Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Los cursos se enmarcan dentro del Programa de Seguridad Vial desarrollado por el Grupo Aisa

Enfrentarse a los riesgos de conducir en una situación extrema

Redacción Interempresas28/11/2014

Durante los días 18 y 19 de noviembre, un total de veinte conductores profesionales del Grupo Aisa, han recibido un curso de formación en situaciones de emergencia. Es el segundo curso de estas características realizado por la empresa con la colaboración del fabricante de autobuses Man Truck & Bus y por primera vez, con la del fabricante de neumáticos Continental Tires.

Los cursos teórico-prácticos se han realizado en las instalaciones del RACC en la localidad madrileña de Moraleja de Enmedio. Las pistas contaban con un circuito cerrado con una pendiente del 11% que simula un pavimento de hielo gracias a unos pequeños canales por los que circula agua constantemente. Los conductores tuvieron que aprender a frenar esquivando objetos en esas condiciones, en las que parece imposible poder controlar un autocar con una masa en vacío de más de 14 Tm. Se enmarcan dentro del Programa de Seguridad Vial desarrollado por el Grupo Aisa y que contempla múltiples actuaciones, como la señalización de puntos negros, en los que la empresa hace especial hincapié. Unos cursos que tienen una excelente acogida y demanda entre sus profesionales.

El Grupo Aisa está dedicado al transporte de viajeros en autobús, este opera en un ámbito global; realiza todo tipo de transporte regular y discrecional. Está especializado fundamentalmente en servicio regular y regular de uso especial en Madrid y Castilla la Mancha. Opera concesiones titularidad del Ministerio de Fomento, Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid, Junta de comunidades de Castilla la Mancha, así como los servicios urbanos de Ciudad Real, Seseña y Ontígola.

Cuenta con más de 300 conductores que dan servicio de transporte en autobús y autocar a más de diez millones de viajeros al año. “La seguridad es clave para nuestra empresa”, afirman los responsables de la compañía. “Con estos cursos queremos mejorar el comportamiento de nuestros conductores en situaciones extremas”, añaden. Aunque la siniestralidad del sector es de las más bajas, muchas empresas de transporte de viajeros como Grupo Aisa, son conscientes de que un accidente grave pone en peligro la vida de muchas personas. La empresa realiza servicios regulares para el Consorcio de Transportes de Madrid, así como servicios urbanos y servicios de largo recorrido, además de servicios discrecionales.

Cursos destinados a mejorar la relación hombre/máquina

Aisa incorpora a su flota autobuses y autocares equipados con las últimas tecnologías en materia de seguridad: elementos de ayuda al frenado o al control y estabilidad del vehículo como el ESP, ABS, ASR, EBS ya vienen de serie. La edad media de sus más de 200 autobuses es de unos seis años. Pero además, la empresa se implica con los fabricantes de los autobuses en trasladar los beneficios de estas nuevas tecnologías a los conductores. En definitiva, “que sepan usar estos sistemas, hasta dónde pueden llegar y cuáles son los límites”, comenta David López, responsable de la flota de esta empresa. En definitiva, dice, “lograr un mayor conocimiento de la máquina aporta mayor seguridad al conductor y por lo tanto, a todos”. La empresa realiza anualmente una gran inversión en formación, que en ocasiones como esta, tiene que realizar contratando circuitos especiales.

foto

Formadores de Aisa.

La colaboración de Man Truck & Bus

En este curso de conducción en situaciones extremas, Aisa ha contado por segundo año consecutivo con la colaboración de Man Truck & Bus, el fabricante de los vehículos, y que ha aportado además sus expertos en formación de la escuela Man Profi-Drive. Para este curso, Aisa ha puesto a disposición de sus conductores dos de sus modelos de autobús más habituales: un Man Lion's Regio de tres ejes suburbano, y un Man 18.400 interurbano carrozado por Castrosua con el modelo Stellae.

Los vehículos son de última generación, disponen de tecnología EEV y Euro 6 más respetuosa con el medio ambiente. Equipan además los últimos avances en seguridad pasiva y activa, como cinturones de seguridad para los pasajeros, sistemas de retención exclusivo para menores de edad, estructura antivuelco, y sistemas ESP y EBS respectivamente. “Para la formación del próximo año los nuevos vehículos dispondrán también de los nuevos sistemas de seguridad activa EBA (Emergency Brake Assistant), LGS (Lane Guard System) y ACC (Adaptative Cruise Control)”, adelanta Miguel Angel Alonso, director comercial de Man Truck & Bus.

La colaboración de Continental Tires

Los cursos han contado por primera vez con la participación de Continental Tires, el fabricante de neumáticos, que ha realizado las pruebas con su nueva generación específica para autobuses y autocares. “Continental es una empresa que siempre ha estado vinculada a la seguridad, aunque esta es la primera vez que realizamos este tipo de cursos en el sector del autobús”, comenta Alejandro Moyano, responsable de Flotas de la compañía. Y aclara, “queremos colaborar con aquellas empresas que también apuestan por la seguridad”.

Moyano recuerda la importancia de los neumáticos en la seguridad, ya que son los únicos puntos de contacto del vehículo con el asfalto. De hecho, en los cursos de frenada en mojado pudimos comprobar su eficacia al conseguir disminuir el recorrido de la frenada. “La seguridad ha de ser uno de los pilares de las empresas de transportes de viajeros, al fin y al cabo se trata de transportar vidas”, afirma el responsable de Continental.

La nueva generación de neumáticos para autobuses y autocares de Continental cumple con la etiqueta Europea en la categoría ‘Adherencia en Mojado’, una categoría que clasifica los neumáticos en función de su adherencia y tracción al acelerar o frenar. Explica Alejandro Moyano: “estaré circulando con mayor seguridad cuanto mejor sea la clasificación de los neumáticos que empleo”. Y aclara, “nuestra Generación 3 de neumáticos desarrollada específicamente para autocares y autobuses obtiene la máxima nota en la categoría ‘Adherencia en Mojado’”.

Cursos impartidos por profesionales

El valor de estos cursos recae sobre todo en el factor humano. Los formadores son su clave. “Se trata de grandes profesionales que forman a su vez a los conductores profesionales. Son verdaderos especialistas de la conducción. Antes habían sido conductores, por lo que conocen la profesión, sus vicios, sus carencias, su jerga… Y por eso saben llegar a los alumnos”, afirma Alfredo Blanco, responsable de formadores de Man.

foto

Conductores de Aisa.

Desde Man se les muestra a los conductores el funcionamiento de los sistemas, cómo actúan y como debe comportarse el conductor en casos limite. “Esto es de suma importancia ya que en la conducción habitual pocas veces se encuentran en este tipo de situaciones. Con estos cursos conseguimos forzar los límites del conductor y del vehículo para que pueda experimentar la sensación, siempre dentro de un circuito cerrado que asegure la seguridad del conductor y vehículo”, comenta Alfredo Blanco.

La opinión de los conductores

“No sabía que el giro del volante mientras frenaba me alargaba la distancia de frenada”, esta frase era habitual entre los conductores tras realizar el curso. Y cosas como esta se aprenden en el mismo. Cada uno de los conductores que recibió este curso aprendió como controlar el vehículo en una situación muy complicada gracias a la paciencia y destreza de los formadores, que una y otra vez les hacían realizar la misma prueba hasta conseguir que lo hiciesen a la perfección. Eso sí, previamente habían recibido una extensa formación teórica, necesaria para entender el porqué del comportamiento del vehículo.

Contestando a la pregunta: ¿consideráis que el curso os ha aportado algún conocimiento nuevo, mejorará el grado de seguridad que ofrecéis? Juan Pastor, conductor de Aisa, contesta: "Llevo en total 30 años conduciendo y después de hacer lo que me han enseñado es como empezar de nuevo. Lástima no haberlo hecho antes, debería ser obligatorio para todos los usuarios de la carretera".

Por su parte, Fernando Arrogante, otro conductor de la empresa, contesta, “sí, porque hemos conducido en situaciones nuevas y complicadas en las que hemos podido comprobar el comportamiento del vehículo y nuestra propia reacción”. Arrogante es de los que piensan que los conductores de autocar son cada vez más profesionales gracias a la formación que reciben y a los avances en los vehículos.

Cuando le preguntamos también a Juan Carlos Ruano (formador de Aisa) sobre la importancia para la empresa de recibir formación en conducción segura contesta: "Bajar el índice de siniestralidad es nuestro objetivo. Las muertes por accidente de tráfico en los países desarrollados supera al de muchas enfermedades. Invito a que todos nos reciclemos y mejoremos mediante la formación, haciendo que nuestras carreteras se conviertan en un lugar donde veamos vida en movimiento".

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.