Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Vestuario Profesional
“No me ciño a ninguna tendencia. Se trata de que quien vista mis diseños se sienta libre”

Entrevista a Roberto Diz, diseñador de moda

Carmen Orús20/10/2021

De origen gallego, nacido en Tui, Roberto Diz se mudó con sus padres a Jerez de la Frontera cuando era un niño. Allí estudió corte y confección y, posteriormente, recaló en Londres para perfeccionar su técnica. Desde el sur consiguió vestir a algunas de las españolas más estilosas, como Inés Domecq, Nieves Álvarez, Lourdes Montes o Mar Flores. Ahora, desde su atelier en Madrid trabaja para su proyección internacional.  Cuando habla de su estilo, se sitúa en lo clásico. “La esencia de la moda es volver y volver, la modernidad radica en la búsqueda de un estilo clásico que perdure en el tiempo”. Admirador de otro gallego, Amancio Ortega, opina que Zara no copia sino que adapta tendencias y las transforma. Además, nos susurra que “si Zara incorporara a la venta un diseño de mi nueva colección de prêt-à-porter, sentiría que estoy haciendo las cosas muy bien”.

foto
Roberto Diz. Foto: @aliakar_a3.

Diseñar una colección a los 6 años puede tomarse como un juego. Sin embargo, en su caso, fue el despuntar de su vocación. ¿En qué momento tuvo claro que iba a ser modisto?

Lo tuve claro desde el principio, aunque provengo de una familia conservadora y tuve que luchar por conseguir que creyeran en mí.

Su trayectoria comenzó en Jerez, donde se hizo con una clientela local y de Sevilla y otros puntos de Andalucía y de España. Estas circunstancias contribuyeron a que estableciese su atelier en Sevilla para optar a un núcleo de clientes más extenso. Realmente fue una plataforma que dio a conocer su buen hacer en toda España. Sus diseños comenzaron a aparecer en el papel cuché, fruto de una clientela selecta y de familias muy conocidas, y también al hecho de vestir a novias y acompañantes. ¿Es cierto que en el Sur se le da mucho valor a vestir con estilo en las ceremonias?

Efectivamente, en el Sur se sigue guardando ese gusto por arreglarse tanto para las ceremonias como para los eventos.

Sus trajes de novia han sido aclamados. Cuéntenos el proceso que sigue tras el encargo

Lo primero es conocer a la novia y tener cierta orientación sobre sus gustos y su forma de ser, saber dónde se va a desarrollar la boda y otros pequeños detalles que me ayudan a nivel creativo para desarrollar el encargo.

Una pregunta que parece obvia pero que obtiene diferentes respuestas por parte de los diseñadores. ¿Sabe usted coser?

Sí, creo que es fundamental tener conocimientos de patronaje y costura para dar las directrices precisas a tu equipo.

Actualmente, mantiene su taller en Sevilla, pero se ha instalado en Madrid. Se supone que esta ubicación en el centro aumenta sus posibilidades de llegar a más clientes y, al tiempo, de crecer como empresa. Ha retomado su producción en prêt-à-porter presentando sus colecciones en la pasarela Madrid Fashion Week. ¿Cómo lleva esta dualidad de la costura por encargo y la de diseñar para producir?

Son mundos totalmente diferentes. En la costura, poco a poco vas conociendo el cliente y sabes cómo será el evento en el que va a usar tus prendas, mientras que en la fabricación en serie el cliente es un desconocido lo que quizás te deja mayor libertad creativa.
foto
Uniforme del Hotel Palacio Villapanés de Sevilla, diseñado por Roberto Fiz.

Un diseñador a veces no es un buen gestor, cualidad imprescindible en el mundo del prêt-à-porter. España es sin duda un país con buenos diseñadores que no siempre salen airosos cuando se trata de crecer y producir. ¿A qué se debe?

Efectivamente, diseñar moda y ser gestor son tareas diametralmente opuestas. Creo que en este sentido es fundamental contar con un buen equipo tanto a hora de crear un buen producto como a la hora de gestionar la empresa.

Nos ha hablado de que en la actualidad nos encontramos ante una super producción. ¿Cómo destacar en un mercado tan competitivo?

Cada día destacar es más difícil ya que como bien dices hay una súper producción en el mundo de la moda. Creo que la única forma es manteniendo la filosofía de ser fiel a tu propio estilo.

En términos generales, ¿viste bien la mujer española?

Creo que en España contamos con algunas de las mujeres más elegantes del mundo como es el caso de nuestra clienta y amiga Inés Domecq.

Trabajó un tiempo con Elio Bernhayer ¿Qué le aportó esta experiencia?

Antes de trabajar con Elio mi idea de la moda era más creativa que llevable. Con Elio aprendí que las prendas deben estar diseñadas para individuo y no para museo.

¿En qué influye Galicia, su tierra natal, en sus creaciones?

En todo, el color, la luz, el misterio…
foto
Uniforme del Hotel Palacio Villapanés de Sevilla.

Ha propuesto una colección de textiles para el hogar basada en la naturaleza. ¿Tiene buenas perspectivas?

La colección acaba de salir a la venta, nuestra colaboración con CR CLASS ha sido fantástica y esperamos ver nuestros tejidos en muchos salones tanto de hogares como hoteles y establecimientos públicos.

¿Qué partes de un vestido son esenciales para usted y que tienen en común sus diseños?

Sin duda alguna los hombros y la cintura son partes del cuerpo que siempre tienen un protagonismo especial en mis creaciones.

¿Cuándo diseña para prêt-à-porter tiene en cuenta las tendencias que van perfilándose en la calle?

No, en realidad es un trabajo totalmente individual y personal que muchas veces y sin quererlo encaja dentro de las tendencias actuales, pero no es algo que surja premeditadamente.

Ha incursionado en el mundo de la uniformidad para establecimientos de lujo como el Hotel Palacio Villapanés de Sevilla. ¿Ha habido o habrá otros encargos similares que no conozcamos?

Sí, de hecho, ya los hemos realizado. Nuestro último trabajo ha sido para el nuevo restaurante de Radisson Blue Coleccion de Sevilla Justa y Rufina del grupo Azotea, para los cuales hemos creado un uniforme muy contemporáneo y cosmopolita.

¿Uniformar significó para usted un trabajo con muchos límites?

Efectivamente, cuando se diseña un uniforme profesional hay que tener en cuenta muchos detalles tanto a nivel técnico, debido que son pendas que van a tener mucho uso, como a nivel estético ya que tienen que hablar de la personalidad de la marca a la que representan, así como hay que dar mucha importancia a la comodidad.
foto
Uniforme del Hotel Palacio Villapanés de Sevilla.

¿Cómo conjugó el buen diseño con la funcionalidad requerida por un equipo que tiene tareas concretas a desarrollar y precisa de confort y facilidad de movimiento?

Primero pienso en la estética, el diseño, y después trabajo en los patrones y los tejidos que más se adecúan al futuro uso de las prendas.

¿A qué famosa le gustaría vestir?

Siempre a Penélope Cruz.

Hacer marca es un desafío. Una tarea con muchas dificultades en nuestro país. ¿Cuál es su enfoque?

Nuestro enfoque siempre ha sido el mismo, mantenernos fieles a nuestro estilo e intentar huir de tendencia preconcebidas.

En estos momentos, ¿en qué países tiene demanda la firma Roberto Diz?

Bueno, vendemos básicamente en España, pero desde Emiratos Árabes siempre tienen un ojo puesto en nuestra marca y tenemos muchas clientas en esa zona.

Y, ¿en qué países le gustaría obtener reconocimiento?

Desde el punto de vista de negocio en todos los posibles.

Según su criterio, ¿qué beneficios e inconvenientes deparan las redes sociales para dar a conocer sus productos?

En cuanto a los beneficios son un escaparte abierto al mundo sin fronteras ni limitaciones. No veo puntos negativos.

¿Los influencers resultan de ayuda?

Somos muy selectivos a la hora de trabajar con los influencers, a mí personalmente me gusta todas aquellas influencers que aportan un punto nuevo a la moda y se divierten con ella de forma creativa.

Dentro de la corriente de lo ecológico, usted ha desarrollado complementos con materiales reciclados. Resulta un enfoque positivo de cara al consumidor moderno. Sin embargo, no veo posible que un creador se encorsete en este concepto a la hora de diseñar. ¿En qué vertiente puede Roberto Diz sumarse al carro de la ecología?

En todas, partiendo de la base que diseñamos prenda que nos gustaría que fueran atemporales y que permanecieran útiles en los armarios de nuestras clientas durante mucho tiempo.

Salvo excepciones, la gente de la calle viste como uniformada y, aunque cambie de prendas, no lo hace en función de adónde va, si al cine o a una cena. ¿No le parece empobrecedor? Y más teniendo en cuenta que actualmente hay prendas de vestir muy actuales al alcance de casi todos los bolsillos.

Supongo que tiene que ver con la necesidad del individuo de formar parte de un grupo concreto y así pasar desapercibido. Creo que es difícil tal y como está la sociedad ser diferente.
foto
Roberto Fiz junto al personal del Hotel Palacio Villapanés de Sevilla.

La pandemia y el trabajo online han modificado hábitos y estamos viviendo el triunfo del homewear. ¿Es así?

Definitivamente sí, pero creo que esto tiene los días contados, pienso que la gente está ávida de volver a vestirse y de disfrutar en reuniones sociales.

Háblenos de sus proyectos o sueños a medio y largo plazo.

Después de todo lo que ha ocurrido de este periodo de pandemia lo único que quiero es seguir manteniéndome como hasta ahora.
“Cuando se diseña un uniforme profesional hay que tener en cuenta detalles técnicos, poque son pendas que van a tener mucho uso, como a nivel estético, ya que tienen que hablar de la personalidad de la marca a la que representan, así como hay que dar mucha importancia a la comodidad”
“Nuestro último trabajo ha sido para el nuevo restaurante de Radisson Blue Coleccion de Sevilla Justa y Rufina del grupo Azotea, para los cuales hemos creado un uniforme muy contemporáneo y cosmopolita”
"Creo que la única forma de destacar es manteniendo la filosofía de ser fiel a tu propio estilo”