Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

El mercado de Burgos acoge esta semana más de 200 corderos entre 70 y 80 euros por cabeza

Redacción oviespana.com18/12/2012
Se acerca la Navidad y rara es la mesa que un año más no luzca un lechazo para su degustación, salvo impedimento de la crisis económica. Es también la época que sirve de cierto desahogo para los ganaderos de ovino que sufren, desde hace demasiado tiempo, las dificultades por las que atraviesa el sector, según publica El Diario de Burgos. La producción de leche no da para vivir porque no cubre los costes y la carne apenas se paga con el elevado precio de los piensos. El Mercado de Ganado de Burgos, que tiene como improvisado recinto la Plaza de Toros, movió el martes pasado un centenar de lechazos de la raza castellana, con unos precios que rondaron los 60 euros cada animal. Esa semana será la fuerte, la principal de todo el año, con un gran volumen de corderos, con más de 200 unidades y entre 70 y 80 euros por cabeza. «De no ser así, otra ruina. Son los días en que más tiene que costar un lechazo», asegura José María Valdivielso, ganadero con explotación en Torrepadre y presidente de Asaja Burgos.
Pero el movimiento de lechazo en estas fechas no se limita al Mercado, de referencia para la zona, sino que también hay mucho trasiego en los propios corrales. Los carniceros acuden a las explotaciones para cerrar las compras y, de paso, escogen el ‘material’. Mejor calidad pero también se encarece el precio porque estas últimas semanas son ejemplares que han costado entre 70 y 75 euros.
Unos precios que no empañan la crisis estructural de la ganadería que tiene su traducción en el cierre de explotaciones y no solo del sector ovino. Es la sangría que tiene difícil solución. Hay otro reflejo de esta situación que viene marcado por el sacrificio de ganado en mataderos, en lo que a carne de cordero se refiere. Burgos ha pasado de estar a la cabeza a ocupar un lugar secundario. Según la encuesta que elabora el Ministerio de Agricultura, las cabezas sacrificadas de corderos en la provincia fueron de 677.000 en 2007 y el año pasado fue de 317.000. Se trata de una caída del 53%, por encima de la media del descenso regional (-18%) y nacional (-24%).
Hay una cosa clara. La producción y el consumo de carne de cordero, como por ejemplo el lechazo, ha caído mucho en España. Pero este descenso es, especialmente, preocupante en Burgos. En cambio, Segovia ha sabido aprovechar este descalabro para incrementar el número de sacrificios de corderos, en ese mismo periodo, un 18%, mientras que Zamora logra mantenerse.

ENLACES DESTACADOS

Ovino

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Las CC AA opinan sobre la nueva PAC (II): Cataluña

Teresa Jordà, Consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación: "Un punto clave de la PAC son los derechos históricos, en los que pienso que debería haber un amplio consenso para eliminarlos"

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS