Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
“Somos un instrumento al servicio del sector”

Entrevista a Alberto López, director del Área Agropecuaria de Feria de Zaragoza

Javier García27/01/2009

28 de enero de 2009

La Feria de Zaragoza se prepara para albergar uno de los acontecimientos comerciales “más importantes que se celebran en materia vitivinícola en Europa”. Se trata de Enomaq, el Salón Internacional de la Maquinaria y Equipos para Bodegas y del Embotellado, que llega a su  deciséptima edición, y de Tecnovid, el Salón internacional de Técnicas y Equipos para Viticultura, que alcanza su sexta convocatoria. Ambas ferias, según explica a Interempresas Alberto López, director del Área Agropecuaria de Feria de Zaragoza, son una cita con una gran trayectoria y una repercusión internacional de primer nivel. “Esta nueva convocatoria se produce en un momento de ebullición de este mercado, que busca nuevas maneras y herramientas de promoción, inmerso ya en la aplicación de la nueva OCM del vino”, afirma López. A Enomaq y Tecnovid les acompañan dos ferias dedicadas al sector del aceite: Oleomaq y Oleotec, además de la primera edición de Fruyver, un salón dirigido al mundo de las frutas y verduras.

¿Qué innovaciones en los métodos de elaboración destacaría en esta edición? ¿Y en la maquinaria?

Una importante relación de empresas exhibe las últimas tendencias en equipos, técnicas y maquinaria para la industria del vino, el aceite y las bebidas en general. En Enomaq/Oleomaq destaca el elevado nivel y la apuesta por la I+D+i sectorial, que se muestra en una gran diversidad de tendencias, equipos y técnicas donde la informática cobra un gran protagonismo con sistemas de control de barricas a través de código de barras, sistemas de monitorización y control de bodegas o software para control del vino; además de las numerosas innovaciones en sistemas de filtrado, depuración, sensores de densidad, despalilladoras, instrumentos para la medida de grado o el tratamiento de efluentes vinícolas y fitosanitarios.

¿De qué manera cree que afecta al sector agrícola la actual situación económica en nuestro país y fuera de nuestras fronteras? ¿Y al vitivinícola? ¿Y a la feria?

Evidentemente, la crisis nos afecta a todos y todos estamos inmersos a la hora de trabajar para conseguir que el impacto sea mínimo. Se trata de una crisis global en la que están involucrados todos los sectores, y el vitivinícola no es una excepción. Aunque los efectos de la crisis son evidentes, puedo asegurar que la calidad expositiva de Enomaq y Tecnovid no se ha reducido ni un ápice y que el impacto y la expansión de los salones es mayor si cabe que en anteriores ediciones. Desde Feria de Zaragoza estamos llevando a cabo una importante tarea de difusión y presencia internacional para lograr que las citas obtengan unas grandes cifras.

foto
Alberto López.

¿Qué haría para mejorar el sector, si fuese, por ejemplo, presidente de este país?

En este sentido, casi prefiero decir lo que no haría: arrancar cepas y no promover el sector vitivinícola español, que está demostrando ser uno de los mejores del mundo. Hemos pasado de ser considerados como productores de vino de mesa a convertirnos en auténticos maestros del vino y eso, en pocos años. Es importante saber mostrar las grandes cualidades de nuestro caldo a todo el mundo y es importante crear una imagen homogénea y global del vino español como marca.

En cualquier caso, es importante mejorar al máximo la productividad de nuestra viñas, aplicando la tecnología que se puede encontrar en Enomaq. Igualmente, intentaría implicar en su máxima medida a la hostelería y a la distribución. Siempre con el interés de dotar de la máxima cultura vinícola al consumidor.

"La demanda de vino se ha incrementado porque el vino ha pasado de ser un producto de casa a un elemento de distinción y sociabilidad"

Cada vez hay más y más bodegas. ¿Hay demanda para tanto vino?

La demanda de vino se incrementó porque el vino ha pasado de considerarse como un producto de casa a ser un elemento de distinción y sociabilidad. En estos momentos, es inconcebible ir a cenar sin pedir una copa de vino o no acompañar una jornada de tapas con un buen caldo. La percepción ha cambiado y se ha mejorado notablemente, por lo que es normal que surjan nuevas empresas de producción. Además, el vino que se está elaborando en estas nuevas bodegas tiene una altísima calidad, lo que nos indica que hay mercado suficiente para el vino, siempre y cuando sea vino de calidad.

Por otra parte, la bajada del consumo en España está reñida con el mantenimiento del consumo en otros países europeos. Hay que mostrar las bondades del vino a los nuevos consumidores. Debemos “poner de moda” el vino ante un nuevo cliente: su cultura, sus bondades, su glamour, diferenciar la calidad, explicar las posibilidades sobre su complejidad... Es necesario dar a conocer todo su desarrollo y asociarlo a una cultura de ocio cada vez más voraz. Si explicamos su historia, su ciclo de vida, cada nuevo consumidor disfrutará las variedades, la territorialidad, la especificidad. Hay mucho y buen vino, no demasiado. Mejoremos pues los canales comerciales.

Esta explosión de bodegas, ahora muchas de ellas en venta, podría influir negativamente en la calidad del vino...

La cantidad no es un problema a la hora de obtener calidad en la producción de vino. Es cierto que se han incrementado el número de bodegas, pero también es verdad que cada vez se produce mejor vino. En estos momentos, la calidad del vino español es innegable y éste es un dato del que podemos estar orgullosos. La apuesta por la I+D+i y el gran cambio en el consumo general han sido dos de los factores que más han ayudado a que nuestros caldos sean respetados, tanto dentro como fuera del mercado nacional.

“Nuestro objetivo es dar a conocer los productos españoles y convencernos, para convencer a los demás, de que nuestros equipos pueden competir de igual a igual con el resto”

Para muchos, todavía, los acabados y la calidad de una máquina alemana, por ejemplo, es muy superior que una fabricada en nuestro país. ¿Qué hay de cierto en esta afirmación? A su juicio, ¿son competitivos los equipos para la viticultura de las firmas españolas? ¿Con qué podemos competir?

Está comprobado que los equipos de fabricación española tienen tanta calidad como los de cualquier otro sitio. Además, en estos momentos, en los que nos movemos dentro de un mercado global, la competencia es mayor, pero no sólo de los países europeos, sino también de los mercados denominados emergentes. Nuestro objetivo es dar a conocer nuestros productos y convencernos, para convencer a los demás, de que nuestros equipos pueden competir de igual a igual con el resto.

¿Qué pueden hacer las empresas para mejorar su calidad e imagen?

Una de las herramientas más empleadas por las empresas de cara a potenciar e incrementar su imagen es la participación en ferias internacionales como es el caso de Enomaq y Tecnovid. Actualmente, las instituciones feriales como la nuestra sirve de plataforma para fomentar la proyección de la imagen internacional. Una de las claves que las compañías deben esgrimir en estos momentos de crisis económica es la participación de salones en los que dar a conocer sus productos y mejorar la percepción exterior de cara a lograr un mayor posicionamiento en el mercado.

¿Con qué argumentos trataría de convencer a una empresa del sector de participar en Tecnovid o Enomaq?

Los argumentos son muy sencillos. Simplemente, resaltaría que Enomaq, Oleomaq, Tecnovid y Oleotec son salones altamente especializados, que se han convertido en la mejor plataforma que tiene el sector oleícola, vitivinícola y de las bebidas en general para dar a conocer las propuestas más innovadoras y las últimas técnicas para el desarrollo de la industria.

Nuestra muestra internacional sirve de escaparate en el que se exhiben las últimas innovaciones en materia de maquinaria y tecnologías aplicadas a la industria del vino y el aceite, y a las bebidas en general. En total, en la pasada edición celebrada en 2007, los salones contaron con más de 70.000 metros cuadrados -distribuidos entre los pabellones 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 9- y más de mil expositores procedentes de los cinco continentes.

¿Y a un posible visitante?

Exactamente lo mismo. Para los visitantes, acercarse hasta Enomaq y Tecnovid tiene múltiples atractivos, dado que aquí, en las instalaciones de Feria de Zaragoza se dan cita, durante cuatro jornadas, las empresas más punteras e innovadoras en materia oleica y vitivinícola y cuentan con el respaldo mayoritario de todo el sector, que apuesta plenamente por el desarrollo de estos certámenes y por la conexión entre el mercado del vino y el aceite dentro de un mismo espacio ferial. Estoy convencido que todos los visitantes que se decanten por nuestros certámenes no saldrán defraudados.

“Contamos con la presencia de las principales firmas internacionales y nuestra reputación de cara al exterior es excelente”

¿Qué espera usted, como director del certamen, de esta edición?

Espero que se mantenga el nivel que siempre ha caracterizado a estos salones y que, incluso, se incremente. Considero que son dos salones con un elevado nivel expositivo y que apuestan claramente por la tecnología aplicada al mundo del vino. Contamos con la presencia de las principales firmas internacionales y nuestra reputación de cara al exterior es excelente, por lo que estoy convencido de que vamos a celebrar una gran feria que contará con el respaldo de expositores y visitantes.

Mi principal objetivo es concentrar una importante oferta de contenido y mostrarla a una numerosa demanda profesional, marcar parámetros de calidad, tanto en Feria de Zaragoza como en los servicios que ofrece nuestro entorno y fundamentalmente, conseguir el mayor grado de satisfacción tanto en los expositores como en los visitantes. Como me gusta repetir, somos un instrumento al servicio del sector.

foto
“El mercado vitícola español está haciendo muy bien las cosas en materia internacional”, afirma López.Foto: Zsuzsanna Kilián.
“Para los que amamos la cultura del vino, el trabajo en la viña, la selección, la elaboración o su presentación, la cata de un vino es algo más que su degustación”

¿Cuál es su vino nacional preferido? ¿E internacional? ¿Por qué?

Es una pregunta comprometida, pero sencilla de responder. Hay tantos vinos excelentes en España y en el mundo que me resultaría imposible quedarme con uno. Para los que amamos la cultura del vino, el trabajo en la viña, la selección, la elaboración o su presentación, la cata de un vino es algo más que su degustación.

Llevar a tu nariz mora, vainilla, violeta o pimienta. Saber asociar variedad y territorio. Disfrutar, aprender, siempre aprender, es una pasión que conocemos todos los amantes del vino. Recomendaría a todo el mundo leer un diccionario del vino. Hay tanta poesía contenida en sus términos que resulta difícil abstraerse a su hechizo.

Le hablaría de excelentes cavas, de la carnosidad de la garnacha, de la petit verdot, de la roussette, de la trincadeira preta, del malbec. Vinos españoles de cualquier denominación, vinos húngaros, de Borgoña, de California... Creo que podríamos hacer de esta pregunta una larga entrevista.

foto
“Es cierto que se han incrementado el número de bodegas, pero también es verdad que cada vez se produce mejor vino”, explica López. Foto: Erika Thorpe.

¿Qué tienen nuestros vinos y viñas que no tengan los franceses, por ejemplo?

Nuestros vinos tienen raza y unas características tan peculiares que, poco a poco, ganan enteros entre los mejores. En estos momentos es común encontrar un caldo español en una vinoteca de cualquier país europeo o americano y, además, tienen un rasgo tan peculiar que cuando la gente los prueba, repite. Sin lugar a dudas, la tierra y el agua de España le imprimen un carácter especial a nuestro vino y eso se transmite.

¿No sabemos vender en el exterior?

Por supuesto que sabemos vender en el exterior, y cada vez mejor. Lo que ocurre es que el mercado español abrió sus fronteras hace menos tiempo que, por ejemplo, el francés o el italiano y esto ha hecho que su posición en el mercado sea mejor. Sin embargo, en los últimos años se están llevando a cabo importantes campañas internacionales por parte del Gobierno español, así como las Denominaciones de Origen y las propias empresas, que quieren ver sus productos en las mejores vitrinas mundiales. Aunque hemos despegado con algo de retraso, el mercado vitícola español está haciendo muy bien las cosas en materia internacional.

“España es, en estos momentos, el primer exportador mundial y el segundo país europeo en producción de frutas y hortalizas. Por ello, hemos tratado de ofrecer el escenario idóneo (la creación de Fruyver) para que esta expansión siga en aumento”

Además de los salones dedicados al vino y al aceite, Feria de Zaragoza se estrena este año con Fruyver, un nuevo certamen dedicado a las técnicas y equipos para el sector de las frutas y verduras. ¿Por qué la feria se ha embarcado en este nuevo proyecto?

El sector de las frutas y verduras es de vital importancia para la economía y está totalmente relacionado con el mercado del vino y el aceite. Por este motivo, hemos puesto en marcha el primer Salón de Técnicas para el sector de las Frutas y Verduras. Nuestra idea es que se trata de una herramienta para relanzar el mercado frutícola español, así como para ofrecer un foro diferente para los agentes relacionados en el futuro del mercado hortícola nacional.

España es, en estos momentos, el primer exportador mundial y el segundo país europeo en producción de frutas y hortalizas, por lo que Feria de Zaragoza ha tratado de ofrecer el escenario idóneo para que esta expansión siga en aumento. Se trata de un foro específico y de carácter profesional que aportará una nueva visión, así como ofrecerá la posibilidad de fusionar mercados tan específicos como el vino y el aceite, cuyos productores son, en muchos casos, los agricultores.

A gran parte del público le cuesta entender las quejas de los agricultores de nuestro país, más teniendo en cuenta que somos el primer exportador mundial de frutas y hortalizas. ¿Cómo explicaría esta situación?

La situación es complicada y más si tenemos en cuenta que España es y ha sido, históricamente, un país agrícola. Es cierto que la situación del campo español es difícil y que es necesaria una actuación por parte de todos los agentes implicados. Lo cierto es que existe una gran distancia entre el precio en el origen y el que adquiere el consumidor final, pero también es cierto que debemos saber competir con nuevos mercados emergentes y para ello tenemos que conseguir que nuestro producto se diferencie en el exterior y que compita en precio, porque la calidad de nuestros productos agrícolas es indiscutible.

Perfil

Alberto López Sánchez, de 41 años, es Licenciado en Derecho y Técnico en Marketing Agrícola. Entre otros cargos, ha dirigido una empresa dedicada a la fabricación de implementos agrícolas y ha trabajado en medios de comunicación del sector agrícola. Desde finales de 2004, López asume la dirección del Área Agroalimentaria de Feria de Zaragoza.

“Por una cuestión de voluntad, desde que yo terminé mis estudios hasta mi cargo aquí en la feria, mi ciclo en todas las empresas para las que he trabajado ha sido de un máximo de 4 años”. Según explica López, ha estado en diferentes sectores que le han aportado “una experiencia importante” en distintas áreas para poder desarrollar ahora sus funciones de máximo responsable del Área Agroalimentaria de Feria de Zaragoza. “Ha sido siempre una voluntad propia: guardo una excelente relación con todas las empresas para las que he trabajado pero quería adquirir experiencia en diferentes áreas y sobre todo en diferentes sectores”, afirma. “Al fin y al cabo, en cuestión de dirección de equipos, la estrategia en general es muy parecida, lo único que cambia son las cuestiones específicas de cada sector”.

Empresas o entidades relacionadas

Feria de Zaragoza

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS