Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
“Si hubiera nacido en cualquier otro sitio que no fuera Laguardia vería mi trabajo como un negocio, pero Pujanza jamás lo he visto así, es mi forma de vivir”

Entrevista a Carlos San Pedro, director de Bodegas y Viñedos Pujanza

Nina Jareño04/01/2022

La manera que tiene Carlos San Pedro de entender el vino surge de un respeto doble: a la tierra y a la tradición. Con la idea de volver a los orígenes, creó en 1998, con tan solo 25 años, Bodegas y Viñedos Pujanza. Su mirada está puesta en el viñedo, en las condiciones de la zona y las características particulares de cada añada. Se trata de volver a vinos más frescos y sutiles, con buena estructura, elegantes y con un paladar equilibrado y amable. Nuevos vinos tradicionales de Rioja, partiendo de una visión distinta.

Representa la cuarta generación de una familia ligada al vino. ¿Siempre supo que quería seguir el linaje?

No estoy seguro si soy la cuarta generación, la quinta, la sexta… Anteriormente mis antepasados también se dedicaban al viñedo porque en esta zona no hay otro tipo de cultivos, es una zona muy pobre donde se ha trabajado siempre con viña y olivo, aunque actualmente olivo... poco. A nivel personal tenía clarísimo que quería dedicarme al vino. De hecho, aunque a veces tienes momentos de debilidad en los que te dedicarías a cualquier otra cosa, siempre acabado decidiendo que quiero trabajar el viñedo. Por eso creé primero una bodega de cosecheros muy tradicional y, al final, he acabado con una bodega como Pujanza, con presencia en medio mundo.

foto
Carlos San Pedro, director de Bodegas y Viñedos Pujanza.

Laguardia es uno de los pueblos con más influencia vinícola, incluso dicen que se respira vino. ¿Cómo es haber crecido allí?

Para cualquier persona apasionada del mundo del vino, venir a dar una vuelta por Laguardia en vendimia es una experiencia. Aquí no hay otro tema de conversación, ya puede estar jugando la Selección Española de Futbol la final del mundial que si estamos en vendimia, hablaremos de la vendimia. Al final, aquí todos nos dedicamos a esto de forma directa o indirecta. Con solo 1.500 habitantes somos casi 100 bodegas, así que quien no tiene una bodega, tiene un primo que la tiene, o tiene viñas… Sin duda, somos uno de los lugares del mundo que más vive el vino. Un ejemplo de ello es la juventud. Se habla mucho de cómo meter a la gente joven en el sector… Pues aquí puedes ver a chavales de 18 años que toman vino, nada de cerveza.

Háblenos de su forma de entender el vino…

Para mi el vino es un modo de vida. Seguramente si hubiera nacido en otro sitio vería mi trabajo como un negocio, pero la verdad es que Pujanza jamás lo he visto así. No es un negocio, es una forma de vivir. Tener una bodega es trabajarla 24 horas, no te lo puedes quitar de la cabeza, estás siempre pensando y pensando. En mi caso, es que nací en la bodega familiar… Olí a fermentación desde la cuna.

foto

Finca Norte es un viñedo localizado a 720 m de altitud, probablemente uno de los viñedos más altos de la DOCa. Rioja. De él surge el emblemático Pujanza Norte.

Si hablamos de Pujanza, es una bodega joven, ¿cómo ha sido su evolución desde su creación?

Cuando fundé Pujanza, mi idea no era hacer lo que hacemos ahora –aunque por supuesto era un deseo–. No pensaba en hacer exclusivamente vinos de “gama alta”, creía que elaboraría cosecheros, vinos jóvenes, para poder financiar la inversión inicial. Mi idea era comercializarlos donde se pudiera: en las tiendas, en los bares de siempre… A la vez, quería ir haciendo vinos más serios –como los que hacemos ahora–. Ni en el mejor de mis sueños pensaba que conseguiría hacer únicamente lo vinos que elaboramos ahora en Pujanza. Nos hemos posicionado de tal forma que podemos trabajar exclusivamente con nuestro viñedo, cuando nuestra idea principal pasaba por comprar uva externa para poder dar rentabilidad a la bodega. ¡Y conseguimos no hacerlo! Actualmente tengo la bodega que soñaba, no lo que pensaba que tendría.

Su bodega es de las pocas en Rioja 100% auténticas, con viñedo y producción propias. ¿Qué ventajas tiene eso?

Tener viñedo propio tiene cosas malas. Si hay cualquier tipo de problema, como una helada o una granizada, es tu propia cosecha la que se merma. Pero la ventaja máxima es el conocimiento. Creo que esa es la gran ventaja que nos han llevado siempre países como Francia e Italia, el conocimiento de sus parcelas y su evolución.

En Pujanza, la evolución de las primeras añadas ha sido muy buena. Un ejemplo es el primer Cisma que hicimos, que fue muy bueno a pesar de mi, no gracias a mi… La viña no la entendí, me costó 2 o 3 años conocerla bien y trabajarla mejor. Al final, se trata de compenetrarse y entenderse y eso se consigue con el tiempo. Si tuviera que trabajar cada año con una viña distinta, sería mucho más complicado.

De ahí, cuentan con la mención ‘Vinos de Laguardia’ con vinos de uvas de un solo municipio. ¿Por qué se decidieron por esta apuesta?

Cuando empecé con el proyecto de Pujanza ya tenía viñedos familiares y todos estaban en Laguardia. Cuando tuvimos que ir comprando uvas de distintas viñas, vimos que el Tempranillo cambiaba mucho según su origen. Nos pareció que ya suficientemente difícil era estudiar y entender una zona, como para hacerlo con varias, así que nos centramos exclusivamente en Laguardia. Y creo que eso se nota en nuestros vinos, que cada año son más precisos y están mejor hechos.

foto

En Pujanza se realiza una elaboración tranquila, sin prisas, prestando siempre atención a las necesidades de cada depósito.

También en esta línea, elaboran vinos con Tempranillo y Viura. ¿Qué beneficios tiene el uso de variedades autóctonas?

Una zona histórica como La Rioja, y Laguardia en particular, merecen un respeto. Si toda la vida han estado implantadas la Tempranillo y la Viura, ¿quién soy yo para llevar la contraria a tantos siglos de historia? Cuando empecé sí planté otras variedades, pero al final las reingerté y ya solamente trabajamos con Tempranillo y Viura.

El proyecto lo inicié con 25 años, era más atrevido y tenía menos miedos, pero con el tiempo vas aprendiendo a respetar el pasado y lo que se ha hecho durante tantísimo tiempo. Al final, creo que tengo que aportar mi granito de arena en la evolución, no revolucionar la zona. Si quieres una revolución, vete a otro sitio.

Sus viñas se ubican entre 450 y 720 metros de altura. ¿Qué le aporta esta altitud al vino?

Aquí siempre se ha dicho que por cada 100 metros de altura, se vendimia una semana más tarde. Lo que conseguimos con la altura es que el ciclo de maduración, es decir, el ciclo vegetativo de la uva, aumente. Así, la maduración es más lenta y, en mi opinión, mejor. ¿Por qué? Porque estas uvas dan vinos más frescos –debido a los cambios térmicos que se dan entre el día y la noche–, vinos más ácidos y fluidos, más longevos... Precisamente la longevidad es algo que nos gusta mucho en Pujanza. El pensar que cuando el vino va cumpliendo años evoluciona bien, nos encanta. Y ya tenemos vinos propios que tienen más de 20 años y cuando abres la botella son espectaculares.

Al final, la fruta es como las personas… Si evolucionas lento, evolucionas mejor.

¿Qué tipo de viticultura practican?

Hacemos viticultura sostenible, prácticamente ecológica. No queremos sellar los vinos como ‘Ecológicos’ por dos motivos. El primero, porque queremos que nuestros vinos se consuman por ser Pujanza, no por ser ecológicos. Y segundo, porque no estaría dispuesto a perder una cosecha por un hongo o una plaga. En Pujanza somos ecológicos por convencimiento, no por religión. Queremos una viña duradera, especialmente yo que tengo un hijo que quiere dedicarse a esto, pero no nos podemos permitir no coger uva un año porque nos jugamos el trabajo de muchas familias.

foto
La intención de Carlos San Pedro es continuar en la búsqueda de esos viñedos especiales que están llamados a ser el origen de vinos con una personalidad propia.

Trabaja cada una de sus cuatro fincas por separado dándole su propia identidad, ¿eso les permite centrarse en cada añada de forma individual o prefiere cierta homogeneidad productiva?

La Tempranillo marca mucho su origen y el clima en el que ha crecido, por lo que cada viña nos cuenta su historia y tiene su personalidad. Nosotros intervenimos lo menos posible, no añadimos levaduras ni taninos, dejamos que la elaboración sea natural. Permitimos una fermentación espontanea y solamente controlamos la temperatura, oxigenamos y añadimos un poco de sulfuroso a la hora de la elaboración.

Con ello conseguimos que cada finca se exprese de forma individual. Valdepoleo es la viña más elegante, Norte nos da un vino con mucha más tensión y más alegre, Cisma y La Paul tienen su propio estilo... Cada viña marca la personalidad de su vino.

Entonces, ¿ha conseguido su objetivo de que la viña sea la protagonista de sus vinos?

Sí, lo tengo clarísimo. Nosotros estamos en un segundo plano. Si te fijas en cualquier etiqueta de Pujanza, lo que la protagoniza es su finca. Influenciando lo menos posible en bodega, aunque estando siempre muy pendientes para que el vino no se estropee, conseguimos que la viña se exprese.

De entre todos los vinos de Pujanza, ¿cuáles son los más especiales para Carlos San Pedro?

Hay añadas muy especiales para mi, pero tengo que destacar la 2013. Fue un año que tiene muy mala fama en Rioja, pero para Pujanza fue un antes y un después porqué nos quitó muchísimos complejos. Es cierto que los vinos cambiaron su esencia porque la añada fue completamente diferente a las demás: los vinos tenían mucho menos color, fueron más sutiles y elegantes, con una acidez más alta debido al frío…

Hubo momentos en los que los comerciales me decían que no reconocían los vinos. Es algo que me pasó sobre todo con Valdepoleo, me comentaban que no se parecía a sus anteriores ediciones, que no era Valdepoleo. Y yo les decía: por supuesto que lo es, tiene la esencia de 2013. Y muchos me decían que no la querían, o que querían menos botellas… Yo les explicaba que el vino no es Coca-Cola, lo hacemos en el campo y tenemos que entender lo que ha pasado. Cuando la uva entra a bodega, el vino ya está hecho.

La añada 2020 también me parece una maravilla, es la que venderemos en 2023. La 2018, que es la que estamos vendiendo ahora, nos recuerda mucho a la 2013 porque fue un año frío que nos ha dejado vinos muy frescos…

Cada año es diferente, pero cuando te toca un año difícil y sacas vinos muy buenos es cuando realmente te sientes satisfecho de tu trabajo. En realidad, las vendimias sencillas no las recuerdas tanto, solo cuando abres una botella y dices: ¡Joder, qué maravilla! Y eso me pasa con la 2001, la 2005 o la 2019.

foto
Pujanza trabaja 40 hectáreas de viñedo, todas ellas en la localidad de Laguardia y en un radio de apenas 4 kilómetros de la bodega.

Y para terminar, ¿cómo prevé el 2022 para Pujanza?

Después de todo lo que hemos vivido en los últimos años, he decidido que no voy a prever nada. Intentaremos seguir haciendo lo que nos gusta, que es hacer vino, y venderlo para poder garantizarnos un futuro.

Es cierto que se están poniendo las cosas complicadas de nuevo, ya estamos notando un parón en las ventas importante. Creo que 2022 volverá a ser un año duro porque, al fin y al cabo, la hostelería es nuestro mayor cliente y es el sector más afectado… Pero no dejaremos de trabajar.

foto
Carlos San Pedro lleva más de 20 años elaborando sus propios vinos.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.

Suscríbase a nuestra Newsletter - Ver ejemplo

Contraseña

Marcar todos

Autorizo el envío de newsletters y avisos informativos personalizados de interempresas.net

Autorizo el envío de comunicaciones de terceros vía interempresas.net

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Protección de Datos

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

Bozales

Lligats Metàl·lics, S.L.

Bozales

ENLACES DESTACADOS

PCD París: 29/30-06 , París Packaging WeekEcowine: vino ecológico, el futuro del sectorSmart Doors - IFEMA - Feria de Madrid 15 - 18 noviembre 2022

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS