Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

La tembladera del cordero puede infectar a humanos, según un estudio de expertos franceses

Redacción oviespana.com23/12/2014

La encefalopatía espongiforme ovina o tembladera del cordero puede de infectar a humanos, si bien no se ha demostrado una transmisión directa, concluye un estudio publicado en "Nature Communications".

Un equipo de la Escuela Nacional de Veterinaria de Toulouse ( Francia ), liderado por Olivier Andreoletti, comprobó con ratones que esta enfermedad de priones -proteínas patógenas que producen alteraciones neurodegenerativas contagiosas en varias especies animales- podía transmitirse. Para su experimento, los expertos modificaron genéticamente a los roedores para que tuvieran priones proteínicos humanos, para ver si éstos eran susceptibles de ser infectados por priones causantes de la tembladera, propia de ovejas y cabras.

Esa posibilidad de transmisión entre especies depende de la compatibilidad de sus priones y hasta ahora, no se conocía el potencial de la encefalopatía espongiforme ovina o tembladera del cordero para contagiar a humanos.

En el modelo de los científicos -el mismo usado en 1996 para confirmar la transmisión de vacas a humanos en el brote de vECJ en el Reino Unido-, los priones de tembladera se transmitieron a los de los ratones "humanizados" "con una eficacia comparable a las del ganado afectado por EEB".

Los resultados, añaden, sugieren que los priones de tembladera pueden infectar a humanos y plantean nuevos interrogantes "sobre un posible vínculo entre priones animales y de personas", afirman.

Los expertos advierten sin embargo que el estudio "no es concluyente, porque no demuestra directamente una transmisión a humanos", por lo que, señalan, se necesitan más estudios a fin de confirmar que existe dicho vínculo.

Los expertos recuerdan que la tembladera del cordero ha existido durante siglos sin incidencia en la salud humana y apuntan que, en caso de poder ser transmisible por alguna vía, es improbable que suponga un peligro para la salud pública.