MANN+HUMMEL IBÉRICA, S.A. - Filtros para vehículos industriales

MANN-FILTER PreLine 270 / 420

Prefiltros de combustibles: para sistemas de inyección diésel

Foto de Prefiltros de combustibles
Los sistemas de prefiltro de combustible para sistemas de inyección diésel, PreLine 270 y 420 de MANN-FILTER, proporcionan más rendimiento y ventajas de mantenimiento. Separan eficazmente el agua y las partículas y están destinados a la instalación en camiones y autobuses.

Los prefiltros de combustible PreLine 270 y PreLine 420 de MANN+HUMMEL para sistemas de inyección diésel están disponibles en distribuidores bajo el nombre de la marca MANN-FILTER. Las unidades de PreLine tienen una nueva cabeza de filtro con función de bombeo mejorada y ofrecen menor restricción de paso gracias a una rosca de conexión más grande. Los prefiltros de combustible separan el 30% de partículas extremadamente finas, de seis micras de tamaño, y más del 93% de agua (en cumplimiento de la norma ISO 4020). En el momento de la entrega el elemento filtrante no está colocado con firmeza sobre la cabeza de filtro para facilitar la instalación. Además, se suministra un material de sellado optimizado para reducir los pares de apriete y aflojamiento.

Opcionalmente está disponible un calentador (DH 32 KIT). Está equipado con un conector HDSCS, que cubre de forma flexible el rango de tensiones de 9 a 32 voltios que suelen suministrar los sistemas eléctricos de a bordo del vehículo. El calentador es fácil de instalar. Existe un accesorio que consiste en un juego de cables de cinco metros de largo.

El sistema PreLine aumenta el rendimiento de filtración y amplía la vida útil del filtro principal. Protege la bomba de suministro previo frente a daños como la abrasión o la corrosión provocadas por la presencia de agua en el combustible diésel.

MANN+HUMMEL utiliza el medio filtrante de alto rendimiento Multigrade F_PFO en los sistemas PreLine que llevan el nombre de la marca MANN-FILTER. PreLine logra hasta un 50% más de separación de agua que los sistemas que utilizan medios estándar. En los Preline 270 y 420, las fibras sintéticas extremadamente finas, con un diámetro de una a tres micras, están pensadas para separar previamente, de forma eficiente, las partículas que se encuentran en la cara de incidencia.

Otra capa filtrante extremadamente fina elimina las partículas restantes casi por completo. Además las fibras sintéticas ultra finas del Multigrade están diseñadas para permanecer muy estables con el fin de separar el agua durante toda la vida útil del prefiltro.

Debajo del filtro, un depósito con una capacidad máxima de 0,5 litros recoge el agua separada. Normalmente el agua se purga durante el mantenimiento, cuando el filtro blindado se sustituye o si existe riesgo de congelación. Existe una herramienta de desenroscado para sustituir el depósito. Como opción de serie, MANN+HUMMEL puede suministrar un sensor de agua semiactivo para controlar el nivel en el depósito de agua, resistente a temperaturas entre los -30 y los +110 grados Celsius.

La capacidad filtrante y el intervalo de servicio para el prefiltro se ajustan a los requisitos del filtro principal. El sistema PreLine complementa la función de éste.