Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

La bodega del Grupo Solar de Samaniego en Laguardia constituye un ejemplo de participación de la empresa en la comunidad

Entorno de Trabajo Saludable: la participación de Bodegas Solar de Samaniego en la comunidad de Laguardia, un ejemplo de buenas prácticas

José Ignacio Argote, Ingeniero Consultor08/10/2018

La definición de ‘Entorno de Trabajo Saludable’ de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en las últimas décadas ha evolucionado enormemente, desde un casi exclusivo enfoque sobre el ambiente físico de trabajo, en el esquema tradicional de la salud y seguridad ocupacionales, que consideran los riesgos físicos, químicos, biológicos y ergonómicos, la definición actual se ha ampliado incluyendo: hábitos de salud (estilos de vida); factores psicosociales (organización del trabajo y cultura de trabajo); nexos con la comunidad; y todo lo que pueda tener un profundo efecto en la salud del empleado.

foto

Bodegas Solar de Samaniego inició su actividad empresarial en 1968, cuando son un grupo familiar, decidió recuperar sus raíces riojanas fundando estas bodegas al pie de las murallas de la villa medieval de Laguardia, en Rioja Alavesa. Imagen: Bodegas Solar de Samaniego.

Las formas de participar en la comunidad para mejorar la salud de los trabajadores, sus familias y los otros miembros de la comunidad es uno de los indicadores o áreas en que la OMS sustenta su definición. Bodegas Solar de Samaniego de Laguardia, en Rioja Alavesa, constituye un ejemplo de buenas prácticas de participación de la empresa en la comunidad rindiendo un homenaje a los oficios del vino con la obra de Guido van Helten, que es uno de los muralistas más valorados del mundo, conocido por sus retratos de gigantescas dimensiones y aires fotorrealistas, realizada en los antiguos depósitos de hormigón donde se desarrollaba el proceso de fermentación del vino.

¿Qué es un Entorno de Trabajo Saludable?

Durante varias décadas las actividades de promoción de la salud y las actividades de salud ocupacional operaron en una especie de doble vía. En los años recientes estas vías han comenzado a converger y la interrelación se ha hecho más fuerte tanto dentro de la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) como entre las relaciones y consensos con la Organización Internacional del Trabajo (OIT). El origen y evolución de los esfuerzos para mejorar la seguridad, la salud y el bienestar de los trabajadores, son tan complejos como la evolución de las ideas acerca de cómo alcanzar los objetivos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para los trabajadores, a lo largo del tiempo. La OMS y la OIT unieron esfuerzos casi inmediatamente después de la formación de la OMS, mediante la conformación del Comité de Salud Ocupacional OIT/OMS reconociendo la importancia de estos temas.

Es importante recordar los esfuerzos que han existido para llegar a conceptualizar las definiciones relacionadas a los Entornos de Trabajo Saludable, lo que tiene una estrecha relación con los esfuerzos para mejorar la seguridad, la salud y el bienestar de los trabajadores. Algunos de los hitos más importantes de los últimos 20 años y que marcan la historia de la evolución de los Esfuerzos Globales para Mejorar la Salud de los Trabajadores siguiendo son los siguientes:

  • La Estrategia Global sobre Salud Ocupacional para Todos, de 1996, en la que se recomienda, entre otras acciones, la importancia de utilizar el ambiente de trabajo para influir en el estilo de vida de los trabajadores (promoción de la salud).
  • La Declaración de Luxemburgo, sobre la promoción de la salud en los ambientes de trabajo de la Unión Europea realizada en 1997, en la cual, la Red Europea formada en 1996 para este mismo ámbito, consensúa acerca de la definición de Promoción de la Salud en el ambiente de trabajo.
  • El Acuerdo de Bangkok, para la promoción de la salud en un mundo globalizado, realizado el año 2005, en el cual por primera vez se reconoce explícitamente que las corporaciones y/o inversionistas deben practicar la promoción de la salud en el espacio de trabajo, señalando también que los hombres y las mujeres se ven afectados de manera diferente, y estas diferencias representan retos para crear espacios de trabajo saludables para todos y todas.
  • La Declaración de Stresa, sobre la salud de los trabajadores, realizada el año 2006, donde se expresa el apoyo hacia el esquema del ‘Plan Global de Acción para la Salud de los Trabajadores’, señalando que: “Existe una creciente evidencia de que la salud de los trabajadores no solo está determinada por los riesgos tradicionales y emergentes de la salud ocupacional, sino también por las desigualdades sociales como nivel de empleo, ingreso, género y raza, así como las conductas relacionadas a la salud y el acceso a los servicios de salud. Por lo tanto el consiguiente mejoramiento de la salud de los trabajadores, requiere un enfoque integral que combine la seguridad y salud ocupacional con la prevención de las enfermedades, la promoción de la salud y la contención de los determinantes sociales de la salud, llegando a las familias y comunidades de los trabajadores”.
  • Convenio de la OIT Nº.18 aprobado en la 95ª sesión de la OIT en 2006. Diseñado para reforzar las convenciones previas, expresamente urge a los estados miembros a promover un abordaje de salud y seguridad ocupacional en los sistemas de administración, con una mejora continua en la salud y seguridad ocupacional, implementar una política nacional y promover una cultura nacional de prevención en salud y seguridad.
  • La Sexagésima Asamblea Mundial de la Salud organizada por la OMS en el año 2007, en la que se tomaron en cuenta una serie de resoluciones, recomendaciones y convenios, que están recogidas en el ‘Plan de Acción Mundial para la Salud de los Trabajadores’, de la OMS para el periodo 2008-2017 aportando objetivos claros y las áreas de prioridad para la acción.
Cualquier definición de ‘Entorno de Trabajo Saludable’ debe ajustarse a la definición de salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS): “Un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no la simple ausencia de la enfermedad”. Las definiciones de entorno de trabajo saludable han evolucionado enormemente durante las últimas décadas. Desde un casi exclusivo enfoque sobre el ambiente físico de trabajo (en el esquema tradicional de la salud y seguridad ocupacionales, que consideran los riesgos físicos, químicos, biológicos y ergonómicos), la definición se ha ampliado hasta incluir hábitos de salud (estilos de vida); factores psicosociales (organización del trabajo y cultura de trabajo); y establecer nexos con la comunidad, y todo lo que pueda tener un profundo efecto en la salud del empleado. El consenso de los expertos en ‘Entornos Laborales Saludables’ consultados para esta fundamentación y convocados por la OMS, un ‘Entorno Laboral Saludable’ es aquel en el que los trabajadores y directivos colaboran en utilizar un proceso de mejora continua para proteger y promover la salud, seguridad y bienestar de los trabajadores y la sustentabilidad del ambiente de trabajo.
foto
Modelo de Entorno Laboral saludable de la OMS. Fuente: Entornos Laborales Saludables: Fundamentos y Modelo de la OMS Contextualización, Prácticas y Literatura de Apoyo. Organización Mundial de la Salud, año 2010.

La formulación de la definición de ‘Entorno de Trabajo Saludable’ establecida por consenso y basándose en el trabajo realizado en esta área en las 6 regiones de la OMS: Oficina Regional de África (AFRO), Oficina Regional de las Américas (AMRO), Oficina Regional del Mediterráneo Este (EMRO), Oficina Regional de Europa (EURO), Oficina Regional para el Sureste de Asia (SEARO) y Oficina Regional del Pacifico Oeste (WPRO, la OMS define entorno de trabajo saludable de la siguiente manera: “Un entorno de trabajo saludable es aquel en el que los trabajadores y jefes colaboran en un proceso de mejora continua para promover y proteger la salud, seguridad y bienestar de los trabajadores y la sustentabilidad del ambiente de trabajo en base a las siguientes indicadores:

  • La salud y la seguridad concernientes al ambiente físico de trabajo.
  • La salud, la seguridad y el bienestar concernientes al medio psicosocial del trabajo incluyendo la organización del mismo y la cultura del espacio de trabajo.
  • Los recursos de salud personales en el ambiente de trabajo, y
  • Las formas en que la comunidad busca mejorar la salud de los trabajadores, sus familias y de otros miembros de la comunidad”.

Para ampliar la definición de Entorno Laboral Saludable, otros organismos internacionales integran al concepto aspectos relacionados a espacios libres de peligros, a la presencia de programas de salud específicos para ciertos riesgos, enfatizan el rol de la cultura organizacional, y también consideran el desempeño de la empresa en cuanto a sus aspectos productivos y económicos. También se incorpora el concepto de libre accesibilidad y aceptación para las personas independiente de su origen, capacidades y habilidades, asegurando que se estrechen las disparidades entre grupos de trabajadores y trabajadoras teniendo en cuenta las dificultades. Los elementos que se destacan claramente en estas definiciones son:

  1. La salud de los trabajadores se relaciona generalmente a la definición de salud física, mental y social que la misma OMS releva y propone, por lo cual va más allá de la ausencia de enfermedad.
  2. Un entorno de trabajo saludable es también una organización eficiente desde el punto de vista de su funcionamiento y de cómo consigue sus objetivos, estando la salud de trabajadores estrechamente vinculada con la empresa.
  3. Un entorno de trabajo saludable debe incluir la protección y promoción de la salud en el espacio de trabajo.
foto

Avenidas de influencia de la OMS. . Fuente: Entornos Laborales Saludables: Fundamentos y Modelo de la OMS Contextualización, Prácticas y Literatura de Apoyo. Organización Mundial de la Salud, año 2010.

Modelo de Entorno Laboral saludable de la OMS: áreas de acción

La OMS ha definido cuatro áreas de influencia que se relacionan al contenido que debe tener un programa de Entorno Laboral Saludable:

  • El entorno físico del trabajo.
  • El entorno psicosocial del trabajo.
  • Los recursos personales de salud en el espacio de trabajo.
  • La Involucración de la empresa en la comunidad.

Estas áreas interactúan entre si y además se solapan e interrelacionan unas con otras:

  • Ambiente Físico de trabajo: es el espacio de trabajo que puede detectarse mediante controles específicos, incluyendo la estructura física del lugar y entorno de trabajo, las máquinas y equipos utilizados, los productos químicos, insumos, materiales, y los procesos que interactúan directamente con estos, etc. Si bien los esfuerzos preventivos tradicionales se han concentrado en esta área y existe un avance superior; es siempre un área de mucho interés y que genera impactos directos sobre la salud de las personas, mediante la generación de accidentes, lesiones y enfermedades.
  • Entorno psicosocial del trabajo: Incluye la organización del trabajo y la cultura organizacional; las actitudes, valores, creencias, y prácticas que se demuestran como cotidianas en la empresa, y que afectan al bienestar físico y mental del trabajador. Algunos de estos factores de riesgo incluyen una pobre organización del trabajo, la presión de tiempo para la toma de decisiones, el desequilibrio entre el esfuerzo y recompensa, la carga de trabajo, el apoyo de los supervisores y de los pares, la claridad de la tarea, el diseño de la tarea, la capacitación, pobre comunicación; además la cultura organizacional que afecten la dignidad o el respeto a todos los trabajadores; como el acoso y bullying; discriminación sobre la base de tener VIH; intolerancia a la diversidad de sexo, etnicidad, orientación sexual, religión; falta de apoyo a estilos de vida saludables entre otras. Además se destacan los estilos de mando con falta de consulta, negociación, comunicación, retroalimentación constructiva, estilo respetuoso de dirección; aplicación y protección inconsistente de los derechos básicos de los trabajadores, como las condiciones de empleo, derechos maternales, prácticas discriminatorias, horarios de trabajo, descansos, tiempo de vacaciones, derechos a trabajar en un entorno seguro, así como los problemas relacionados a la rotación de turnos y falta de apoyo para lograr el balance del trabajo con la familia, entre otros.
  • Recursos personales de salud en el espacio de trabajo: Se entiende por “Recursos personales de salud en el espacio de trabajo”, a un ambiente en el interior de la empresa que sea promotor de la salud, servicios de salud, información, recursos, con oportunidades y flexibilidad para los trabajadores al apoyar o mantener sus esfuerzos para mejorar o mantener estilos de vida saludables, así como para monitorear y apoyar constantemente su salud física y mental. Las condiciones del espacio de trabajo, la falta de información y conocimiento puede ocasionar que los trabajadores tengan dificultad para adoptar estilos de vida saludables o para mantenerse sanos.
  • Involucración de la empresa en la comunidad: las empresas existen en comunidades, por lo que afectan y son afectadas por esas comunidades. Dado que los trabajadores viven en comunidades, su salud es afectada por el medio físico y social de la comunidad. Este aspecto se entiende como las actividades, conocimientos y otros recursos que una empresa proporciona a la comunidad o hacen que se conecte con la comunidad dentro de la cual opera; y aquellos que afectan la salud física y mental, la seguridad y el bienestar de los trabajadores y sus familias. Esto incluye actividades, conocimientos y recursos proporcionados al entorno local inmediato, pero también al entorno más lejano y/o global.

Bases para la implementar de un Entorno de Trabajo Saludable

La OMS, para la implementación de un programa de Entorno de Trabajo Saludable, recomienda un proceso cíclico e iterativo que continuamente planea, actúa, revisa y mejora las actividades del programa; siendo la participación una condición permanente que debe estar presente en todos los pasos, involucrando a los niveles directivos que actúan bajo valores y principios éticos, y, el mismo involucramiento y participación desde un inicio y en todas las etapas de los propios trabajadores.
Las etapas del modelo propuesto por la OMS para llevar a cabo la implementación de un programa de Entorno Laboral Saludable se reflejan gráficamente y de forma esquemática en la figura 3. Implementar un programa de entorno laboral saludable que sea sustentable y efectivo para atender las necesidades de los trabajadores requiere más que conocer todos los aspectos a considerar, como se señaló anteriormente en las cuatro avenidas de influencia. Para crear con éxito tal entorno laboral saludable, una empresa debe seguir un proceso que involucra la mejora continua, un abordaje de sistemas de dirección, y el cual incorpore la transferencia de conocimiento y componentes de investigación – acción. Dos de los principales principios son la involucración del liderazgo basado en los principales valores y principios éticos y la involucración de los trabajadores. Estos no son solamente pasos en el proceso, sino que son circunstancias permanentes que deben aprovecharse en cada etapa del proceso.
foto

Modelo de la OMS para el Proceso de Mejora Continua en un Entorno Laboral Saludable. Fuente: Entornos Laborales Saludables: Fundamentos y Modelo de la OMS Contextualización, Prácticas y Literatura de Apoyo. Organización Mundial de la Salud, año 2010.

Un ejemplo de buenas prácticas: la participación de Bodegas Solar de Samaniego en la comunidad de Laguardia

La bodega del Grupo Solar de Samaniego en Laguardia, en Rioja Alavesa, constituye un ejemplo de participación de la empresa en la comunidad. Ha rendido un homenaje a los oficios del vino, convirtiendo en un icono turístico para la zona el Espacio Medio Millón de la bodega, donde se desarrollaba el proceso de fermentación del vino. Un homenaje a los hombres y mujeres que, con su trabajo y conocimiento, hacen posible llegar a la excelencia de sus cotizados vinos, amparados por la Denominación de Origen Calificada Rioja.
foto
La finca ‘La Escobosa’, con 37 hectáreas y con una ubicación privilegiada a orillas del río Ebro perteneció en el siglo XVIII a la familia del escritor Félix Mª Samaniego.
Bodegas Solar de Samaniego, propiedad de un grupo familiar, inició su actividad empresarial en 1968, cuando deciden recuperar sus raíces riojanas fundando estas bodegas al pie de las murallas de la villa medieval de Laguardia, en Rioja Alavesa, aportando su conocimiento empresarial para conseguir que sus vinos fueran conocidos y apreciados muy lejos de esta pequeña villa donde habían sido criados. Villalba, Carranavaridas, Rioseco, Musco, Valcavada… son solo algunos de los nombres de las magníficas fincas que posee Solar de Samaniego en Laguardia y sus proximidades, siendo su variedad principal de uva el Tempranillo, contando también con varias hectáreas de Graciano. De todas estas fincas, quizás el mejor activo de la bodega sea la finca de 37 hectáreas La Escobosa, tanto por su ubicación privilegiada a orillas del río Ebro como por su historia, ya que perteneció en el siglo XVIII a la familia del escritor Félix Mª Samaniego. Allí él pasaba los veranos y una gran parte de los momentos creativos de la escritura de sus conocidas fábulas (La Zorra y las Uvas, La Cigarra y la Hormiga, La Lechera…). Allí iba a inspirarse y ella es el origen del proyecto Beber Entre Líneas de la bodega, fusión de las culturas del vino y la literatura. Una finca que, ya en el siglo XVII, según el Archivo Histórico de Álava, estaba considerada como plantación vinícola.
foto

Mesa de piedra en la que el escritor Félix Mª Samaniego escribió rodeado de viñas algunas de sus conocidas fábulas (La Zorra y las Uvas, La Cigarra y la Hormiga, La Lechera…). Imagen: Bodegas Solar de Samaniego.

En el año 1982, Solar de Samaniego toma una decisión estratégica y crea el concepto de la Cofradía y los Cofrades, estableciendo así un nuevo modelo de distribución del vino. Ya no hacía falta elaborar tanto vino, cuando lo que se estaba persiguiendo es la calidad y el autoabastecimiento con fincas propias.

Con la evolución de la bodega, los grandes depósitos del Espacio Medio Millón quedaron en desuso. Podrían haberse derruido estos gigantes de hormigón pero se conservaron para estudiar su reutilización, siguiendo la filosofía de recuperación del legado que caracteriza a la bodega. Actualmente, y con el ya citado proyecto Beber Entre Líneas, los han transformado a través del arte, recuperando ese espacio. El Grupo Solar de Samaniego hizo el encargo a Guido van Helten, que es uno de los más valorados muralistas del mundo, conocido por sus retratos de gigantescas dimensiones y estilo fotorrealista, de convertir el espacio de trabajo con los antiguos depósitos de hormigón transformándolos en un escenario de homenaje a los oficios del vino. Caras, manos, gestos o arrugas dan expresividad a unos rostros que han permitido recuperar este patrimonio industrial vitivinícola que estaba casi inerte.

foto

A través de espectaculares retratos de personas que trabajan en la bodega como de los oficios relacionados con la viticultura se rinde homenaje a los oficios del vino. Imagen: Bodegas Solar de Samaniego. Imagen: Bodegas Solar de Samaniego.

El muralista australiano Guido van Helten llegó a Laguardia el 31 de mayo de 2016, en un viaje que tenía entre Chernobil y México D.F. La primera semana la dedicaron a definir la historia que tenía que crear en los siete depósitos y a encontrarse con las personas que iba a representar. Este artista siempre utiliza a personas reales para representar el imaginario que él quiere llevar a su obra. El resultado de su trabajo sobre los siete depósitos de hormigón de 13 metros de altura es impactante. Personajes gigantes que te miran desde arriba, en una bodega que nunca utilizó unos depósitos que, de haberlo querido, hubiesen albergado 3,5 millones de litros de vino.
foto
La mano del primer gran depósito es de una persona al comienzo de toda obra. Es el papel en blanco al que se enfrenta el escritor. También puede ser una etiqueta en blanco. Es el comienzo de un primer vino. Imagen: Bodegas Solar de Samaniego.

Los murales aprovechan la curvatura de los depósitos, la textura y el color del hormigón para crear un trabajo monumental e impactante, pero al mismo tiempo integrado en el entorno industrial donde se ubica. A través de espectaculares retratos de personas que trabajan en la bodega, así como en varios oficios relacionados con la viticultura, se rinde homenaje a todos los protagonistas que contribuyen a cada botella de vino de Solar de Samaniego, que viven en Laguardia y que elaboraban de manera artesanal los vinos en Rioja Alavesa:

  • La mano del primer gran depósito es de una persona que trabaja, vive y ama el papel, porque el papel es el comienzo de toda historia escrita. Es el papel en blanco al que se enfrenta el escritor. Y puede ser una caricia a una etiqueta en blanco… Es el comienzo de un primer vino.
  • El siguiente depósito es un bodeguero escribiendo en la bodega. El personaje es Rafa Bozas, bodeguero de Solar de Samaniego, que lleva trabajando en la bodega más de 40 años.
  • El tercer depósito nos lleva ya a la tierra de la viña. Las manos de Marta Coca, relaciones públicas de la bodega, que realiza y dirige las visitas públicas, mantiene entre sus manos la tierra de la viña. Es el cimiento que nos lleva al vino.
  • En los depósitos 4 y 5 se rinde un homenaje a la gente que trabaja y hace el vino en la viña. Paseando por la finca de Carravalseca, el autor fotografió a la gente trabajando en la viña y luego los pintó en los depósitos.
  • En el depósito 6 una sumiller, experta en seleccionar y elegir el vino, aparece leyendo concentrada. Al avanzar unos pasos, el visitante descubre que no lee un libro, sino la etiqueta de una botella de vino.
  • Finalmente, en el depósito 7, la mirada de satisfacción del enólogo de la bodega, Alberto Serrano, que lleva más de 25 años elaborando vino en Solar de Samaniego. Mira al resto de los compañeros de proceso, orgulloso de que las ideas que tiene en ese cuaderno que sostiene entre sus manos finalmente se han visto reflejadas y contadas en el vino.
foto
En el depósito al fondo de la imagen los viticultores que con su trabajo y oficio son el eslabón imprescindible del proceso. Ellos hacen el vino en la viña. En el depósito central la tierra de la viña entre las manos. Es el cimiento que nos lleva al vino. Imagen: Bodegas Solar de Samaniego.