Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Ventanas y Cerramientos

Edificios Trade. Barcelona, 1965-1969

Beatriz Médola, arquitecta.10/06/2020
En la Barcelona de los años 60, José Antonio Coderch reinterpretó el muro cortina convencional para construir una de las obras maestras de la arquitectura española contemporánea.
foto
1. Dos de las torres de los Edificios Trade en el momento de su inauguración. Fondo familia Cuyàs / Institut Cartogràfic i Geològic de Catalunya (ICGC).

En 1965, José Antonio Coderch y de Sentmenat (Barcelona 1913 - L’Espolla 1984) ya había intentado por dos veces construir edificios de oficinas en Barcelona. La primera en 1956, cuando participó, junto con los jóvenes arquitectos Federico Correa y Alfonso Milà, en el concurso para el nuevo Banco Transatlántico de Passeig de Gràcia; la segunda en 1960, cuando se planteaba la construcción de la sede de Hoechst Ibérica en la calle Travessera de Gràcia. En ambos casos ya se planteaba el uso de un muro cortina para estas fachadas. Años después Coderch justificaba así su predilección: “Creo que los edificios, a partir de una cierta altura, necesitan ser tratados con un material de fachada ligero, si no acaban pareciendo monstruos pesados. El vidrio cumple muy bien este requisito.”1 Las Torres Trade, impulsadas por la promotora inmobiliaria Habitat2, serían la primera oportunidad para explorar estas posibilidades.

foto
2. José Antonio Coderch de Sentmenat (1913-1984) en la cubierta del catálogo de su primera gran exposición en Madrid. MOPU, 1989.

Unas oficinas con una volumetría de elevada densidad

Construido entre los años 1965 y 1969, el complejo se caracteriza por sus cuatro torres de planta curvilínea, con envolventes totalmente acristaladas de un marcado color gris que determina la materialidad aparente de la obra.

El proyecto inicial de los edificios Trade partía de una ordenación inicial aprobada por el Ayuntamiento que contaba con una volumetría que  se distribuía en cuatro torres de formas prismáticas dispuestas al tresbolillo, y un cuerpo bajo de planta rectangular en la parte inferior que unía a tres de ellas. Las cuatro torres debían ser de planta cuadrada, de dimensiones de 20 m x20 m y con una altura de PB+10 plantas.

foto
3. Las torres son emplazadas al tresbolillo a lo largo de la Av. de Carlos III. Ortofoto, 1987. Institut Cartogràfic i Geològic de Catalunya (ICGC).

Cuando el proyecto fue encargado a Coderch, la volumetría inicial no se correspondía a sus intereses personales por una arquitectura más orgánica. La reducida esbeltez de las torres3 orientó al arquitecto, ya desde el inicio, a proponer una solución más ligera y moldeando la forma de cuatro torres simétricas en planta ameboide. En un resumen de su proyecto, Coderch justificaba así sus decisiones: “Se han proyectado los distintos edificios con formas más curvas para evitar la agresividad de las esquinas en un conjunto tan denso. Se ha utilizado el muro cortina en diente de sierra para adaptarlo mejor a las curvas y para aligerar el edificio.”4

foto
4. Modificación de la ordenación general de volúmenes para pasar de torres de planta cuadrada a sinuosa. Beatriz Médola, 2020.

Frente a la restricción municipal de origen, el arquitecto decidió, por tanto, ondular el perímetro de las torres, evocando las primeras soluciones de rascacielos de cristal de Mies van der Rohe y tal vez algunas de las formas de los vasos de vidrio de Alvar Aalto5. Estas ondulaciones estaban circunscritas en un nuevo cuadrado de 22 m x 22 m y esta forma permitía la entrada de luz natural de manera más gradual en las oficinas.

foto
5. Dibujo interpretativo del replanteo de las curvas del contorno de las torres. Beatriz Médola, 2020.

Un basamento conecta tres de estas torres ¾torre oeste, este y norte¾, y se dispusieron en ese nivel unos jardines intersticiales que acompañan el dibujo orgánico de las torres. Quien pasa y las observa todavía percibe el fuerte impacto de contemporaneidad que tuvieron cuando fueron construidas. En cambio, sólo los que se acercan a explorar sus aledaños descubren los detalles de una planta baja rica en soluciones sorprendentes y de un basamento delimitado con grandes hojas acristaladas pulidas y curvadas que se disponen con total gracia y libertad y provocan el reflejo del curioso que pasa por delante de sus superficies. La planta baja tiene, a su vez, un zócalo en hormigón que acompaña el dibujo de los jardines y de sus caminos, y se extiende con un cerramiento de vidrio curvado que valora la fluidez de este espacio de transición entre lo urbano y lo privado.6

foto
6. Publicidad de las “torres de los negocios” en una vista imposible. Destino, 8 junio 1968, p. 46.

La distribución de cada torre se desarrolla alrededor de un núcleo central para que la totalidad de las oficinas ocupen el perímetro acristalado. El núcleo central se convierte al mismo tiempo en una zona de recepción, encuentro y circulación que contiene: escaleras, ascensores y servicios públicos. Los pilares de acero dispuestos en el perímetro de los edificios están retrasados para permitir el paso libre del cerramiento exterior de fachada.7

foto
7. Las dos últimas torres en construcción en octubre de 1968. TAF Helicòpters / Arxiu Nacional de Catalunya.

Un muro cortina facetado en diente de sierra

Según Maria Lluïsa Borràs8,el arquitecto José Antonio Coderch tenía como desafío proyectar espacios de oficinas con condiciones óptimas de trabajo en todos los despachos, disponiendo de luz natural y vistas exteriores en todas las orientaciones. De esta forma, se plantearon unas fachadas sinuosas y transparentes que determinan el valor arquitectónico del complejo, y que se resuelven con un particular muro cortina. Para poder adaptarse mejor al perímetro curvilíneo, las ventanas están divididas en franjas verticales, que configuran el ritmo arquitectónico de la fachada, y que están soportadas por montantes asimétricos formando así un diente de sierra. El módulo dimensional base del muro cortina es de 80 cm entre montantes y se compone con un antepecho opaco y una ventana fija. Estos antepechos destacan mucho más en la noche cuando contrastan con la luz artificial interna de las torres, haciendo que la reconocible silueta del edificio sea aún más clara y objetiva. Este antepecho opaco está formado  por un doble tabicón de obra cerámica con una cámara rellena de hormigón celular y se convierte en una gran repisa interior que integra los pilares de la estructura, los equipos de aire acondicionado y permite diversas combinaciones de mesas de trabajo.

foto
8. Contraste entre una de las torres en construcción y las casas del barrio de Les Corts. Fondo Josep Maria Font Pons / Arxiu Municipal de Districte de Les Corts.

El lenguaje arquitectónico de los edificios Trade se caracteriza por su transparencia, fluidez, reflejos y coloración de tonos grises. La gran responsable de estos aspectos es la piel, que utiliza de manera innovadora el muro cortina unido a la planta sinuosa del edificio,lo que proporciona reflejos inigualables.

Naturalmente, uno de los desafíos del montaje de la fachada era consecuencia de sus curvas cóncavas y convexas, que no posibilitaban soluciones inmediatas ni sencillas. Inicialmente, la solución más lógica hubiera sido buscar un elemento estándar que resolviera la fachada pero en eses momento los montantes existentes en el mercado no atendían a las necesidades arquitectónica y constructiva del proyecto, por lo que Coderch ensayó, finalmente, una geometría curva con muro cortina en diente de sierra. La empresa que dio apoyo al proyecto y finalmente construyó la fachada fue la firma italiana Curtisa, a través su representante la empresa vasca Metalúrgicas Terán9. Curtisa acababa de montar el muro cortina de la torre Pirelli de Milán10 y la amistad de José Antonio Coderch con Gio Ponti debió facilitar probablemente los contactos. El perfil de aluminio del montante tiene la cara frontal doblemente biselada y las dos caras laterales tienen dispuesto asimétricamente el rebaje para encajar el vidrio y su junquillo, solución que permite el efecto de diente de sierra.

foto
9. Dibujo interpretativo de la sección vertical, alzado exterior y sección horizontal, a la altura de la repisa, del muro cortina de los edificios Trade. Beatriz Médola, 2020.

Una vez levantada la estructura de las torres, se dispusieron los montantes principales del muro cortina, con una longitud de 6 m,  mediante escuadras fijadas a los frontales alternos de los forjados. Dichos montantes se empalmaban entre ellos y se sujetaban simultáneamente por su extremo inferior y superior,  de tal manera que se mantuvieran estables en caso de dilataciones y contracciones; la sujeción superior era la que soportaba el peso producido por cada tramo de muro cortina.

foto
10. Dibujo interpretativo de la sección transversal de un montante del muro cortina de los edificios Trade. Beatriz Médola, 2020.

Además del sistema de montaje del muro cortina, una de las particularidades del proyecto fue la elección del acristalado: un vidrio templado y tintado tipo Parsol, de color gris, de 6mm de espesor, fabricado por Cristalera Española. Los vidrios tintados, por su alto contenido en óxidos metálicos, absorben gran parte de la radiación solar, alcanzando factores solares significativamente más bajos que los vidrios transparentes. El vidrio tintado gris se consigue combinando proporciones de óxidos de cobalto, níquel y selenio, y añadiéndole finalmente óxido de hierro, obteniendo así, un efecto que disminuye la presencia de la radiación solar en el interior del edificio. Esto ocurre gracias a la propiedad física de los óxidos metálicos que dotan al vidrio de mayor capacidad de absorción, posibilitando factores solares entre el 40% y el 60%.11

foto
11. Vista interior en obras del antepecho de una de las oficinas, Beatriz Médola, 2019.

En concreto, el vidrio utilizado en los edificios Trade evita un 49% de la transmisión de la radiación solar incidente12. Este aspecto tiene sus ventajas y también sus inconvenientes porque, aunque se consigue un alto ahorro energético desde el punto de vista de la refrigeración en el caso de las cargas de climatización de verano, en contrapartida también priva la entrada de los rayos solares en épocas más frías de invierno cuando interesaría aumentar las ganancias térmicas por la radiación incidente. Los antepechos están revestidos por el exterior con un vidrio esmaltado tipo Emalit, con el fin de mantener el aspecto cromáticamente continuo del muro cortina que, al ser también un vidrio de color oscuro, también absorbe y retienen el calor en su propia masa.

foto
12. Publicidad de la empresa italiana Curtisa, que fabricó y montó el muro cortina de los edificios Trade. La Vanguardia Española, 14 enero 1968.

Los muros cortina de primera generación: mejora de su eficiencia energética y respeto a sus valores patrimoniales

Como es bien sabido, los arquitectos del Movimiento Moderno, como Coderch,  mostraban desde nuestro punto de vista una confianza excesiva en los sistemas de climatización artificiales sin contemplar como un requisito de diseño la limitación de la demanda. En los edificios Trade debemos tener en cuenta además que, al poseer una carpintería de aluminio sin rotura de puente térmico y un acristalado simple, el cerramiento es ciertamente poco aislante y por tanto muy poco eficiente desde el punto de vista energético.

Precisamente, ante este problema, a efectos de la climatización de cada planta de las torres, esta se subdividió  en cuatro cuadrantes, que reciben calefacción o refrigeración de manera independiente según sus propias necesidades. El arquitecto describía el sistema de climatización de la manera siguiente: “No se ha tenido en cuenta la orientación (en el diseño constructivo de las fachadas) por exigirse vista libre en todas direcciones, pero el sistema de calefacción, refrigeración y acondicionamiento del aire es automático y funciona invierno y verano. Durante el invierno funciona a veces la refrigeración y la calefacción automáticamente a medida que varía la posición del sol.”13 De esta manera, la solución de climatización satisfacía el confort térmico, pero, de hecho, no demostraba ninguna preocupación por el uso desmedido de sistemas e instalaciones mecánicas con un alto consumo energético.

foto
13. Sectorización de la climatización de las torres por cuadrantes. Beatriz Médola, 2020.

En el actual contexto medioambiental de reducción del impacto ambiental de la construcción y de cambio de modelo energético,  el análisis de los edificios Trade moviliza la exigencia de proceder a una rehabilitación energética a fin de ahorrar recursos y reducir las emisiones asociadas de CO2. Sin embargo, estos nuevos requisitos se sobreponen a otras cuestiones arquitectónicas de índole cultural y patrimonial.

El reconocido valor arquitectónico de los Edificios Trade conllevó, en su día, su catalogación por parte del Ayuntamiento de Barcelona como Bien con elementos de interés arquitectónico en grado C (mantenimiento de volúmenes, fachadas, tipo y uso; mantenimiento y/o recuperación de texturas, materiales y cromatismos originales).14 En un reciente estudio de la autora de este artículo realizado aplicando una metodología cuidadosa de diagnosis 15, se ha comprobado que sería posible pasar de la actual calificación energética E a C con una rehabilitación energética de la fachada que sea respetuosa con los valores patrimoniales protegidos de la arquitectura de Coderch.16

Generalizando, se podría afirmar que existe una necesidad de que los edificios con muros cortina de primera generación sean rehabilitados energéticamente pero a partir de un conocimiento y una sensibilidad específica. Para no desfigurar su apariencia debería ser indispensable intervenir de manera cauta e inteligente, procurando reutilizar los propios elementos originales de cada obra, pero reinventando unas fachadas más eficientes con el compromiso de mantener y respetar, los conceptos arquitectónicos originales de los edificios.

foto
14. Los Edificios Trade en la actualidad. Norto Méndez, fotógrafo. Generalitat de Catalunya, 2008 (CC BY-NC 2.0).

Referencias citadas

  1. Sòria 1997 [1979], p. 62.
  2. El accionariado de Habitat estaba encabezado por Josep Maria Figueras i Bassols, muy próximo al Banco Catalán del Desarrollo, filial del Banco de Madrid.
  3. El mismo Coderch deseaba unas torres un poco más esbeltas: “[...] a las torres les faltan un par de pisos. Pero esto no pudo ser.”, Sòria 1997 [1979], p. 62.
  4. Coderch 1970, p. 30.
  5. Llobet 2011.
  6. Corbetta y Parés 2005.
  7. La planimetría del proyecto puede encontrarse en Fochs 1992 [1989], p. 162-167.
  8. Borràs 1969, p. 53.
  9. Rentería 2013, p. 106-109.
  10. Salvo 2006.
  11. Boada 2013.
  12. Corbetta y Parés 2005.
  13. Coderch 1970, p. 30.
  14. Edificis Trade, c. Corts, 27-33, Portal d’informació urbanística BCN, Ajuntament de Barcelona [Consulta 30/12/2019] https://ajuntament.barcelona.cat/informaciourbanistica/cerca/ca/fitxa/1999/—/—/cp/
  15. Bosch et al. 2006.
  16. Médola 2020.

Bibliografía de las referencias citadas

  • Boada, Salvador, 2013. Los límites del vidrio. Aproximación analítica a los límites de las prestaciones energético-lumínicas del vidrio [en línea]. Barcelona: Universitat Politècnica de Catalunya. Trabajo final de máster dirigido por Ignacio Paricio. Disponible en: http://hdl.handle.net/2099.1/19684
  • Borràs, Maria Lluïsa, 1969. [La semana artística] Premio de arquitectura FAD 1968. En: Destino. Vol. XXXII, no. 1644, p. 52-53.
  • Bosch, Montserrat, Ruiz, Galdric, López, Fabián y Rodríguez, Inma, 2006. Avaluació energètica d'edificis: l'experiència de la UPC, una metodologia d'anàlisi. Barcelona: Edicions UPC, 2006
  • Coderch, José Antonio, 1970. Edificios Trade en la Gran Vía Carlos III en Barcelona. En: Arquitectura. Vol. 12, nº. 144 (Dic. 1970), p. 30-33.
  • Corbetta, Gavina y Parés, Macià, 2005. Edificis Trade de Barcelona: estructura i tancament. Barcelona: Universitat Politècnica de Catalunya. Trabajo final de carrera de los estudios de Arquitectura Técnica, inédito, dirigido por Jaume Rosell y Ramon Graus.
  • Fochs, Carles, ed., 1992 [1989]. J.A. Coderch de Sentmenat: 1913-1984. 3 ed. Barcelona: Gustavo Gili.
  • Llobet, Xavier, 2011. Edificios Trade, 1965-1968. En: S. Landrove, ed., Equipamientos II: Ocio, deporte, comercio, transporte y turismo: Registro DOCOMOMO Ibérico, 1925-1965. [Barcelona]: Fundación Caja de Arquitectos, Fundación DOCOMOMO Ibérico, p. 156.
  • Médola, Beatriz, 2020. Edificios Trade de Barcelona: una posible rehabilitación energética de la obra de Coderch [en línea]. Barcelona: Universitat Politècnica de Catalunya. Trabajo final del Máster Universitario en Construcción Avanzada en la Edificación dirigido por Montserrat Bosch y Ramon Graus. Disponible en: http://hdl.handle.net/2117/189494.
  • Rentería, Isabela de, 2013. Detalles en la arquitectura de J.A. Coderch [en línea]. Barcelona: Universitat Ramon Llull. Tesis doctoral dirigida por Eduard Bru y Robert Terradas. Disponible en: http://hdl.handle.net/10803/127187.
  • Salvo, Simona, 2006. Facciate continue: Storia tecnologia e restauro di un sistema costruttivo italiano. En: L’architetto italiano. Vol. III, no. 13, p. 64-67.
  • Sòria, Enric, 1997 [1979]. Conversaciones con J.A. Coderch de Sentmenat. Murcia: COAATM, Librería Yerba, Cajamurcia. Arquilectura, 32.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Asefave Manual Fachadas VentiladasAsociación Empresarial de Puertas Manuales y Automáticas TecnologiaASEFAVER+TConstrucción IndustrializadaAsociación Española de Fabricantes de Fachadas Ligeras y Ventanas -ASEFAVE-Aepa

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS