Posicionamos su web SEO / SEM

El boom del vino en Hong Kong

Pancho Campo MW30/06/2011

30 de junio de 2011

foto

Escribí este artículo en mi hotel de Hong Kong, a donde viajé para estudiar y conocer mejor el mercado vinícola en esta apasionante ciudad y también para entender el fenómeno que está ocurriendo con este sector.

El boom del vino en Hong Kong se remonta dos años atrás, cuando el gobierno decidió abolir todo tipo de impuestos sobre el vino y autorizó la libre importación. Gracias a esta decisión, la ciudad se ha convertido en la capital asiática para el comercio vinícola y además, ha sobrepasado a Londres como centro de subastas de vinos, convirtiéndose así en la segunda ciudad más importante detrás de Nueva York. Es impresionante la cantidad de eventos que se organizan prácticamente cada día, entre catas, conferencias, ferias, etc. y el furor que hay por aprender de vino.

El comercio del vino en esta ciudad gira, por ahora, alrededor de Burdeos, seguido a algo de distancia por Borgoña y Ródano. Tanto en las tiendas como en los restaurantes de más alta gama lo que más piden los chinos son los 'Cru Classé' de Burdeos y los grandes vinos de Borgoña. Asimismo, estos son los vinos que alcanzan los precios más altos y las mayores ventas en las numerosas subastas que se llevan a cabo a lo largo del año. Prácticamente todas las grandes casas de subastas tienen ya oficinas en Hong Kong, como Sotheby's y Christie's. Lo más impresionante es la cantidad de dinero que mueven estas subastas. Hace unos meses, en una de las subastas se alcanzó la friolera de 52 millones de dólares en ventas... ¡En un solo día!

”El boom del vino en Hong Kong se remonta dos años atrás, cuando el gobierno decidió abolir todo tipo de impuestos sobre el vino y autorizó la libre importación. La ciudad se ha convertido en la capital asiática para el comercio vinícola”

En el ámbito de la restauración ya se da una cierta educación así como buen servicio del vino. Las cartas son muy completas y variadas, con buenos sumilleres y camareros entrenados. Algunos restaurantes poseen cartas espectaculares con vinos de la gama más alta. Existen numerosos 'winebars' con una gran selección de vinos por copas y máquinas dispensadoras. Ayer por ejemplo, en la cafetería de la recepción de mi hotel, el camarero me ofreció la promoción del día: tres copas con vinos de la uva cabernet sauvignon, uno de Francia, otro de California y el último de Australia. Por 10 euros pude degustar tres copas de vinos de calidad... divertidísimo para cualquier aficionado al vino.

Mi viaje coincidió con una de las efemérides más importantes para los chinos, el Festival de la Luna o 'Mid-autumn Festival'. En uno de los principales periódicos de la ciudad, ese día le dedicaban la portada de su suplemento, así como un amplio artículo al vino, haciendo énfasis en la gran cantidad de eventos que se han puesto de moda en Hong Kong. Al mediodía asistí a una comida típica con la 'Master of Wine', Jeannie Cho Lee, primera asiática en conseguir este prestigioso título y un personaje muy mediático en China. Me comentaba que en Hong Kong se vislumbra el futuro de los vinos de gama media-alta. También aprovechó para catalogar a esta ciudad como la puerta de entrada al enorme mercado chino.

“Las bodegas españolas deben darse cuenta de que Hong Kong es la puerta de entrada al enorme mercado asiático. No se pagan impuestos y no hay 'pegas' para exportar vinos. En la ciudad hay hambre por aprender y el consumo en Asia creció casi un 25% el año pasado”
foto
En opinión de Pancho Campo, el mercado chino constituye una oportunidad única para los bodegueros españoles. En la imagen, el fundador de 'The Wine Academy of Spain', durante la presentación de Winefuture en Hong Kong.

Así pues, me interesaba conocer la percepción que se tiene de los vinos españoles, su posicionamiento en el mercado y las posibilidades de éxito para las bodegas españolas en China. España se conoce relativamente bien por el flamenco, el deporte y las tapas. No obstante, hay mucho desconocimiento de nuestros vinos. Por ejemplo, para acompañar las tapas me ofrecían vino australiano, americano o francés. Las bodegas españolas deben darse cuenta de que Hong Kong es la puerta de entrada al enorme mercado asiático, no se pagan impuestos y no hay 'pegas' para exportar vinos. La ciudad se ha convertido en uno de los centros de negocio para el vino más importantes del mundo; hay hambre por aprender y el consumo en Asia creció casi un 25% el año pasado. Aunque por ahora Burdeos acapara la atención de los consumidores, tarde o temprano los chinos y demás asiáticos buscarán vinos de otras regiones y, por eso, el vino español tiene que estar presente y entrar en este mercado lo antes posible.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Enomaq 2017 - 14-17- 2-2017 Zaragoza - 21 salón internacional de maquinaria y equipos para bodegas y  del embotellado

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS