Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Della Toffola Ibérica, S.A - Equipos de estabilización tartárica

DT Separtech

Plantas de estabilización: la estabilización tartárica en continuo por membraba

Foto de Plantas de estabilización
Una adecuada estabilización de los vinos es una característica inmediatamente perceptible por los consumidores a los que se propone el vino.

El potasio y el ácido tartárico son sustancias contenidas naturalmente en la uva, pero se encuentran en forma claramente separada. En el momento del prensado éstas se encuentran juntas en el mosto bajo condiciones de sobresaturación. El vino que resultará estará por lo tanto sujeto a seguros y evidentes fenómenos de precipitación de sales de bitartrato de potasio (KHT) porque ni siquiera la acción de las levaduras permite una sustancial reducción en fase fermentativa.

Uno de los métodos tradicionales para resolver el problema consiste en la estabilización por reducción mediante sedimentación por frío y sucesiva filtración con cartuchos antes del embotellado.

DT Separtech propone en cambio un sistema basado en la separación mediante membranas poliméricas de espiral envuelta. Con este método se crea la rápida sobresaturación del potasio y del ácido tartárico permitiendo la activación de la nucleación de los gérmenes de cristalización seguida después de su crecimiento. Estos cristales serán extraídos en fase de filtración del vino con filtros de nueva generación de 3 micras.

El vino concentrado obtenido está libre de tartratos y se mezcla luego oportunamente al permeado antes del almacenado final en cubas.

Ventajas:

Tratamiento económicamente ventajoso por necesitar bajos consumos energéticos, nunca más de 20 kW y también gracias a la sencilla gestión automatizada de todo el ciclo.

Normalmente no existe ninguna necesidad de coadyuvantes de cristalización.

Máximo respeto a las características organolépticas de los vinos tratados, sean éstos blancos, tintos o rosados.