Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Fundado en 1960, el Consejo Regulador tiene registrados a 3.960 viticultores y 161 bodegas dedicadas a la crianza y comercialización de los vinos de la D.O. Penedés

D.O. Penedés: 50 años en la élite del vino

David Pozo14/07/2011

14 de julio de 2011

Y la pregunta es, ¿qué buen aficionado al vino no se ha encaprichado alguna vez de un buen vino del Penedés? Y es que, los vinos de esta región límitrofe entre las provincias de Barcelona y Tarragona, destacan por sus excelentes vinos blancos, frescos, afrutados y de graduación alcohólica moderada, mientras que sus negros son suaves, con textura de terciopelo y con carácter. Los rosados también se muestran fragantes y afrutados. Son notables los vinos de aguja de aromas intensos y persistentes. La variedad de la uva insignia de esta denominación de origen, que destaca de entre las 18 variedades autorizadas, es el xarel·lo, que se ha convertido en el estandarte de la marca.
foto

Una tierra y un clima privilegiados

Entre la sierra prelitoral catalana y las pequeñas llanuras de la costa mediterránea, justo en el núcleo de la depresión central, nace y madura la viña del Penedès. Hablamos de una superficie de 1.557 kilómetros cuadrados divididos en tres zonas: el Penedès Superior, el Penedès Central y el Bajo Penedès. La influencia del mar y del sol hace del Penedès una zona de clima cálido y suave, apto para cosechar las variedades blancas tradicionales como el Xarelo y el Macabeo; al igual que las variedades tintas como el Tempranillo, la Garnacha, la Cariñena y el Monastrell.

En el Penedès Central o Penedès Medio las temperaturas son más bajas. En sus pendientes también se cultiva Xarelo y Macabeo, que en buena parte se destinaran a la elaboración de cava. En los últimos años y fruto de la constante innovación y experimentación que llevan a cabo los vinicultores de la zona, se han introducido y aclimatado con éxito variedades foráneas como el Cabernet Sauvignon y el Chardonnay principalmente, así como el Cabernet Franc, el pinot Noir, el Sauvignon o Merlot.

foto
Foto: Salvador Ventura.
Falta aún la zona más interior y protegida, el Penedès Superior, con altitudes que llegan a los 800 metros sobre el nivel del mar. No en vano, dicen los expertos que estas viñas son posiblemente las más altas de Europa. Ésta es la zona donde históricamente se cultiva la Parellada, variedad blanca tradicional del Penedès, pero en los últimos años se ha extendido la plantacióln de otras variedades blancas provenientes de Francia y Alemania, el Moscatel de Alejandría, el Riesling, el Gewürstraminer y el Chenin Blanco.
La geología es muy variada por la escasa superficie que tiene el Penedès. Las tierras del Alto y Bajo Penedès, donde se concentra, mayormente, el cultivo estan formadas por sedimentos miocénicos, continentales y marítimos de bastante grosor y en algunos puntos cubiertos por sedimentos cuaternarios. La sierra prelitoral esta formada por materiales triásicos, cretácicos, y oceánicos. Y en la sierra litoral predominan las calcáreas cretácicas muy rotas, con pequeños trozos de miocénico que aún se cultivan.

La superficie de viña en el Penedès es de 26.000 hectáreas, con una densidad de 2.300 a 3.000 cepas por hectárea y en algunas variedades emparradas como el Chardonnay o el Pinot Noir tienen una densidad de plantación de hasta 5.000 cepas por hectárea, exigiendo menos producción a la cepa para dar una calidad superior.

foto
Foto: Imagen cedida por D.O.Penedés.

Xarelo, icono de las variedades del Penedés

A las tradicionales variedades de uva del Penedès cabe añadir una serie de variedades, que en los últimos años, fruto de la experimentación, la constante innovación así como la atención prestada a la demanda de los nuevos paladares; y de la puesta en marcha de un proceso de recuperación de variedades propias que se habían perdido, los vinicultores y elaboradores del Penedès han ido introduciendo. En la actualidad un 81% de la uva sigue siendo blanca, mientras que tan solo un quinta parte de la producción es de uva tinta.

El Xarelo es el gran protagonista del Penedés. Se pueden elaborar grandes vinos blancos de Xarelo, y también crianzas de Xarelo tanto sola como junto con las otras dos variedades autóctonas del Penedès, el Macabeo y Parellada. Produce los vinos blancos secos y afrutados considerados como los más típicos de la D.O. Penedès. El nuevo equipo directivo del Consejo Regulador tiene como uno de sus grandes proyectos el realizar un maridaje entre los vinos de esta variedad y la ostra del Delta del Ebro.

foto
Foto: Josep Antón Esteve.
Las otras dos variedades propias de uva blanca son el Macabeu, que se encuentra básicamente en el Penedès Central y aporta a los vinos blancos de cupaje del Penedès su aroma afrutado y su acidez; y la Parellada, la más fina de las variedades blancas tradicionales del Penedès, que produce blancos aromáticos, secos, de graduación moderada, aroma fresco y una delicada acidez afrutada.

Cabe destacar que en los últimos años se han ido introduciendo las variedades Chardonay, Sauvignon Blanco y Moscatel, entre otros. Merece menció aparte la variedad Malvasia de Sitges, propia del Penedès Marítimo, que se cultiva en la plana de esta localidad del Garraf y que en 2001 solo tenía plantadas 5 hectáreas. Se trata de uvas blancas dulces y suaves que permiten elaborar vinos frescos, aromáticos y tambien aptas para hacer vinos dulces y envejecidos.

Entre las variedades tintas están autorizadas por la D.O. Penedés el Tempranillo (Ull de llebre), Samsó, Garnacha y Monastrell. En los últimos años también se han introducido las reconocidas variedades Cabernet Sauvignon y Merlot.

El hombre, parte fundamental de los vinos del Penedés

Las ideas y el trabajo constante en busca de la perfección son las claves seguidas por los vinicultores para elaborar los vinos. Un sentimiento arraigado a la tierra que se ha de vivir para entender la intensidad con la que el vinicultor vive el proceso de vinificación y crianza de los vinos. La mayoría de empresas del Penedés son familiares, de padres a hijos se han ido transmitiendo la técnica y la sabiduría necesarias para conseguir vinos de óptimas cualidades.
foto
Foto: Oleguer Subirats.
De los métodos tradicionales utilizados por los antecesores en la elaboración del vino, tal y como la entendemos en la actualidad, hasta los nuevos recursos utilizados y las nuevas tecnologías, el Penedés ha sido testimonio y se ha unido al progreso. La mayoría de las empresas de la zona trabajan con los medios tecnológicos más avanzados, con los equipos técnicos más adecuados, en instalaciones perfectamente diseñadas y acondicionadas. pero tanto para el más gran empresario como para la más humilde bodega, el valor más preciado es el amor a la tierra, a la vid y al vino.
50 años de la creación del Consejo Regulador

2010 fue el año en que el Consejo Regulador de la D.O. Penedés cumplió medio siglo desde su fundación en 1960, época en que la viticultura comenzó a representar un importante poder económico en el Penedés y una gran número de empresas decicidieron comercializar las producciones de sus fincas vitícolas.

Este crecimiento dió lugar a la creación de la denominación, que nació con el objetivo de ofrecer un reconocimiento a un tipo de vinos muy concretos y una garantía de calidad zonal. Actualmente, la D.O., a través del Consejo Regulador, tiene inscritas en sus registros a casi cuatro mil viticultores y 160 bodegas dedicadas a la crianza y a la exportación, un contingente que implica una producción anual entre un millón y medio y dos millones de hectolitros de vino.

foto
Foto: Eva Caballé.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Sitevi

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS