Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
“No es el pez grande el que gana negocio, sino aquel que se adapta mejor”

Entrevista a Joan Guasch, director de Programas Públicos de Eurecat

Javier García11/04/2018

Joan Guasch es director de Programas Públicos de Eurecat, centro tecnológico de referencia en Cataluña. Además, dirige el Industry 4.0 Congress, uno de los principales atractivos de la feria Advanced Factories, que este año reunió a más de 170 ponentes de todo el mundo quienes profundizaron sobre tendencias y tecnologías como IoT, robótica, impresión 3D, Inteligencia Artificial, Big Data, Blockchain o Cloud computing. De todo ello habla Guasch en esta entrevista.

foto
Joan Guasch es director de Programas Públicos de Eurecat y director del Industry 4.0 Congress.

Además de su cargo en Eurecat, usted dirige el Industry 4.0 Congress. ¿Con qué ha sorprendido este año el congreso? ¿Qué destacaría de esta edición?

El Industry 4.0 Congress ha confirmado un aumento del conocimiento por parte de los industriales de todo lo que son tecnologías de digitalización aplicables a entornos industriales. Además, hemos visto que, si bien sectores como la automoción y la tecnología sanitaria siguen encabezando este capítulo, ramos más tradicionales están empezando a interesarse por la fabricación avanzada, algo que nos satisface porque nuestro territorio es heterogéneo y todos los sectores deben hacer el paso hacia una industria digitalizada.

Dicen que crece el interés por la digitalización industrial, sin embargo, una buena parte de nuestras fábricas son pymes. ¿Cree realmente que las pequeñas y medianas empresas de nuestro país están sensibilizadas con los nuevos conceptos de Industria 4.0, Big Data o Internet of Things?

Personalmente, soy optimista. He notado un notable aumento del interés por parte de industriales de pequeñas y medianas empresas españolas. A pesar de ello, es cierto que el mensaje todavía no ha llegado a la totalidad de este segmento empresarial y debemos seguir promoviendo actuaciones encaminadas a esta finalidad. Aunque somos conscientes de que no todas las pymes darán este salto, desde Eurecat trabajamos para que el máximo número posible de ellas se suba al tren de la fabricación avanzada y de la digitalización industrial.

Muchas de estas pymes creen que a estas nuevas tecnologías de la llamada Cuarta Revolución Industrial solo le pueden sacar partido las grandes empresas. ¿Con qué argumentos trataría de convencerlas de lo contrario?

El negocio industrial está cambiando y en la medida en que la industria que aporta valor sigue siendo competitiva y sigue participando de los beneficios de un determinado sector, producto o servicio. Es por eso que si observamos cambios de modelos de negocio como, por ejemplo, la aparición y crecimiento de Amazon en el sector de la distribución, llegamos a la conclusión de que no es el pez grande el que gana negocio, sino aquel que se adapta mejor. A pesar de ello, nadie debe dudar del efecto de arrastre que tienen las grandes industrias. Tanto por recursos como por conocimiento, su influencia en la transformación digital del resto del tejido industrial es absoluta y necesaria.

foto

¿Estamos preparados para el reto que supone la personalización en masa?

Tecnológicamente cada día aparecen innovaciones encaminadas a poner en práctica esta personalización en masa. Debemos preguntarnos primero si la sociedad está preparada para consumir productos personalizados en masa. En sectores como la alimentación o la medicina, los tratamientos personalizados suponen múltiples ahorros para el contribuyente. En cambio, aún existe una resistencia a su consumo, quizás derivada del desconocimiento. Y completando la respuesta, es bien cierto que la tendencia a la personalización en masa también conlleva la servilización de los productos. Cada vez consumiremos más productos personalizados que nos ofrecerán múltiples funcionalidades adaptables a nuestras necesidades y gustos.

La tecnología que parecía del futuro ya es presente. ¿Están nuestros profesionales preparados para ella?

Si observamos las últimas innovaciones tecnológicas, notaremos que su uso e implementación es cada vez más fácil e intuitivo. El concepto ‘plug&play’ ha calado; nadie concibe hoy en día una tecnología que sea muy complicada de emplear. Dicho de otra forma, no estamos frente a un problema de profesionales preparados sino de predisposición a incorporar las nuevas tecnologías en su trabajo cotidiano. Nótese además que el acceso a la información y la formación es cada vez más fácil, inmediato y económico. En Eurecat estamos constatando que la barrera más importante a superar es la mentalidad y la cultura de la propia empresa. La digitalización industrial no se debe improvisar, y en su plan de despliegue se deben incluir programas formativos y de generación y, obviamente, de retención de talento.

¿Cuál es su opinión acerca de la formación que se imparte en carreras y estudios técnicos? ¿Se ajusta a las necesidades del mercado?

El mercado laboral cambia rápidamente para adecuarse a la transformación digital de la industria y a las nuevas necesidades. En cambio, el mercado formativo es más lento, por reglamentación y por recursos disponibles en las aulas y en los talleres formativos. En beneficio del tejido industrial nacional, esta velocidad debería ser más alta, a lo cual nos hemos propuesto contribuir desde Eurecat con programas formativos especializados y encuentros como el Industry 4.0 Congress, en el que empresas y expertos ponen en común cuestiones y retos claves para avanzar en este campo.

foto

Usted es director de Programas Públicos de Eurecat, un centro tecnológico de referencia en Cataluña. ¿Somos competitivos en materia de I+D?

Disponemos de todos los ingredientes necesarios, pero debemos ser más eficientes a la hora de gestionarlos. También es verdad que el gasto privado en I+D que se realiza en España está por debajo de la media europea. Afortunadamente, España sigue de cerca las políticas de I+D que la Comisión Europea recomienda. Por el contrario, la industria necesita mayor dotación presupuestaria, concreción en calendario a medio y largo plazo, menor gestión administrativa y disponer de entornos favorables para la transferencia tecnológica. Los centros tecnológicos aportamos una parte de los recursos necesarios, conocemos muy bien el sistema de innovación, tanto regional, nacional como internacional, y estamos absolutamente comprometidos con el desarrollo económico de las industrias. Definir instrumentos de financiación comprometidos hasta tres o cinco años vista, se traduciría con una mejor eficiencia y acercaría los resultados de la I+D más al mercado final.

“Dedicamos grandes esfuerzos a generar conocimiento y poca atención a la retención del talento”

¿Por qué muchos de los desarrollos y patentes fruto del trabajo de nuestros investigadores acaban desarrollándose y comercializándose en otros países? ¿Qué no se hace bien?

Dedicamos grandes esfuerzos a generar conocimiento y poca atención a la retención del talento. En países como Estados Unidos o del norte de Europa, vemos que la valorización de los resultados de I+D está socialmente más aceptado. El hecho de que un investigador pueda conseguir implementar su empresa está vinculado a elementos como que no se penalice el fracaso y se valore el riesgo. Y sin olvidar el efecto atractivo que supone la retribución salarial. En nuestra cultura, cuesta más dar el último paso si no se ve el éxito cerca o fácilmente.

Por otro lado, la tendencia a trabajar en colaboración con otras empresas y perseguir un mismo fin está más afianzada en otras regiones del planeta.

Aún no hemos asimilado la Industria 4.0 y ya se habla de la Industria 5.0. ¿Hacia dónde se dirige la automatización?

Hay que ir más allá de los nombres y de las etiquetas. Más que hacia dónde va la automatización debemos prestar atención a hacia dónde va nuestro modelo de sociedad. La sociedades modernas y avanzadas disponen de un tejido industrial competitivo y afianzado en el territorio. Observamos además un alto grado de digitalización, incluyendo automoción y robótica industrial. En este sentido, cada vez habrá más integración de autómatas e inteligencia artificial. Los sistemas ciberfísicos se generalizarán en todas las operaciones de la industria. Esto incluye las operaciones de mantenimiento, de recursos humanos y de gestión diaria, entre otros ejemplos. No obstante, hay estudios que advierten de que el grado de aprovechamiento de la capacidad productiva automatizada está por debajo del esperado y del nivel óptimo. Ello significa que aún nos queda mucho jugo que sacar a las innovaciones tecnológicas de las que ya disponemos actualmente. Es aquí, en saber aprovechar aquello que no estamos usando actualmente, dónde radica la clave del éxito de los nuevos modelos de negocio industrial.

foto

Una referencia en tecnología

Eurecat es el centro tecnológico de referencia en Cataluña. Cuenta con más de 600 profesionales, que prestan servicio a más de 1.500 empresas para que puedan acelerar sus procesos de innovación, disminuir el gasto en infraestructuras científicas y tecnológicas, reducir riesgos y obtener conocimiento especializado para aumentar su competitividad. Con un volumen de ingresos de 43 millones de euros anuales, el centro participa en 160 grandes proyectos consorciados de I+D+i nacionales e internacionales de alto valor estratégico y cuenta con 81 patentes y 8 spin-off.

Empresas o entidades relacionadas

Advanced Factories
Fundació Privada Ascamm (Eurecat)

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Profei, S.L. (Polusólidos)

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS