Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

La OIE recomienda que se mejore y se armonice la formación de los veterinarios en todo el mundo con un plan de estudios básico

Redacción oviespana.com28/07/2016

Después de tres días de fructíferos debates, los 350 participantes (provenientes de más de 90 países) de la 4ª Conferencia de la OIE sobre educación veterinaria aprobaron una serie de recomendaciones destinadas a afianzar las mejoras de la educación veterinaria a nivel mundial. La conferencia abordó las maneras de garantizar la excelencia de la profesión veterinaria a escala mundial, alentando la armonización de la enseñanza de la educación veterinaria en el mundo. Ciertamente, consolidar la educación veterinaria constituye los cimientos de la mejora sostenible de los Servicios Veterinarios, cuya calidad es fundamental para responder a los cambios sociales, económicos y medioambientales que deben afrontar la profesión y nuestra sociedad.

Hacer frente a los retos sanitarios de la actualidad y futuros es fundamental para mitigar, no solo las amenazas relacionadas con la aparición de nuevas enfermedades animales o la reemergencia de enfermedades ya existentes, sino también los consecuentes efectos económicos y sociales. Esta cuestión debe ser tratada en un contexto en el que el clima, los sistemas de producción y la población demográfica están en constante evolución, al igual que las demandas de la sociedad en el campo de la seguridad alimentaria, la inocuidad de los alimentos, la salud pública veterinaria y el bienestar de los animales. A este respecto, la sociedad espera que la profesión veterinaria responda eficazmente a diversas inquietudes.

La calidad de los Servicios Veterinarios depende de múltiples factores, en la que las cualificaciones adecuadas, los conocimientos científicos y la experiencia constituyen un requisito previo esencial para una profesión veterinaria fiable, representada por los componentes del sector público y privado de los Servicios Veterinarios nacionales. Estos son imprescindibles para mantener sistemas de sanidad animal capaces de llevar a cabo operaciones de vigilancia, detección temprana y notificación, así como de ofrecer una respuesta rápida ante cualquier brote natural, accidental o intencional de una enfermedad animal.

Construir basándose en los logros pasados

Las conferencias anteriores de la OIE sobre educación veterinaria abordaron la necesidad de mejorar la calidad y armonizar la educación veterinaria a nivel mundial permitiendo el desarrollo de un plan de estudios básico que abarca las competencias iniciales que un veterinario recién graduado de cualquier país debe adquirir. Además, resaltaron el papel esencial que los Organismos veterinarios estatutarios desempeñan apoyando una mejor enseñanza veterinaria y reglamentando el trabajo de los veterinarios y de los paraprofesionales de veterinaria.

Diversificar las habilidades que implica la educación veterinaria

La integración de nuevas habilidades en los estudios de veterinaria, que aportan competencias adicionales que no son necesariamente del dominio de la ciencia veterinaria, como la economía, el liderazgo, la comunicación, será esencial para responder a una amplia gama de expectativas sociales y comunicar de manera eficaz con diversas partes interesadas, tales como propietarios de animales, industrias, responsables de la formulación de políticas y el público en general.

Implementar métodos de enseñanza innovadores

Instar a los establecimientos de enseñanza veterinaria a estudiar y evaluar métodos de enseñanza innovadores para mejorar el acceso tanto a la formación inicial como continua.

Integrar mejor a los paraprofesionales de veterinaria

Además, esta conferencia mundial también examinó las medidas que se han de tomar para armonizar y mejorar las oportunidades de formación profesional de los paraprofesionales de veterinaria que trabajan bajo la responsabilidad y la supervisión de los veterinarios. Su contribución es de gran importancia en muchos países en donde el número de veterinarios es limitado. Por lo tanto, la conferencia puso de relieve la necesidad de definir las competencias mínimas para estos paraprofesionales y desarrollar directrices sobre un plan básico de formación. Este tema estará en el calendario de reuniones en los próximos meses.