Erbslöh España, S.L - Reactivos y patrones de calibración para la industria vitivinícola

Erbslöh Anchor Co-Inoculant

Bacterias: para la fermentación maloláctica

Foto de Bacterias
El cultivo de bacterias Anchor Co-Inoculant para la fermentación maloláctica (FML) se desarrolló con el fin de garantizar unas FML seguras que mejorasen las características organolépticas. Este proyecto, dirigido por el “Institute for Wine Biotechnology” (IWBT, Universidad de Stellenbosch, Sudáfrica), tenía como objetivo la caracterización de un cultivo iniciador constituido por una mezcla de dos especies de bacterias lácticas (BL) Oenococcus oeni y Lactobacillus plantarum) y fue desarrollado específicamente para la co-inoculación (el primer producto de este tipo comercializado).

Las principales ventajas conocidas de la co-inoculación incluyen la reducción de la duración de la fermentación. Los vinos están disponibles antes. El intervalo de tiempo entre el final de la fermentación alcohólica (FA) y el inicio de la FML desaparece, reduciendo de este modo el riesgo de contaminación. Las bacterias tienen tiempo de adaptarse al aumento de alcohol y pueden utilizar el calor de la fermentación para iniciar la FML. Los vinos co-inoculados tienden a ser más afrutados, mejor estructurados y más complejos.

Las bacterias Anchor Co-Inoculant produjeron una concentración de monoterpenos totales significativamente mayor que la de otros cultivos estudiados. En particular, L. plantarum contribuye a una liberación significativa de terpenoles y norisoprenoides debido a su actividad -glucosidasa.

Las bacterias Anchor Co-Inoculant se encuentran disponibles en el comercio desde 2011 como cultivos iniciadores de la FML en los vinos tintos con pH de 3,4 o superiores y para la co-inoculación con Anchor NT 202 (Levadura Anchor). Así que se preguntará.