Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
“Uno de los objetivos de la ACE es mostrar a la sociedad qué es un enólogo, la ciencia que hay detrás de esta formación”

Entrevista a Joan Miquel Canals, presidente de la Associació Catalana d’Enòlegs

Nina Jareño11/04/2018

Joan Miquel Canals fue elegido nuevo presidente de la Associació Catalana d'Enòlegs (ACE) por unanimidad. Con una amplia trayectoria en el sector vitivinícola, Canals es el decano de la Facultad de Enología de la Universitat Rovira i Virgili desde 2013. Con el objetivo principal de consolidar el Col·legi d'Enòlegs i Enòlogues de Catalunya (CEEC), Canals emprende esta aventura con ilusión y responsabilidad.

Para empezar, háblenos de cómo empezó su carrera en el mundo del vino y qué ha ido haciendo desde entonces.

Empecé en el mundo el vino en el Penedés, de donde soy originario, mi primera vendimia (como asistente del enólogo) fue en 1983 en la Cooperativa de La Granada, después de un curso de 3 meses en el Incavi. Curse FPII de Enología y Viticultura en Falset, con José Luis Pérez. Al acabar, estudié Ciencias Químicas en la Universidad de Barcelona y después realicé un doctorado bajo la dirección de Fernando Zamora, con quien sigo trabajando hasta la actualidad con un fantástico equipo de investigación. Soy profesor desde 1994, con diversas responsabilidades en la Facultad de Enología como director de la bodega experimental de la URV, director científico de Vitec y responsable académico del grado en enología y decano desde 2013. He realizado estancias en el INRA de Montpellier y en el 2011 en el AWRI (Australia). En ambos post-docs he profundizado mis conocimientos en interacción entre saliva y taninos, aunque lo que más aprecio es las relaciones personales que he podido disfrutar.

foto

Joan Miquel Canals, presidente de la Associació Catalana d’Enòlegs.

Actualmente es el decano de la Universitat Rovira i Virgili, una de las primeras universidades en apostar por la formación en enología en España. ¿Estamos al nivel formativo de otras zonas preminentemente vitícolas del mundo?

La Universidad Rovira i Virgili ha sido pionera en estudios oficiales de enología. Actualmente en la Facultad de Enología se pueden estudiar todos los niveles de formación: grado, máster y doctorado. Además, juntamente con los compañeros de la Facultad de Turismo y Geografía, impartimos y coordinamos un Máster Erasmus Mundus en Innovación en Enoturismo (wintour-master.eu), en consorcio con la Universidad de Burdeos y la de Porto. También se pueden cursar títulos propios de sumiller, un posgrado para directivos que se adentren en el mundo del vino, un curso de exportación, uno de liderazgo y estamos trabajando en alguno más.

En formación consideramos dos tendencias. La primera es la búsqueda de las fronteras de la enología, pues hoy en día las empresas precisan enólogos con conocimientos de marketing, enoturismo, someliería y otras áreas afines al mundo del vino. Nuestros estudiantes, ya en el grado de enología, tienen materias de este tipo como optativas para empezar su formación. La segunda tendencia es el trabajo en red, ya sea a nivel internacional, que nosotros gestionamos a través de la red oenoviti international y que nos permite estar en proyectos de investigación, intercambio de estudiantes y crear nuevos proyectos de formación con las universidades más prestigiosas del mundo en nuestro campo. Pero también a nivel local, lo que no nos hace olvidar a nuestros antiguos estudiantes, para quienes ofrecemos la formación continuada citada, en consorcio con la Wine Bussiness School de Vilafranca del Penedés. Una vez más, buscamos la complicidad de entidades especializadas para tener más sostenibilidad y visibilidad.

¿Qué significa para usted ser nombrado presidente de la ACE y del Col·legi d'Enòlegs i Enòlogues de Catalunya (CEEC)?

La ACE, con 40 años de historia, es una entidad con una gestión muy en equipo. El colegio, creado por la ACE cuatro años atrás, está empezando su singladura. El equipo que formamos las dos entidades, la primera de derecho privado y a segunda de derecho público, pensamos en aunar la cúpula directiva: secretaria, dirección y responsable de la economía. Para mí, ser la cabeza visible es un honor, pero tengo muy claro que sin el apoyo de todos los miembros de la junta no me hubiera presentado, ya que mi posición hasta ahora de vocal también nos permitía una buena coordinación con la Facultad de Enología, ya antes de ser decano.

¿Qué objetivos va a seguir durante su mandato?

El objetivo primero es consolidar el colegio, facilitar que los miembros de la ACE que puedan se colegien. Es nuestro interés que la entidad de derecho público sea la principal entre las dos. Eso no irá en detrimento de la ACE, ya que estos seguirán gozando de todas las ventajas.

Un segundo objetivo es mostrar a la sociedad qué es un enólogo, la ciencia que hay detrás de esta formación: desde biología, ya sea vegetal o micro, pasando por la ingeniería hasta la química. Queremos dar a conocer esta profesión ya desde las escuelas, poniendo el foco en el STEM (Science, Technology, Engineering y Maths) y la enología es un ejemplo perfecto para trabajar en la escuela la formación de los científicos del futuro.

foto
Joan Miquel Canals frente a los restos romanos que se estan excavando frente a la bodega experimental de la URV.

¿Cuáles son las perspectivas a corto, medio y largo plazo de su Asociación?

Actualmente estamos estabilizados en numero de asociados, estamos convencidos que solo podremos captar las nuevas generaciones de enólogos si les ofrecemos actividades atractivas y que permitan ser realizadas dentro de un espacio de tiempo limitado. Hoy en día el gran enemigo de este tipo de asociaciones es el tiempo, no hay tiempo para nada y por tanto debemos potenciar actividades online como los webinars, así como el acceso a clústeres de información exclusivos.

El mundo de la enología ha vivido un boom en los últimos años… ¿Es muy distinta la situación actual de la de hace una década?

Es evidente que el mundo ha cambiado, las TICs han dinamizado un cambio que ya era emergente de dinamización de actividades dirigidas al ocio. El otro gran cambio se puede decir que está relacionado con el hecho de que el mercado es el mundo, la exportación ha sido, y creo que será, el motor del sector.

Si nos centramos en Cataluña, ¿cuántos enólogos hay en estos momentos?

Lo óptimo sería un enólogo por bodega, que en Catalunya se cifra en algo más de 600, aunque lamentablemente esto aún no es así. Calculo que debe haber unos 500 enólogos, de ellos 340 miembros de nuestras asociaciones.

¿Cómo motivaría a un estudiante a escoger y seguir la carrera de enología?

La enología es una disciplina muy amplia, con grandes posibilidades de especialización en lo que más atraiga, desde la investigación, la viticultura, la elaboración, el embotellado, la gestión, el control de calidad o la venta. La tasa de empleabilidad es próxima al 100%, en la URV no alcanzamos a cubrir la demanda de las empresas. Un gran añadido es la sensación de estar realizando una actividad respetuosa con el planeta, en contacto con la naturaleza y que está relacionada con una cultura milenaria.

En su opinión, ¿qué escenario cree que atraviesa el sector vinícola catalán?

Mi percepción es que cada vez hay más micro y pequeña empresa que se especializa en productos de calidad y de valor añadido. Las bodegas tienen una clara vocación de venta internacional y a la vez de acoger los wine lovers que les visitan, por lo que creo que estamos en un buen momento.

foto
Canals en la bodega Mas dels Frares.

La crisis económica ha afectado al sector, incluso complicó el futuro de algunas bodegas... ¿Cómo está la situación en estos momentos?

Creo que la crisis afectó a inversores de fuera del mundo del vino, sobre todo de los sectores más beneficiados por expansión precrisis. Las empresas que estaban soportadas por capital con una cierta solera en este mundo saben muy bien que hay momentos en que hay que replegarse y momentos expansivos.

En este sentido, ¿de qué forma apoya la ACE al sector?

El CEEC y la ACE son parte del sector, los enólogos son la materia gris que crea el vino y le da valor añadido, interpreta a ‘los de marketing’ dándoles el producto que van a vender. Nuestro papel debe ser de soporte y ayuda en la actualización de conocimientos de nuestros asociados.

¿Qué cambiaría para mejorar la producción de vino en Catalunya?

Aunque la mayoría de las bodegas lo tienen claro, pondría un enólogo en cada bodega y le alentaría en que se reciclara, poniendo los medios necesarios.

Para terminar, ¿cuáles son los retos de futuro que debe afrontar el sector vinícola en general en el futuro?

El cambio climático, sin duda es un reto de presente y de futuro. Debemos ser apóstoles de esta plaga que va a ser peor que la filoxera y quizás, irreversible.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Macrowine 2018 - 28 - 31 mayo hotel Palafox - Zaragoza

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS