Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Los quesos de la provincia de Teruel se han colocado en poco tiempo en la élite mundial

Redacción oviespana.com31/10/2011
Según publicaba el periódico el Heraldo de Aragón en su página web el pasado domingo, los quesos de la provincia de Teruel, una industria joven cuya producción se disparó hace escasamente cuatro años, han empezado a hacerse un hueco en el panorama mundial, cosechando premios y calificaciones extraordinarias de calidad que los sitúan en la élite de estos productos agroalimentarios.
Los últimos galardones los acaparan queserías situadas en los dos extremos de la provincia: una, en La Fresneda, en la comarca del Matarraña; y otra, en Albarracín. La producción de ambas es tan dispar como lo son sus materias primas: la lecha de cabra, en el primer caso; y la de oveja, en el segundo.
En la fábrica de quesos Sierra de Albarracín ocupa un lugar destacado el galardón que la empresa recibió el año pasado en Birmingham (Inglaterra) que distinguió a una de sus variedades como el mejor queso del mundo en la categoría de queso de oveja semicurado de leche cruda, el producto estrella de la quesería.
"Aunque también producimos queso con leche pasterizada, la verdad es que nos gusta trabajar con leche cruda -señala el director de la empresa, Alberto Asensio-. Tiene más calidad porque transmite todos los matices de la alimentación de las ovejas".
Para el director de esta empresa, el éxito de su queso radica en el origen de la leche de oveja -"constante y controlada", dice- y en la homogeneidad del producto. El toque artesano lo proporciona el moldeo a paño, como se realizaba antiguamente.
Su producción ha alcanzado en estos momentos los 65.000 kilos de queso de oveja, una cifra que todavía les permite seguir manteniendo un proceso de elaboración artesanal. Asensio asegura satisfecho que en los últimos diez meses se han incrementado un 50% las ventas, tanto a nivel nacional como internacional.
EN EL CORAZÓN DEL MATARRAÑA
La granja artesanal Freixneda de Cabra, ubicada en la localidad de La Fresneda, también se ha sumado a la élite mundial de los quesos, al quedar incluido su producto en la selección del restaurante madrileño Poncelet Cheese bar -toda una institución nacional en la cultura de los quesos tanto españoles como del resto de Europa-, dentro de los cien bocados más apetecibles. A pesar de la sorpresa con que Juan Ramón Mata, quesero y propietario, ha acogido este honor, no se trata del primer reconocimiento que recibe su popular queso Cabriola.
Dice que su exclusividad se deja notar también en su temporalidad, ya que durante los meses de septiembre y octubre no fabrican quesos, "porque las cabras están pariendo y las dejamos descansar". Además, el Cabriola tiene una vida muy corta. "A los quince días de haber ordeñado ya está listo para consumir, pero a los 40 días ya empieza a perder sus propiedades y a adquirir un sabor demasiado agresivo". Mata reconoce que la crisis le ha hecho mella, "pero al ser un negocio pequeño, lo amortiguamos mejor" y reconoce que "los premios ayudan a hacer marca, a que te conozcan".

ENLACES DESTACADOS

Ovino

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Las CC AA opinan sobre la nueva PAC (II): Cataluña

Teresa Jordà, Consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación: "Un punto clave de la PAC son los derechos históricos, en los que pienso que debería haber un amplio consenso para eliminarlos"

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS