Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Producir carne de ovino en Uruguay es más rentable que la carne de vacuno

Redacción oviespana.com13/06/2014

Según publica el diario El Observador en su edición digital, Diego Saavedra, gerente general de Central Lanera Uruguaya (CLU), dictó una conferencia titulada “Tendiendo puentes entre la producción y los mercados más exigentes”, en la primera jornada de Agro en Foco cumplida en Salto. Explicó que la empresa CLU es el nexo con los productores y que tiene como gran tarea la de agregar valor.

Dijo que ha sido trascendente la definición alcanzada desde el primer día en cuanto a que iba a ser una empresa de vocación exportadora y que desde su primer momento iba a salir a exportar al mundo.

La única estrategia válida en una empresa de productores es agregar valor a la calidad, para atender mercados exigentes que valoricen esa producción. Además agregar valor no es solo mejorar el precio, sino que lo es también el bajar el riesgo de la incertidumbre, explicó Saavedra.

Opinó que en los establecimientos hay tres formas de agregar valor: aumentar la productividad, mejorar la calidad y reducir los costos.

En esas tres líneas CLU trabaja junto a sus productores, así como también se entiende que agregar valor es tener presencia en los mercados a lo largo de los años.

También en la carne ovina se trabaja en el agregado de valor, donde junto al Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) y el Frigorífico San Jacinto son pioneros en la exportación de la carne del cordero pesado, dejando atrás una época que significaba vender carne de capón y de oveja a mercados “de tercera con precios de tercera”.

El técnico del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), Marcelo Gratarola, destacó que el margen bruto por hectárea del engorde de corderos en los últimos 10 años supera en US$ 120 al de un engorde de novillos, margen que en los primeros cinco meses de 2014 fue de US$ 140, por lo que vale producir en los dos rubros.

También es viable producir corderos en zonas agrícolas, en los llamados puentes verdes o en praderas, si bien complica desde el punto de vista de la mano de obra y de instalaciones, pero lo justifica en términos económicos.

En base a lo señalado, expresó que si el ovino compite bien con el vacuno justifica tenerlo bien en el establecimiento y hacerlo más competitivo por las tres variables fundamentales que hay de manejo y que son señalar más dentro de los recursos que se disponen, afinar el diámetro de la lana y engordar el cordero. “Hemos visto que se puede duplicar el margen bruto por ovino en stock”, sostuvo.