Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Cientos de ganaderos piden en Valladolid soluciones para el sector ovino

Redacción oviespana.com13/01/2011
Cientos de ganaderos de Castilla y León se han manifestado por el centro de Valladolid en demanda de soluciones para el sector ovino, convocados por la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL).
Una pancarta, en la que se podía leer ‘Por la rentabilidad de nuestras explotaciones’, encabezaba la marcha, acompañada de música por megafonía y del estallido de petardos. ‘Por unos precios justos para el ovino’ era el lema de otra de las pancartas.
El sector del ovino - caprino es de vital trascendencia para la economía de esta región pues no se puede olvidar que aglutina el 70% de la producción nacional, además reúne a buena parte de los profesionales más dinámicos de Castilla y León que han realizado fuertes inversiones en sus explotaciones, adaptándolas a las nuevas realidades de los mercados, sin que ese esfuerzo se vea recompensado ni por el apoyo de las Administraciones Públicas ni por el pago de su leche a un precio que se pueda calificar de justo como consecuencia de la actitud mafiosa de la industria.
La situación está llegando hasta el punto que 8.000 explotaciones de esta región se encuentran abocadas a su desaparición teniendo en cuenta que las pérdidas por litro superan los 0,24 euros. Así, según las estimaciones de la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL), estos profesionales han perdido más de 42 millones de euros del sector en lo que va de 2010 con respecto a los mismos meses de 2009. La caída del precio en origen de la leche, ha pasado de 0,75 euros / litro en 2009 a 0,72 en la actualidad, se traduce en una reducción de las rentas de más de 24 millones de euros, mientras que el incremento del coste de los piensos, que suponen más del 60% de los gastos de la explotación, alcanza los 18 millones como consecuencia de la subida de cerca del 25% que ha experimentado en el último año pasando de 198 euros por tonelada en 2009 a los 240 que paga en estos momentos un ganadero.
El coordinador de la Unión de Campesinos de Castilla y León, Jesús Manuel González Palacín, ha augurado una “presión insoportable” ante la Junta de Castilla y León y la industria láctea, si las cerca de 8.000 explotaciones de ovino de la Comunidad “siguen en la crisis permanente en la que están desde 2005”.
El responsable de la organización agraria ha denunciado que los ganaderos de ovino se ven obligados a vender a la industria transformadora por debajo de los costes de producción, ya que los precios son similares a los que percibían en la década de 1980. Mientras, la industria láctea genera “grandes beneficios” y recibe importantes ayudas de la Administración, con cerca de 400 millones de euros previstos en el periodo 2007-2014, según Palacín. Los ganaderos piden a la Junta que condicione estas ayudas a la firma de un contrato con los ganaderos que les garantice “unos precios justos”.
En la última década, el sector del ovino ha perdido en Castilla y León cerca del 40% de sus ganaderos y alrededor del 20% de las cabezas de ganado.
Una representación de la Unión de Campesinos se ha reunido al término de la marcha con la viceconsejera de Desarrollo Rural, María Jesús Pascual. La viceconsejera ha advertido de que la Unión Europea no permite condicionar las ayudas a la firma de contratos de precios con los ganaderos, pero sí “primar”, como hace la Junta de Castilla y León, a las industrias que suscriban acuerdos en favor de los productores. Las normas de competencia impiden un precio cerrado, pero no que se establezcan unos márgenes en función de una serie de criterios.
Pascual ha añadido que el Real Decreto que tramita el Gobierno prevé la obligatoriedad de los denominados contratos tipo entre industrias y ganaderos, lo que redundará en una mayor estabilidad y transparencia en los precios. Asimismo, ha defendido la labor de la Junta en apoyo del sector, con ayudas y mesas de interlocución que no existen en otras comunidades.