Posicionamos su web SEO / SEM

Los transportistas de Castilla y León piden al presidente de la Junta que haga caso al CES y retire el ‘céntimo sanitario’

30/06/2014

30 de junio de 2014

La Federación de Transporte de Mercancías por carretera de Castilla y León (Fetracal), pide al presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, que haga caso al Consejo Económico y Social (CES) de esta Comunidad Autónoma y retire el ‘céntimo sanitario’ que tantos perjuicios ocasiona al sector.

El CES presentó su último informe sobre la Situación Económica y Social de Castilla y León en 2013 en el que se mostraba su ‘preocupación’ por el descenso de la venta de gasolinas y gasóleos en esta región, mientras que el presidente del Gobierno regional defendía en el Parlamento de esta Comunidad Autónoma la iniciativa.

Además, el presidente del Consejo Económico y Social, Germán Barrios, reclamó, durante la presentación del informe, que el Gobierno de Castilla y León hiciera un análisis sobre los resultados de la aplicación del recargo sobre las ventas minoristas de hidrocarburos con tarifa autonómica.

 

Además, Fetracal insiste en que este ‘céntimo sanitario’ es un desprecio a los consumos de vehículos particulares y de empresas de transporte, tanto del ámbito nacional como extranjero, a las que se está empujando a repostar fuera de Castilla y León. Esta Federación exige, una vez más, la retirada total del denominado ‘céntimo sanitario’ ya que si se mantiene se hace basándose en la sinrazón, pues es incomprensible para los intereses económicos de los castellanos y leoneses.

Denuncian también que con este ‘céntimo sanitario’ los empresarios del sector se ven obligados a consumir,a repostar, fuera de su comunidad autónoma, por lo que el impuesto sobre carburantes se va a otras regiones.

En esta línea, el presidente del Consejo Económico y Social de Castilla y León, GermánBarrios, dijo que la parte más perjudicada en esta región por el ‘céntimo sanitario’ es la que limita con el País Vasco, Aragón y La Rioja, que tienen impuestos sobre los combustibles diferentes, lo que hace que ‘perjudique notablemente’ a esas zonas castellanas y leonesas.