Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

El Centro de Inversiones de la FAO cumple 50 años

Redacción oviespana.com18/12/2014

El Centro de Inversiones de la FAO celebra 50 años de dedicación a mejorar la inversión pública y privada en los países en desarrollo y en transición.

La misión del Centro: trabajar con los países para determinar cómo invertir mejor en agricultura y desarrollo rural para reducir la pobreza. También colabora con los gobiernos para diseñar, implementar, supervisar y evaluar directamente proyectos de agricultura y desarrollo rural sobre el terreno. En esta tarea, el Centro aprovecha la gran riqueza de conocimientos y experiencia del personal de todos los departamentos de la FAO.

"El Marco estratégico de la FAO sitúa claramente la inversión en el núcleo de los esfuerzos para reducir la inseguridad alimentaria y nutricional y la pobreza en el mundo", señaló Gustavo Merino, director del Centro de Inversiones. "Estamos muy orgullosos de conmemorar 50 años de apoyo de la FAO a la inversión y de colaboración con nuestros socios externos", añadió.

Dos mil proyectos, cien mil millones de dólares

Alo largo de su historia el Centro ha colaborado con los países miembros y con más de 30 instituciones financieras nacionales, regionales e internacionales, así como participado directamente en miles de proyectos de desarrollo.

Esta labor se inició en 1964, cuando el Banco Mundial yla FAO acordaron reunir su experiencia respectiva en agricultura y sus recursos técnicos y financieros para apoyar a los países a tomar decisiones de inversión rural inteligentes.

Durante las últimas cinco décadas, el personal de la FAO ha ayudado a obtener casi 110 000 millones de dólares EEUU para invertir en los países miembros y apoyado cerca de 2 000 proyectos en 170 países.

"Lo que esas cifras no reflejan son los años de creación de capacidad y tutela de las contrapartes nacionales para que pudiesen planificar e implementar inversiones por sí mismos", indicó Merino. "Los países -dijo- siguen a la FAO en las decisiones sobre políticas que les permiten a la vez aumentar la productividad y proteger el medio ambiente”.

Históricamente los principales socios del Centro han sido otras instituciones multilaterales, como el Banco Mundial, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Banco Africano de Desarrollo (BAD) y el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD). Pero se ha ganado el papel de socio de confianza trabajando con los países y las instituciones de crédito, ayudando a dar forma e implementar inversiones mejores y más específicas en agricultura y desarrollo rural.

Una sólida trayectoria

Por medio de su labor, orientada a integrar enfoques de tipo comunitario en la inversión, el Centro ha trabajado para instar a sus socios a invertir en programas que incluyen áreas como la gestión de recursos naturales, las escuelas de campo para agricultores, la tenencia de la tierra y el hacer más accesibles las finanzas y el crédito rurales.

Su mandato ha evolucionado con el paso del tiempo, desde responder a los desafíos y períodos de graves crisis alimentarias en las décadas de 1970 y 1980 hasta las estrategias de mitigación de la pobreza y del hambre incluidas en los Objetivos de Desarrollo del Milenio y la lucha contra el alza de los precios alimentarios y la sequía el Cuerno de África a principios de la década de 2000.

También ha ampliado su programa para abordar nuevos retos relacionados con la nutrición y centrarse en el fomento de la resiliencia, la agricultura climáticamente inteligente y el enfoque emergente en el desarrollo sostenible. Este ha sido uno de los temas centrales en las Jornadas de inversión que el Centro celebra en la FAO cada mes de diciembre, dedicadas también a la gestión de los recursos hídricos -una de las especialidades del Centro desde su inicio-, y a examinar con detalle el potencial agrícola en las zonas áridas.

El Centro de Inversiones tiene una fuerte presencia en todo el mundo, apoyando programas y proyectos en Asia y el Pacífico, Europa del Este y Asia Central, Oriente Próximo y África del Norte, África Subsahariana y América Latina y el Caribe.

Entre los aspectos destacados de la labor del Centro en 2014 se incluyen: la lucha contra la erosión del suelo en Ucrania através de la labranza cero y las técnicas de agricultura de conservación, que podrían ahorrar hasta 4 400 millones de dólares o un tercio de la producción agrícola del país (PIB); promover el desarrollo de indicadores geográficos para los alimentos tradicionales en los Balcanes yel Caúcaso; el apoyo a 30 países africanos para desarrollar e implementar planes de inversión en la agricultura y seguridad alimentaria nacionales; y estimular el flujo de inversión para mejorar la productividad del agua en Jordania.

Los próximos cincuenta años

En relación a los próximos 50 años, Merino dijo que, "si tuviéramos que resumir el objetivo futuro del Centro de Inversiones sería el de canalizar nuestros esfuerzos para apoyar a los países a aumentar y mejorar la inversión para lograr el hambre cero en el curso de nuestras vidas, apoyar la producción sostenible, reducir la pobreza rural y mejorar los sistemas alimentarios, haciéndolos más incluyentes y resilientes”.

“Tenemos que asegurarnos -añadió- que los beneficios de esa inversión llegan a los agricultores más pobres y mejoran su nivel de vida en general. No es sólo una cuestión de acceso a los alimentos y productos de primera necesidad, sino también de aumentar los ingresos, crear empleo y generar oportunidades de desarrollo".