Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Efectos en la inmunidad de los cabritos de diferente lactorreemplazantes utilizados

Redacción oviespana.com29/11/2016

El ganado caprino es un sector fuertemente arraigado a varias zonas de España, entre las que se encuentra Canarias, estando principalmente orientado hacia la explotación lechera para su transformación en queso y productos lácteos. Así, se hace indispensable la utilización de la lactancia artificial en la cría de los cabritos, especie en la que aún no está muy desarrollada esta práctica, al contrario que en el vacuno o en el ovino.

De esta premisa partió la tesis doctoral presentada por Isabel Moreno Indias en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, con el objetivo de avanzar en la investigación sobre la utilización de lactorreemplazantes en el ganado caprino.

Son muchos los lactorreemplazantes comerciales que se pueden encontrar en el mercado los cuales están formulados específicamente para cada especie y están basados principalmente en leche de vaca, cereales y grasa vegetal. Sin embargo, muchos han sido los esfuerzos puestos en encontrar otros ingredientes más baratos, encontrando en el lactosuero una buena materia prima debido a su composición. Sin embargo, se ha visto que esta composición se ve influenciada por su origen. Así, se analizaron 60 muestras de lactosuero provenientes de queserías artesanales y 20 de queserías industriales del Archipiélago Canario, encontrándose que aquellos lactosueros producidos en las queserías industriales presentaban un contenido en materia seca y en grasa mayor que el de las queserías industriales, al igual que ocurría con respecto a las concentraciones de lactoferrina y de albúmina sérica caprina. Sin embargo, el perfil de ácidos grasos no se vio afectado.

Por otro lado, un conocimiento más profundo del sistema inmune caprino, es necesario. Una parte muy importante del sistema inmune es el sistema del complemento, el cual engloba a todos los demás sistemas inmunitarios funcionando como una red. Poco se conoce acerca del sistema de complemento caprino, por lo que se hace indispensable su estudio. Así, para comprender un poco más este sistema, por un lado, se desarrolló una técnica hemolítica para medir su actividad, para lo cual hubo que encontrar los eritrocitos que se utilizarían en los ensayos, encontrando en los eritrocitos humanos una buena opción y consiguiendo unos mejores resultados al sensibilizar estos eritrocitos humanos con anticuerpos de conejo, además de desarrollar un buffer que fuera capaz de medir la actividad y de fácil disponibilidad, obteniendo buenos resultados con el llamado DGHB++, el cual posee en su formulación HEPES en vez del veronal normalmente utilizado en estos ensayos. Por otro lado, con el fin de profundizar más en el conocimiento del sistema de complemento caprino, se aislaron tres proteínas mayoritarias de este sistema de complemento: el factor H, C1q y C3, observando que son muy semejantes a las de humano.

Por otro lado, actualmente se están desarrollando una gran cantidad de productos enriquecidos con ácidos grasos poliinsaturados omega-3 debido a las recomendaciones que se han lanzado desde los principales organismos de salud mundiales. Así, los productos cárnicos han sido uno de los principales alimentos en los que se ha probado esta fortificación, basados en el hecho de que la composición de ácidos grasos de la dieta va a ser un factor determinante en la composición de los ácidos grasos del músculo y de los tejidos adiposos de los animales prerrumiantes. Asimismo, hay evidencias de que el consumo de estos ácidos grasos poliinsaturados por parte de los cabritos, mejoran el crecimiento y la calidad de la canal y de la carne, así como el estado inmune del animal. Así, se desarrolló el siguiente experimento, en el que se dividieron 30 cabritos en tres grupos diferenciados por sus dietas: un primer grupo alimentado con un lactorreemplazante comercial, y otros dos grupos en los que se le adicionó a este lactorreemplazante un producto rico en DHA, uno a baja concentración (9 g/l) y otro a alta concentración (18 g/l), y se midieron parámetros concernientes al crecimiento, conformación y calidad de la canal y de la carne por un lado y del estado inmune por otro. Si bien, no se encontraron diferencias debidas a la dieta en la mayoría de los parámetros estudiados, a excepción del perfil de ácidos grasos, los cuales fueron desarrollados en la grasa intramuscular, perirrenal, pélvica, subcutánea e intermuscular, en donde se observó que aquellos animales suplementados con DHA veían aumentadas las concentraciones de este ácido graso en sus tejidos de una manera dosis-dependiente, mejorando el ratio omega-6/omega -3 que tan importante es para la salud. En cuanto a los parámetros medidos del estado inmune (IgG, IgM, actividad del complemento y actividad de la chitotriosidasa), tampoco se encontró ninguna diferencia atribuida a la dieta. Estos resultados nos llevan a concluir que la adición de ácidos grasos poliinsaturados omega-3 se justifica como medida para mejorar los perfiles de ácidos grasos, pero no para el resto de parámetros.

Continuando con el tema central, aunque la leche de vaca es un componente esencial en todos los lactorreemplazantes y por otro lado, el alimentar con leche de vaca a los cabritos es una práctica habitual entre los ganaderos, poca ha sido la atención que se le ha puesto a este producto desde una aproximación científica, por lo que se hace necesario su estudio en relación con el crecimiento, la calidad de la canal y de la carne y del estado del animal alimentado con este producto. Si bien, dentro de la tónica de la presente tesis, se desarrolló un experimento en el que además se probaba el uso de la fortificación con DHA. Así, tres grupos experimentales fueron propuestos: uno control alimentado a base de leche de cabra, uno segundo al que se alimentó con leche de vaca entera en polvo con una concentración del 16% y un tercer grupo al que se le adiciono una concentración del 0,9% (p/p) de DHA a la leche de vaca en polvo con la misma cantidad de materia seca final del 16%. Se midieron parámetros relativos al crecimiento, calidad de la canal y de la carne, así como otros referentes al sistema inmune del animal: IgG, IgM, actividad del complemento y la chitotriosidasa. No se encontraron diferencias en los parámetros relativos al crecimiento y calidad de la canal y de la carne, si bien de nuevo se encontraron diferencias en cuanto al perfil de ácidos grasos, volviéndose a poner de manifiesto que la adición de ácidos grasos omega-3 en la dieta del animal, enriquece en este ácido graso los tejidos del animal. En cuanto a los parámetros inmunes, tampoco se observó ningún efecto.

Si bien, aunque la mejora de la calidad nutritiva de las carnes suplementadas con DHA es patente, esto no tendría sentido sin una buena percepción sensorial por parte del consumidor. Muchos son los trabajos estudiando los perfiles de ácidos grasos de las carnes suplementadas con ácidos grasos omega-3, pero pocos han puesto la atención necesaria sobre la calidad sensorial de dichas carnes, así carnes pertenecientes a cabritos alimentados con leche de cabra, lactorreemplazante, leche de vaca entera en polvo, lactorreemplazante suplementado con una dosis baja de DHA, lactorreemplazante suplementado con una dosis alta de DHA y leche de vaca entera en polvo suplementada con una dosis baja de DHA, fueron evaluadas descriptivamente por un panel de nueve catadores semientrenados, así como por una prueba triangular realizada por consumidores habituales de carne de cabrito, encontrándose que las altas dosis de ácidos grasos poliinsaturados omega-3 producen carnes con olores extraños, flavores rancios y a hígado, y una baja puntuación en la apreciación global, pero que sin embargo las carnes suplementadas con una baja dosis de DHA mantienen la percepción sensorial positiva.

ENLACES DESTACADOS

Ovino

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Las CC AA opinan sobre la nueva PAC (III): Castilla y León

Juan Pedro Medina, director general de la PAC en Castilla y León: "Es necesario incentivar al joven agricultor que se inicia en la actividad a través de un cambio en la percepción que la sociedad en su conjunto tiene del sector agrario"

Las CC AA opinan sobre la nueva PAC (II): Cataluña

Teresa Jordà, Consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación: "Un punto clave de la PAC son los derechos históricos, en los que pienso que debería haber un amplio consenso para eliminarlos"

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS