feist citó el edificio Bolueta, en Bilbao -el edificio residencial Passivhaus más alto del mundo hasta la fecha-, una construcción residencial en Filadelfia, Estados Unidos, el barrio de nueva construcción Bahnstadt, en Heilderberg, Alemania, o el mayor barrio construido por completo según el estándar en el mundo, en la ciudad China de Gaobeidian.

foto
Torre Bolueta, en Bilbalo, de VA Arquitectos. Es el edificio residencial Passivhaus más alto del mundo en la actualidad.

También destacó que no basta con utilizar componentes y materiales sostenibles para obtener los resultados deseables, sino que estos deben responder a los necesidades exigibles para certificar una construcción como exige el estándar Passivhaus y responder a sus principios: estanqueidad al aire, ausencia total de puentes térmicos excelente aislamiento térmico ventilación mecánica con recuperación de calor y ventanas de altas prestaciones.

La construcción según criterios Passivhaus no implica un sobrecoste inasumible, ya que el coste adicional es de entre “el 3 y el 8% del total del presupuesto constructivo, aunque también tenemos ejemplos en los que el sobrecoste es cero. El líneas generales, y salvo excepciones, el gasto en la construcción de una casa pasiva suele estar entre los 1600 y 2800 €/m2, siendo el promedio de coste adicional en Alemania del 6%”.

Viviendas saludables

La situación de pandemia de coronavirus que estamos atravesando ha hecho que mucha gente haya podido percibir las carencias que tiene en sus viviendas, sobre todo en términos de espacio, acceso al exterior o posibilidades de una buena ventilación. Sobre todo en este último aspecto, el estándar Passivhaus tiene una de sus grandes bazas, ya que, según Feist, una casa certificada nos proporciona un aire mucho más sano y limpio gracias a la ventilación mecánica con recuperación de calor: “Algunos han empezado a hablar de la ventilación higiénica, es decir que existe suficiente aire limpio y no recirculado del exterior, que además está filtrado. Lo más interesante es que esto es exactamente lo que el criterio de certificación Passivhaus ha contemplado desde sus inicios: la ventilación con recuperación de calor es la gran contribución a la salud y el confort de las personas, es la única razón por la que se instala un sistema de ventilación, por la salud, no por el ahorro de energía. Aún así, cabe remarcar que una maquina de ventilación casi no consume y, además, transporta el aire limpio mejorando la calidad del aire interior y ahorrando alrededor del 90% de energía, que se perdería ventilando de forma tradicional”.

Asimismo, el aislamiento térmico que proporciona Passivhaus también ayuda en la lucha contra la propagación del virus ya que al eliminar las filtraciones de aire se evita que este pueda entrar en las viviendas y, además, se mejora el confort en el interior. “Si existiera un problema con el suministro de energía, una vivienda pasiva está preparada para mantenerse confortable durante 10 o 15 días, y en algunos casos incluso más”, explicó el físico.

La sostenibilidad como revulsivo en la recuperación económica

Wolfgang Feist cree que la apuesta por una construcción sostenible podría tener un importante papel en la recuperación económica tras el escenario de la crisis del COVID-19, pero que asumir ese rol dependerá del interés que tenga el propio sector de la construcción. “Muchos actores del sector se niegan a adoptar los estándares de sostenibilidad y prefieren seguir construyendo a la vieja usanza. Queremos conseguir el compromiso de una parte del sector que sí está implicado en un cambio hacia la sostenibilidad. El sector de la construcción podría ser el motor de la economía si una mayoría optase por el camino de la sostenibilidad. Las medidas de eficiencia energética que promovemos tienen un impacto positivo en la economía, crean muchos empleos y conllevarían una mayor producción local”.

Además, el físico sostiene que iniciarse en proyectos de construcción sostenible bajo el estándar Passivhaus no es difícil para pequeñas y medianas empresas, ya que solo se precisa contar con el ‘know how’ y el asesoramiento formativo impartido por los expertos en formación Passivhaus. “Cuando llegamos a China –explica Feist- muchos dudaban de la calidad del sector de la construcción, pero impartimos cursos y formamos a los profesionales solamente dos días antes de empezar la obra. Me sorprendió mucho la capacidad, habilidad y rapidez con la que aprendieron. Si vemos hoy los edificios construidos, los resultados son excelentes”.

foto
En Heldelberg, Alemania, se ha construido el nuevo barrio Bahnstadt. Todos los edificios, tanto de vivienda como de locales, siguen los criterio del estándar Passivhaus. Foto: Passive House Institute.

Además, el profesor también destacó los beneficios sociales que implica una construcción siguiendo criterios de sostenibilidad. Explicó que en países en lo que la construcción no está tan industrializada o no se cuenta con componentes tan evolucionados, también es posible cumplir con el estándar, porque un edificio Passivhaus, “no tiene necesariamente por qué ser una solución de alta tecnología. Es posible construir edificios pasivos con materias primas de cercanía, como la madera. Lo único que necesitamos es una mejor educación respecto a cómo hacerlo. Es muy interesante porque nos hemos dado cuenta de que no solo es posible conseguir este tipo de construcciones mejoradas en países como India o Bangladesh, sino que también repercute de forma positiva en el nivel educativo de la gente de ese país. La educación es el principal problema que tenemos en este planeta. Tenemos informes que indican que en zonas rurales de China donde se han construido edificios sostenibles, los índices en la educación han mejorado”.

Compromisos legislativo e individual

En cuanto a la Directiva de Eficiencia Energética de Edificios, explicó que “la Comisión Europea no tiene la autoridad de hacer una ley sobre eficiencia energética en edificios, así que ha delegado esta tarea en las naciones y cada una de ellas ha creado sus propias herramientas de cálculos. El problema es que estas herramientas están muy influenciadas por los lobbies de cada país y no son comparables entre ellas”. El fundador del Passive House Institute destacó el trabajo de países como Luxemburgo, Dinamarca o Suecia. “Alemania ha introducido nuevos estándares de eficiencia pero todavía nos queda mucho por hacer, en la actualidad nos situamos al nivel de Suecia en los años 80. Estamos décadas atrás de los países escandinavos”, añadió.

foto
El Dr. Wolfgang Feist durante una de sus intervenciones en la pasada Conferencia Anual del Passive House Institute. Foto: PHI.

También se refirió al Pacto Verde Europeo, que contempla medidas para luchar contra el cambio climático, como la reducción de emisiones y residuos o la renovación de los edificios para mejorar su eficiencia energética, entre muchas otras. “Necesitamos soluciones en el sector de la eficiencia energética y las energías renovables, necesitamos invertir tanto en ellas como se está invirtiendo en la fusión nuclear porque esta última no está probado que funcione, las renovables sí. Europa ha apostado por ellas en el Pacto Verde Europeo y puede tener mucho éxito, pero necesita el compromiso de las personas”, ha explicado Feist.

En este sentido, el fundador del PHI aseveró que revertir la crisis climática es una tarea colectiva, en la que todos debemos estar implicados. “Tenemos que conseguir el compromiso de las personas, más allá de las empresas y de las compañías. Necesitamos tomar decisiones, ser parte de este desarrollo positivo, porque el cambio climático está matando gente. Yo hace tiempo que decidí formar parte de este desarrollo sostenible, pero es algo que tenemos que decidir cada uno de nosotros individualmente. El coronavirus está matando al 1-2% de la población mundial, son demasiadas muertes. En el caso del cambio climático no dispondremos de una vacuna, así que tenemos que actuar con responsabilidad y contundencia ahora; si no lo hacemos, el cambio climático podría llegar a matar al 60-70% de la población mundial a finales de siglo. Tenemos que cambiar nuestra actitud y reducir emisiones de CO2”, ha argumentado Feist.

Para concluir su intervención el Dr. Feist manifestó que “podemos solucionar la crisis climática, pero solo si decidimos actuar pronto de manera significativa. Si lo hacemos, podremos actuar consecuentemente con esta decisión. Ahora sabemos que, si no tomamos medidas, el nivel del mar a finales de este siglo podría incrementar en 50 centímetros; esta sería solamente una de las consecuencias del cambio climático, habría otras como grandes desertificaciones, sequías, vientos fuertes… Todo esto podría crear problemas severos en las poblaciones, que llevaría a su vez al surgimiento de conflictos. Para evitarlo, el cambio tiene que ser global e inmediato, disponemos de unos 50 años para alcanzar un futuro sostenible sin demasiados problemas. Este futuro incluye edificios energéticamente eficientes con un porcentaje abrumadoramente alto de energías renovables, así como un sector de transporte sostenible”.

La contribución del Passivhaus

Tal y como explica el propio Passive House Institute (PHI), la contribución de las viviendas pasivas a la ciencia está ampliamente documentada, pero la crisis climática y el coronavirus han evidenciado los beneficios para la salud, el medio ambiente y la economía. La ventilación a través de un sistema de recuperación de calor significa que los edificios pasivos mantienen una cantidad continua de aire fresco y filtrado y una temperatura interior confortable. Esto, junto con otros componentes constructivos de alta calidad como ventanas, aislamiento óptimo y ausencia de puentes térmicos, significa que los edificios pueden confiar en técnicas pasivas para su climatización. De este modo, se reducen las necesidades de calefacción y refrigeración con un importante ahorro económico y, sobre todo, las emisiones contaminantes. Como los edificios tienen una baja demanda energética, esta puede satisfacerse fácilmente usando energías renovables generadas localmente.

El Passive House Institute, con sede en Darmstadt (Alemania), es un instituto de investigación independiente que promociona y controla el uso altamente eficiente de la energía en los edificios. El Instituto, fundado en 1996 por el Dr. Wolfgang Feist, ocupa una posición de liderazgo internacional con respecto a la investigación y el desarrollo en el campo de la construcción con eficiencia energética.

El PHI organizará su conferencia anual, prevista para el mes de septiembre en Berlín. Por primera vez, la conferencia tendrá carácter virtual y podrá sesguirse on-line a través de la página web https://passivehouseconference.org/en/

foto
La Conferencia Anual 2020 del Passive House Institute tendrá carácter virtual.

Empresas o entidades relacionadas

Consorcio Passivhaus Edificios de Consumo Casi Nulo

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Asociación Empresarial de Puertas Manuales y Automáticas TecnologiaHelske Energy Save SpainCasaDecorAsociación Española de Fabricantes de Fachadas Ligeras y Ventanas -ASEFAVE-Asefave Manual Fachadas VentiladasASEFAVEFundación para el Reciclaje de Aparatos de IluminaciónNebext - RebuildHabitissimo, S.L.

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS