Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Combinando requisitos básicos y adicionales de la norma EN ISO 20345 dan como resultado calzado con diseño, ergonomía y seguridad en el calzado de seguridad

Protección del metatarso en el calzado de seguridad

Daniel Garnica, técnico especialista en Protección y Seguridad Laboral, Hoffmann Group

17/07/2019

Habitualmente, cuando hablamos de calzado de seguridad, solemos centrarnos en los requisitos más conocidos (requisitos básicos) por la mayoría de trabajadores y prescriptores según EN ISO 20345, SB, S1, S1P S2, S3 o S5, es decir puntera de seguridad, plantilla antiperforación, hidrófugo, etc. Bien es cierto, que estas cubren gran parte de la demanda del mercado por si solas, pero no podemos dejar de detallar las características técnicas que pueden llegar a alcanzar después de años de I+D de los fabricantes junto con la propia evolución del mercado. Están consideradas como requisitos adicionales para aplicaciones especiales según EN ISO 20345; y cuentan con un marcado especial.

foto

Requisitos adicionales para aplicaciones especiales según EN ISO 20345.

Combinar los requisitos básicos y los requisitos adicionales a los que hace referencia la Norma, a día de hoy, podemos decir que diseño, ergonomía y seguridad no están reñidas. Un claro ejemplo de ello es el modelo ESD 756 SMC S3, que a nivel de seguridad abarca un amplio espectro de características técnicas, una de ellas la protección metatarsal (M) cuidando el diseño y la comodidad del modelo mediante el sistema de protección certificada Secura Meta Cover, donde la protección queda integrada en el diseño del modelo. Además, la suela Perbunan VX ESD le añade varias características técnicas como la resistencia a altas temperaturas hasta 220 °C aproximadamente, y disipación de cargas electrostáticas, que junto con el hilo de Nomex lo convierten en un calzado idóneo para talleres de mecanizado, fundiciones, y empresas o trabajos en general donde la combinación de los riegos de protección del metatarso y aislamiento térmico sea imprescindible.

foto

Calzado de seguridad modelo ESD 756 SMC S3.

Con respecto al factor ergonómico, es imprescindible destacar el sistema de amortiguación de talón Secure Vario, un sistema de amortiguación intercambiable en función del peso y carga según las necesidades del usuario. Este sistema permite que la espalda quede descargada de una forma controlada reduciendo la fatiga de forma controlada. La amortiguación de talón está configurada en 5 sistemas de amortiguadores codificados por colores en función del peso máximo del usuario. Este sistema está certificado y recomendado por la  Association Forum Healthy Back.

foto
Sistema de amortiguación de talón Secure Vario.
Podemos decir que la tecnología aplicada al calzado de seguridad está en continuo desarrollo con el fin de adaptar las necesidades de seguridad de ámbito normativo, a la comodidad y el diseño, pero sin descuidar otro aspecto de la prevención como es la ergonomía. Atrás queda ese calzado, en el que la comodidad era inversamente proporcional a la seguridad de este. Y cuantos más requisitos de seguridad exigía el calzado más incómodo era para el trabajador. Los diferentes materiales han ido evolucionando en dotar al calzado de menor peso, mayores resistencias en los ensayos, mayor transpirabilidad, y otras características que ayudan a disminuir la fatiga y muy probablemente conlleve un aumento de la productividad.

Empresas o entidades relacionadas

Hoffmann Iberia Quality Tools, S.L.