Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

El índice de precios de los alimentos de la FAO decae en junio en gran medida a causa de la intensificación de las tensiones comerciales

Redacción oviespana.com05/07/2018

El índice de precios de los alimentos de la FAO tuvo un promedio de 173,7 puntos en junio, un 1,3 por ciento menos respecto a su nivel de mayo. La disminución obedeció sobre todo a unos precios de referencia más bajos para el trigo, el maíz y los aceites vegetales, incluyendo los elaborados con soja.

El índice de precios de los alimentos de la FAO es una medida de la variación mensual de los precios internacionales de una canasta de productos alimenticios.

El índice de precios de los cereales de la FAO cayó un 3,7 por ciento a nivel mensual. A pesar del empeoramiento general de las perspectivas de producción para los principales cereales, hubo “descensos relativamente pronunciados” en los precios internacionales del maíz y del trigo, reflejo del aumento de las tensiones comerciales. Por el contrario, los precios del arroz aumentaron.

El índice de precios de los aceites vegetales de la FAO disminuyó un 3,0 por ciento en relación a mayo, hasta alcanzar su nivel mínimo de 29 meses. Bajaron igualmente los precios de los aceites de palma, soja y girasol.

El aumento de las tensiones comerciales entre los Estados Unidos de América y la República Popular China lastró de forma especial los precios de exportación de origen estadounidense, liderados por la soja, con la fortaleza del dólar EEUU ejerciendo una mayor presión a la baja.

El índice de precios de los productos lácteos de la FAO disminuyó en un 0,9 por ciento, debido a que las menores cotizaciones de los quesos -que reflejan mayores disponibilidades de exportación en la Unión Europea y los Estados Unidos de América- compensaron con creces el aumento de los precios de la leche en polvo descremada.

Prevista una caída en la producción y existencias de cereales

La FAO actualizó también su pronóstico para la producción mundial de cereales de este año, fijado ahora en 2 586 millones de toneladas, que son 64,5 millones de toneladas (un 2,4 por ciento) menos que la producción récord de 2017.

El nuevo pronóstico emitido hoy en la Nota informativa de la FAO sobre la oferta y la demanda de cereales es de 24 millones de toneladas menos de lo proyectado por la FAO el mes pasado, reflejando las menores perspectivas de producción de trigo en la Unión Europea y trigo y cereales secundarios en la Federación de Rusia y Ucrania.

Se pronostica que la utilización mundial de cereales aumentará a 2 641 millones de toneladas en 2018/19.

Dado que se prevé que la utilización supere a la nueva producción, las existencias mundiales de cereales acumuladas en las últimas cinco temporadas tendrán que reducirse en alrededor de un 7 por ciento desde sus niveles de apertura de temporada. Esto debería dar como resultado que el ratio entre existencias mundiales de cereales y su utilización caiga al 27,7 por ciento, lo que representa la primera disminución en cuatro años -baja desde el 30,6 por ciento-, aunque todavía muy por encima del mínimo histórico del 20,4 por ciento registrado en la temporada 2007/08.

Se espera que la reducción de los inventarios sea mayor para el maíz, mientras que las existencias de arroz deberían de aumentar por tercer año consecutivo.

En lo relativo al comercio mundial de cereales, las previsiones indican que se mantenga en general sólido también en 2018/19, cercano al nivel casi récord de 2017/18.

» El índice de precios de los alimentos de la FAO *registró en junio de 2018 un promedio de 173,7 puntos, esto es, 2,4 puntos (o un 1,3 %) por debajo del nivel de mayo, lo cual representa el primer descenso intermensual desde el principio del año. La mayoría de los mercados se han debilitado en general últimamente, en gran medida debido a las crecientes tensiones en las relaciones de comercio internacional.

» El índice de precios de los cereales de la FAO se situó en junio en un promedio de 166,2 puntos, es decir, 6,4 puntos (o un 3,7 %) menos que en mayo, aunque, aun así, sigue estando casi un 8 % por encima de su nivel en el mismo período del año pasado. El descenso de junio obedeció a las caídas relativamente acusadas de las cotizaciones del maíz y el trigo, mientras que los precios del arroz aumentaron. A pesar del empeoramiento general de las perspectivas sobre la producción, en junio bajaron los precios del trigo y el maíz, siguiendo tendencias similares a las observadas en la mayoría de los productos básicos, derivadas de la intensificación de las tensiones comerciales. Por el contrario, los precios internacionales del arroz subieron, debido a la restricción de la oferta que sustentó el aumento de las cotizaciones del arroz japónica y el arroz aromático, lo cual compensó con creces la caída de los precios del arroz índica.

» El índice de precios de los aceites vegetales de la FAO registró en junio un promedio de 146,1 puntos, esto es, una disminución de 4,5 puntos (o un 3 %) respecto de mayo, descendiendo así por quinto mes consecutivo y alcanzando su nivel más bajo en 29 meses. Esta caída se debió al descenso de las cotizaciones de los aceites de palma, soja y girasol. La continua caída de los precios del aceite de palma refleja la atonía de la demanda mundial, así como el efecto indirecto de la debilidad de los productos de la soja provocada por las recientes tensiones comerciales. Al igual que en el caso del aceite de soja, la acumulación de existencias adicionales en varios países también deprimió los precios, mientras que las cotizaciones del aceite de girasol disminuyeron a causa de una producción mayor a la prevista, especialmente en Ucrania y la Unión Europea (UE).

» El índice de precios de los productos lácteos de la FAO se situó en junio en un promedio de 213,2 puntos, es decir, 2 puntos (o un 0,9 %) menos que en mayo, pero aun así un 2 % por encima del valor correspondiente al mismo mes del año pasado. El descenso de junio se debió a la disminución de las cotizaciones de los quesos, que contrarrestó con creces la subida de los precios de la leche desnatada en polvo, mientras que los precios de la mantequilla y de la leche entera en polvo se mantuvieron estables. Las mayores disponibilidades exportables en los Estados Unidos de América y la UE deprimieron los precios de los quesos, mientras que la persistente demanda de importación sustentó los precios de la leche desnatada en polvo. Las cotizaciones de la mantequilla y la leche entera en polvo subieron en Europa, pero disminuyeron ligeramente en Oceanía.

» El índice de precios de la carne de la FAO registró un promedio de 169,8 puntos en junio, esto es, un aumento marginal (del 0,3 %) respecto de mayo, pero, aun así, un 3,3 % menos que en junio de 2017. El pequeño incremento intermensual se debió sobre todo al alza de los valores de la carne de ovino, así como a una pequeña subida de los precios de la carne de cerdo, mientras que las cotizaciones de las carnes de bovino y aves de corral sufrieron una leve caída. La sólida demanda de importaciones en un contexto de escasa oferta proveniente de Oceanía condujo a un aumento de los precios de la carne de ovino, mientras que los precios de la carne de porcino aumentaron gracias a la firme demanda, especialmente en Europa. Los abundantes suministros para la exportación procedentes de Australia explican la disminución de los precios de la carne de bovino, mientras que los precios de la carne de aves de corral descendieron a causa de las cuantiosas disponibilidades exportables, en particular en el Brasil, sumadas a la escasa demanda de importaciones.

» El índice de precios del azúcar de la FAO se situó en junio en un promedio de 177,4 puntos, es decir, 2,1 puntos (o un 1,2 %) más que en mayo, lo que representa el primer aumento tras seis meses consecutivos de descensos. El alza de los precios internacionales del azúcar se debió principalmente a la preocupación acerca de las perspectivas sobre la producción de azúcar en el Brasil, el mayor productor y exportador de azúcar del mundo, ya que las condiciones atmosféricas secas siguen afectando de forma negativa a las cosechas de caña de azúcar. Las noticias sobre un mayor uso de caña de azúcar para la producción de combustibles a base de etanol en el Brasil también empujaron al alza los precios internacionales del azúcar.

* A diferencia de otros grupos de productos básicos, la mayoría de los precios utilizados en el cálculo del índice de precios de la carne de la FAO no se encuentra disponible en el momento del cómputo y publicación del índice de precios de los alimentos de la Organización; por tanto, el valor del índice de precios de la carne de los meses más recientes se deriva de una combinación de precios previstos y observados. En ocasiones, esto puede hacer precisas revisiones significativas del valor final del índice de precios de la carne de la FAO que, a su vez, podrían influir en el valor del índice de precios de los alimentos de la Organización.


ENLACES DESTACADOS

Ovino

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Las CC AA opinan sobre la nueva PAC (II): Cataluña

Teresa Jordà, Consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación: "Un punto clave de la PAC son los derechos históricos, en los que pienso que debería haber un amplio consenso para eliminarlos"

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS