Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Vestuario Profesional

“No existe dentro del calzado de seguridad hormas para los diferentes tipos de pie”

Redacción Jobwear06/11/2014
Los pies suelen ser los grandes marginados de nuestro cuerpo. No se les presta atención aunque son los que mantienen nuestro peso y nos llevan de un lado para otro. Un estudio reciente comenta que muchos de los accidentes laborales se suceden por llevar un calzado inadecuado. La moda y las tendencias han hecho que los zapatos sucumban a las directrices que marcan los gustos y no tanto a las necesidades que tiene el pie.

Sobre estos aspectos hoy entrevistamos a la podóloga Elena García.

¿Por qué es fundamental utilizar un calzado adecuado a cada actividad laboral?

La especificidad del calzado en función de la actividad laboral tiene que ser una prioridad. En algunas actividades laborales el pie es el gran protagonista. En otras, debido a la actividad o a los materiales con los que se trabaja, el pie corre riesgos y se debe utilizar un calzado especifico y de seguridad.

Es necesario cuidar y proteger los pies en el ámbito del trabajo y adaptar el calzado en función de su profesión.

¿Qué debemos tener presente a la hora de escoger un zapato para realizar nuestro trabajo?

Hay diferentes factores a tener en cuenta. Pero lo primero es evaluar qué trabajo van a realizar nuestros pies. No es lo mismo para una secretaria que para una vendedora de unos grandes almacenes. Si el trabajador está gran parte o toda su jornada laboral de pie o caminando, hemos de buscar un calzado muy cómodo, con una suela de goma, con un buen sistema de sujeción al pie, ancho necesario en la zona digital y con suela anatómica. El talón será ancho; en el caso de los hombres será de unos 2 cm y en el caso de las mujeres no superará los 4 cm. Si la actividad laboral puede acarrear un riesgo para los pies utilizaremos zapatos de seguridad. Pero hay ciertas profesiones donde el pie es muy importante, como por ejemplo: hostelería, enfermería, comercio, y no existe tanta especificidad a la hora de encontrar calzado.

Desgraciadamente, las mujeres en algunas profesiones deben utilizar zapatos denominados femeninos, con demasiado tacón y hormas estrechas.



Elena García, Podóloga
Elena García, Podóloga

Un calzado laboral específico y unos pies saludables, ¿en qué medida mejora la productividad de la empresa y el rendimiento del trabajador?

Son importantísimos los dos factores: el calzado laboral específico y los pies saludables. El segundo es consecuencia del primero. Es una causa frecuente de consulta podológica la difícil adaptación del calzado en la actividad laboral, lo que puede llegar a crear verdaderos problemas laborales por dolor, molestias, cansancio, lesiones y dificultad para realizar en buenas condiciones su trabajo.

¿Cuáles son las principales patologías que afectan a los pies de los trabajadores? ¿Qué profesiones presentan un mayor número de dichas enfermedades?

Las patologías van en función de la actividad que realizan y en si el pie padece ya algún tipo de dolor o daño. Son muy frecuentes las consultas de trabajadores en el ramo de la hostelería y sanidad. Son personas que tienen jornadas laborales muy largas y están casi todo el tiempo de pie o caminando. Eso requiere que los pies estén en un estado óptimo. Las patologías son muy variadas, pero la más frecuente es el dolor de pies, causado bien por enfermedades cutáneas como hyperqueratosis o callosidades en la planta y los dedos, problemas con las uñas, hongos en la piel, etc. Otras patologías son dolor muscular, cansancio o tendinitis. Problemas debidos a deformaciones como los hallux valgus, vulgarmente conocidos como juanetes, o los dedos en martillo.

A raíz de estos problemas, en muchos casos es preciso adaptar plantillas ortopédicas o prótesis de silicona.


Ante lesiones laborales en los pies, ¿qué tratamientos se aplican?

Los tratamientos que aplicaremos son los mismos que si no fuera una lesión laboral. Después, una vez solucionado el problema, el papel del podólogo es confeccionar un plan preventivo, para que la lesión no se vuelva a producir. Ya sea con un cambio de calzado o con una adaptación de tratamiento podológico.

¿Qué relevancia tiene la elección de materiales y el diseño a la hora de proporcionar al calzado una función protectora y preventiva laboralmente hablando?

Son factores importantísimos y muchas veces difíciles de compaginar. El factor seguridad siempre es prioritario y esto hace que el calzado tenga que estar confeccionado con materiales muy rígidos y, por lo tanto, de difícil adaptación. Pero la prevención ante posibles traumatismos es básica. El calzado de seguridad debe ser diseñado, certificado y fabricado según las exigencias de las normas europeas que garantice su inocuidad, un buen nivel de confort y alto grado de solidez y protección contra riesgos.

¿Qué papel desempeñan los podólogos en el desarrollo de la prevención de riesgos laborales para impedir problemas que afecten a los pies?

A lo largo de mi experiencia he encontrado frecuentemente casos de mala adaptación del trabajador al calzado de seguridad y ha sido difícil solucionar el problema ya que no existen dentro de este tipo de calzado hormas para los diferentes tipos de pie. No podemos adaptar este al calzado al pie, es el pie el que tiene que adaptarse al calzado de seguridad industrial.

En cambio, otros colectivos profesionales como comercio, hostelería y todas aquellas profesiones en la que el trabajador este muchas horas de pie y no requiera un zapato de protección, el papel del podólogo es muy importante.

Aquí sí que podemos aconsejar y dirigir el tipo de calzado más adecuado para el pie y para la actividad a realizar. No todos los pies necesitan el mismo tipo de calzado. Raramente el trabajador acude al podólogo de manera preventiva, antes de adquirir el calzado laboral, en la mayoría de los casos acuden después de haber estado bastante tiempo sufriendo dolor y haber probado diferentes tipos de calzado. Sin duda falta cultura preventiva podológica en lo que al calzado profesional se refiere.



Elena Garcia Altarriba

Podóloga

Col. N° 768



Para leer el artículo en nuestra revista, puedes clickar en el siguiente enlace.