El acuerdo del vino suprimirá 32 millones de litros de Rioja, con un excedente de 15 millones de mesa

08/03/2010

8 de marzo de 2010

El próximo 9 de marzo, el Grupo Rioja, Asaja y la Federación de Cooperativas de La Rioja impulsarán un acuerdo para reducir la producción de unos 32 millones de litros de vino amparado. A la vez, dará pie a la creación de un excedente de otros 15 millones de litros que se comercializarían como vino de mesa. Este pacto es fruto de una serie de negociaciones, de acuerdo con las cooperativas, que ostentan el 45% del sector productor y , por lo tanto, son necesarias para cualquier convenio que se apruebe al respecto. De hecho, la Interprofesional precisa 150 de los 200 votos para aprobar una decisión. En este sentido, el desequilibrio entre las existencias de vino en las bodegas y las ventas del año 2009, con una previsión similar para el año en curso, arroja un 'exceso' superior a los 80 millones de litros de vino, aunque con el pacto alcanzado apenas se dejarán de producir 30 millones de litros entre los grandes grupos. A la par, se generará otra cantidad casi similar a la mitad de vino de mesa. Algo que se había intentado evitar desde hacía cuatro años, con el menor rendimiento de producción del 125 al 100%.

El acuerdo de mañana, con un compromiso para el año que viene que se fijen mecanismos que regulen oferta y demanda, tendrá un vigencia prevista de un año. Este convenio disminuirá la producción por hectárea de uva tinta en 5.850 kilos (90%) y mantendrá en 9.000 kilos la de blanca. El rendimiento de transformación, que las bodegas estaban conformes en reducir del 70 al 67%, será de un 69%, debido a la presión de las cooperativas. Igualmente, se mantendrá un 10% de la fabricación adicional para la reserva de regulación, aunque el vino que así se recepcione en bodegas se deberá destilar en septiembre del año 2011. A menos que se produzca una recuperación de las ventas. Además, las demandas de las cooperativas permiten que se admita, de nuevo, un 10% adicional de recepción de uva en bodega, aunque sólo un 5% se podrá producir y comercializar como vino de mesa. En consecuencia, se permitirá la elaboración de unos 15 millones de litros excedentarios para vino de mesa. En un principio, se pretendía retirar uva y vino del mercado.

En total, los viticultores, con reserva de regulación incluida, podrán entregar en bodega este año hasta un 110% de la  producción, de la que se amparará un 90%, en el caso de la tinta. En ese caso, un 10% se podrá destinar a la reserva voluntaria de regulación y del restante 10%, la mitad se destilará y la otra mitad será vino de mesa. Así, no quedarán uvas sin vendimiar en las cepas como este año, tal y como exigían las cooperativas.

Respecto a la garantía en el precio, la Interprofesional reproducirá el punto acordado en la temporada anterior. Este punto aconseja a los inscritos: “El mantenimiento de precios dignos de uva y vino, en todo caso, superiores a los precios de producción”. Sin embargo, por primera vez se establece: “Se comenzarán a estudiar contratos tipo homologados, compatibles con la normativa comunitaria”.

Organizaciones de productores como Uagr, Upa, Asaja-Navarra y Enhe acudirán a la reunión de la Interprofesional con otra propuesta, cuya vigencia será de tres años. En este caso, la reducción de producción amparada sería del 10% en uva para tinta y blanca, y el rendimiento de transformación bajaría del 70 al 66%. Del mismo modo, desaparecería la reserva de regulación, con lo que sólo se permitiría un 5% de producción adicional a la amparada. Igualmente, se propondrá un coste mínimo del precio de producción de 65 céntimos.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Enomaq 2017 - 14-17- 2-2017 Zaragoza - 21 salón internacional de maquinaria y equipos para bodegas y  del embotellado

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS