Sáviat, Supera a tu competencia, Renueva tu imagen, Aumenta tus ventas

Análisis de los principales riesgos biológicos y equipos de seguridad para hacerles frente

Equipos de protección individual frente a riesgos biológicos

Federico Cappa Caicedo, gerente de Desul08/02/2019
El RD 644/97 sobre protección de los trabajadores contra los riesgos a la exposición a agentes biológicos define los agentes biológicos como microorganismos capaces de originar cualquier tipo de infección o toxicidad, por lo que el riesgo más frecuente de una exposición a estos agentes es contraer enfermedades de carácter infeccioso.
foto
Los EPI que se deben utilizar son frente a un riesgo biológico son: guantes de protección química y biológica; protección ocular; protección respiratoria; y prendas de protección.

Los principales fuentes de agentes infecciosos son:

  • Los pacientes
  • Los equipos e instrumentales.
  • Los residuos generados
  • Las diversas instalaciones del hospital en las que puede haber reservorios de agentes biológicos.

Los riesgos asociados a agentes biológicos se clasifican según el Anexo II del R.B 644/97.

Grupo de riesgo Riesgo de enfermedad Propagación a la comunidad Profilaxis eficaz Tratamiento eficaz
Grupo 1 Poco probable - - -
Grupo 2 Probable Escaso Existente Existente
Grupo 3 Enfermedad grave Alto Existente Existente
Grupo 4 Enfermedad grave Muy alto No existente No existente

 

Principales enfermedades producidas por agentes biológicos
Tipo infección Agente biológico Grupo 2 Agente biológico Grupo 3 Agente biológico Grupo 4
Infecciones víricas
  • Hepatits A
  • Sarampión
  • Rubeóla
  • Herpes
  • Varicela
  • Gripe
  • Parotiditis
  • Citomegalovirus (CMV
  • Virus Epstein-Bar (VEB)
  • Hepatits (B, C, D, E, G)
  • VIH/Sida
  • Fiebre hemorrágica Crimea/Congo
  • Variola (major & minor) virus
  • Whitepox virus (variola virus)
  • Virus Ébola
  • Virus de Marburg

 

Infecciones bacterianas
  • Legionelosis
  • Meningitis meningocócica
  • Salmonelosis
  • Tosferina
  • Shigelosis
  • Tétanos
  • Tuberculosis
  • Shigelosis
  • Salmonelosis
 
Infecciones por hongos
  • Candidiasis
  • Aspergilosis
   
Otros
  • Giardia Lamblia
  • Ascaris Lumbricoides
  • Cryptosporidium spp
   

 

Los factores determinantes en el nivel de riesgo biológico son:

  • Extensión de la contaminación.
  • Virulencia del microorganismo.
  • Susceptibilidad del trabajador.
  • Vías de entrada: parental, aérea, dérmica y digestiva.
foto
Virus del Ébola.

Debe realizarse una evaluación de riesgos para identificar los puestos de trabajo que están expuestos a algún tipo de riesgo biológico. Si los resultados de la evaluación indican la existencia de riesgo biológico y no puede evitarse, se reducirá el riesgo al nivel más bajo posible, aplicando las siguientes medidas:

  • Procedimientos de trabajo y medidas técnicas que eviten o minimicen la liberación del agente biológico.
  • Reducción del número de trabajadores expuestos.
  • Medidas seguras de recepción, manipulación y transporte de los agentes biológicos dentro del lugar de trabajo.
  • Gestión de residuos. Medios seguros de recogida, almacenamiento y evacuación de residuos
  • Medidas de higiene que evite la dispersión del agente biológico
  • Señalización.
  • Medidas de higiene personal.
  • Establecimiento de planes para hacer frente a accidentes con exposición a agentes biológicos
  • Medidas de protección colectivas o individuales.

Según el art.17 de la Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales, el hospital o centro sanitario debe proporcionar a sus trabajadores los equipos de protección individual necesarios para evitar los riesgo inherentes a la realización de sus funciones siempre y cuando no se pueda limitar el riesgo con medios de protección colectiva u otros procedimientos técnicos.

El RD 773/97 relativo a la utilización de los equipos de protección individual (EPI), indica que estos deben:

  • Responder a las condiciones de trabajo.
  • Tener en cuenta las condiciones anatómicas, fisiológicas y de salud del trabajador.
  • Adecuarse al usuario con los ajustes necesarios.

Si los resultados de la evaluación de riesgos indican la necesidad de utilizar EPI se deben tener en cuenta aspectos como:

  • Elección y adquisición del equipo adecuado. El equipo debe cumplir con las exigencias del RD 1407/92 relativa a la comercialización de EPI y del Reglamento 2016/425 del Parlamento europeo.
  • Los EPI son de uso individual y se supervisará su distribución y uso.
  • Establecimiento de normas para su uso, limpieza, mantenimiento y almacenamiento.

Según el Reglamento (UE) 2016/425 los EPI se clasifican en tres categorías

  • Cat. I. Incluye prendas exclusivamente para riesgos mínimos
  • Cat. II. EPI producidos en serie adaptados a un usuario individual, salvo si están destinados a proteger a los usuarios contra los riesgos enumerados en la categoría I.
  • Cat. III. Incluye exclusivamente riesgos que podrían ocasionar consecuencias muy graves, como lesiones irreversibles o incluso la muerte.

Los EPI que se deben utilizar son:

  • Guantes de protección química y biológica.
  • Protección ocular.
  • Protección respiratoria.
  • Prendas de protección.
foto
Camilla de protección frente a riesgos biológicos.

Guantes de protección química y biológica

Los guantes que se utilizan en un hospital son un producto de uso dual ya que son considerados como producto sanitario para la prevención de la contaminación cruzada entre personal sanitario y paciente y como equipo de protección individual. Debido a esta dualidad tienen que cumplir con dos normativas europeas:

  • El Reglamento (UE) 2017/745 del Parlamento europeo sobre productos sanitarios.
  • El Reglamento (UE) 2016/425 del Parlamento europeo sobre equipos de protección individual.

En el caso de productos sanitarios hay un periodo de transición de 3 años, por lo que actualmente se pueden aplicar la Directiva 93/42/CEE actualizada por la Directiva 2007/47/CEE y el RD 1591/2009.

Los guantes que se tiene que cumplir con unos requisitos técnicos establecidos por las normas UNE:

  • UNE-EN 455-1. Determinación de ausencia de agujeros. Verificación AQL
  • UNE-EN 455-2. Propiedades físicas.
  • UNE-EN 455-3. Compatibilidad biológica
  • UNE-EN 455-4. Determinación de la vida útil mediante envejecimiento acelerado.
  • UNE-EN 420. Guantes de protección. Requisitos generales y métodos de ensayo.
  • UNE-EN 374-1. Terminología y requisitos de funcionalidad contra riesgos químicos.
  • UNE-EN 374-2. Requisitos de penetración.
  • UNE-EN 374-4 Requisitos de degradación por los productos químicos
  • UNE EN 16523-1 Requisitos de permeación de productos químicos
  • UNE-EN 374-5. Terminología y requisitos de funcionalidad contra riesgos microbiológicos.

Como EPI se utilizarán guantes que cumplan la EN 374-1 y la EN 374-5.

foto
Letra Sustancia
A Metanol
B Acetona
C Acetonitrilo
D Diclorometano
E Disulfuro de carbono
F Tolueno
G Dietilamina
H Tetrahidrofurano
I Acetato de etilo
J n-Heptano
K Hidróxido sódico 40%
L Ácido sulfúrico 96%
M Ácido nítrico 65%
N Ácido acético 99%
O Amoníaco 25%
P Peróxido de hidrógeno 30%
S Ácido fluorhídrico 40%
T Formaldehído 37%

 

Según la norma EN 374-5 establece dos categorías.
foto
Los pictogramas deben aparecer impresos en el guantelete del guante o en el caso de guantes desechables en la caja dispensadora.

Los guantes destinados a proteger frente a riesgos biológicos tienen como mínimo que estar certificados en tipo B según la EN 374-1 y en protección frente a virus según la EN 374-5. Lo mas recomendable es que sean de nitrilo o de butilo dependiendo del agente biológico y del nivel de exposición al mismo.

Protección ocular

En lo que respecta a los protectores oculares no hay una normativa específica para protección biológica. Solo se aplica la norma UNE EN 166. ‘Protección individual de los ojos. Especificaciones’.

A la hora de seleccionar un protector ocular hay que tener en cuenta:

  • El campo de uso.
  • Diseño de la montura.
  • Clase de óptica.
  • Resistencia al empañamiento.
  • Resistencia a la abrasión.
Campo de uso Para
3 Gotas de líquido
3 Salpicaduras de líquido (solo para pantallas faciales)
4 Partículas de polvo gruesas (hasta 5µ)
5 Gas y partículas de polvo fino (menos de 5µ) (*)
8 Arco eléctrico en cortocircuito (solo para pantallas faciales)
9 Metales fundidos y sólidos calientes (debe resistir la prueba de impacto para gafas y pantallas)

(*) No incluye gafas de montura integral

Diseño de la montura:

  • Montura universal. Los oculares están acoplados a una montura con varillas.
  • Integral. Encierran de manera estanca la región orbital y la de contacto con el rostro.
  • Pantalla facial. Cubre la totalidad o parte del rostro.

Protección respiratoria

Las mascarillas, al igual que los guantes son considerados como un producto de uso dual. Le son de aplicación las normas:

  • UNE-EN 14683:2014. Mascarillas quirúrgicas. Requisitos y métodos de ensayo
  • UNE-EN 149:2001+A1:2009. Medias mascaras filtrantes de protección contra partículas.

Como equipo de protección individual se utilizarán mascarillas para partículas que cumplan requisitos establecidos por la norma EN 149:2001+A1:2009. Esta norma las clasifica según la eficacia de filtración, el valor de fuga al interior, tiempo de uso y resistencia a la saturación. Según el % de fuga se clasifican:

  % fuga al interior
P1 <22
P2 <8
P3 <2

 

Es aconsejable la utilización protecciones respiratorias con nivel de protección P3 si bien en determinadas circunstancias de escasa probabilidad de entrar en contacto con el contaminante o baja concentración de microorganismos (al aire libre, por ejemplo) se puede valorar el utilizar niveles P2. Lo más común son las mascarillas auto-filtrantes. En su denominación al nivel de protección se antepone ‘FF’.

Hay diferentes opciones en el mercado: moldeadas, plegadas, con válvula, sin válvula. Hay que decir que el nivel de protección es independiente de la forma o de que lleven o no válvula de exhalación

Si hubiera presencia de vapores hay que recurrir a máscaras con filtros con una etapa con carbón activo y otra para partículas.

Los EPI vistos anteriormente son todos de presión negativa; esto significa que el usuario es el que tiene que de hacer el esfuerzo para que el aire pase a través del material filtrante o de los filtros. Cuanto más alto sea el nivel de protección o más etapas de filtración lleve el filtro combinado; mayor será el esfuerzo.

Cuando hay riegos biológico asociados a los agentes del grupo 3 o 4 sería conveniente utilizar equipos motorizados conectados a una capucha protectora con visor. Estos aportan una protección adicional ya que crean una presión positiva dentro de la capucha y el trabaje, y además, su uso es mas confortable. Se suelen utilizar filtros Abek.

Prendas de protección

Las prendas que se utilizan comúnmente como barrera protectora son:

  • Batas quirúrgicas reforzadas en delantero y mangas.
  • Batas protectoras
  • Monos de protección química y biológica.
  • Capuchones
  • Cubrebotas y calzas
foto
Mono de protección química y biológica.

Las batas quirúrgicas y las batas protectoras son productos sanitarios y como tales tiene que cumplir los requisitos del R.D 1591/2009 y los de la norma UNE-EN 13795:2001.

La utilización de monos de protección biológica depende del tipo de riesgo detectado en la evaluación de riesgos. Los monos de protección se deberían utilizar cuando el riesgo biológico deriva de un agente biológico virulento del grupo 3 o 4.

Los capuchones cubrebotas y las calzas son accesorios fabricados con los mismos tejidos que los monos de protección pero no son EPI solo complementan a estos.

Las prendas de protección biológica primero han de pasar la certificación de protección química. Los monos de protección química son EPI de categoría III según el Reglamento (UE) 2016/425.

También se clasifican en ‘Tipos’ siguiendo los criterios de protección química:

Prendas de protección frente a sustancias químicas Categoría III
Pictograma Definición y nivel de exposición Norma aplicable
TIPO 1
  • Impermeables a los gases
  • TIPO 1- Prendas de protección contra químicos líquidos y gaseosos, incluido aerosoles líquidos y partículas sólidas.
  • TIPO 1 - ET - Requisitos de prestaciones para equipos de emergencia (ET)

EN 943-1-2002

EN 943-2-2002

TIPO 2
  • No impermeable a los gases
  • Prendas de protección contra químicos líquidos y gaseosos, incluido aerosoles líquidos y partículas sólidas
EN 943-2-2002
TIPO 3
  • Impermeable a líquidos
  • Prendas de protección contra químicos líquidos
  • Exposición a chorros de líquido a presión
EN 14605:2005/A1:2009
TIPO 4
  • Impermeable a aerosoles
  • Prendas de protección contra químicos líquidos. Exposión a aerosoles líquidos pulverizados (sin presión)
EN 14605:2005/A1:2009
TIPO 5
  • Partículas sólidas
  • Protección contra partículas sólidas en el aire
EN ISO 13982-1:2004/A1:2010
TIPO 6
  • Prestaciones limitadas contra químicos líquidos
  • Exposición potencial a pequeñas cantidades de pulverizado / vaporización o bajos volúmenes de salpicaduras accidentales y donde los usuarios pueden actuar adecuadamente en caso de contaminación
EN 13034:2005/A1:2009

 

La ropa de protección para riesgos biológicos tiene que pasar los ensayos establecidos por la norma EN14126:20003. Dicha norma establece cuatro ensayos para probar la barrera del ‘tejido’:

  • Resistencia a la penetración de agentes patógenos transportados en sangre usando el bacteriófago Phi-X174.- Máxima puntuación: 6
  • Resistencia a la penetración de agentes infecciosos debido al contacto mecánico con sustancias que contienen líquidos contaminados. - Máxima puntuación: 6
  • Resistencia a la penetración de polvos contaminados biológicamente. Máxima puntuación: 3
  • Resistencia a la penetración de aerosoles contaminados biológicamente. Máxima puntuación: 3

Si pasa estos ensayos, al número del ‘Tipo’ se le añade una ‘B’ (Tipo 3-B; 5-B; 6-B) y se puede marcar con el pictograma de riesgo biológico.

Para una correcta elección de la prenda se debe consultar la información sobre los resultados de los ensayos que debe aparecer en las instrucciones de uso de la prenda, o al fabricante.

En situaciones de riesgo biológico asociadas a agentes biológicos del grupo 4 es recomendable el uso de prendas de protección integrales y ventiladas ya que aportan:

  • Mayor seguridad: todos los elementos: protección del cuerpo; de pies y manos; respiratoria; facial y ocular van integrados en un solo elemento. No hay que encintar. Se reduce el riesgo de no utilizar alguno de estos elementos o utilizar uno no apropiado. Los moto-ventiladores dan un caudal de cientos de litros/minuto lo que crea dentro del traje una presión positiva que aumenta el nivel de protección.
  • Mayor confort para el usuario: algunos modelos de trajes llevan conductos internos que además de garantizar un alto caudal de aire respirable en la zona de la cabeza, distribuyen el aire en diversos puntos del traje refrigerando al usuario. El moto-ventilador es el que hace el esfuerzo de succionar el aire a través de los filtros.
  • Mayor facilidad de gestión de stocks: no hay que preocuparse de controlar diferentes elementos.
  • Rapidez en el despliegue: todos los elementos necesarios están integrados en uno solo.
  • Facilidad a la hora de vestirse, descontaminar y desvestirse.

Empresas o entidades relacionadas

Desul, S.L.