Iveco entrega los primeros cinco Stralis GNL que circularán por Italia

05/05/2014

5 de mayo de 2014

Los primeros cinco Iveco Stralis propulsados por gas natural licuado (GNL) que circularán en Italia se acaban de entregar en Piacenza (Emilia Romaña) a la empresa LC3, especializada en el transporte de contenedores isotérmicos y portacontenedores, y comprometida con el uso de vehículos de innovaciones tecnológicas alternativas que permitan reducir el impacto medioambiental.

Los cinco Stralis AT440S33T/P GNL fueron los protagonistas de la ceremonia de inauguración de la primera estación de suministro de GNL en Italia, abierta por la petrolera italiana Eni en la localidad de Piacenza. La estación forma parte del proyecto 'Corredores Azules GNL' (LNG Blue Corridors) que, enmarcado en el 7º Programa Marco, tiene el objetivo de promover el gas natural licuado (GNL) como una alternativa real al diésel en el transporte de media y larga distancia. El proyecto prevé la apertura de 14 estaciones de suministro distribuidas en los cuatro principales corredores que atraviesan Europa.

En la ceremonia de inauguración participaron, entre otros, Federico Gaiazzi, director general comercial de Iveco para Italia, quien destacó el compromiso de la empresa con la investigación y las innovaciones tecnológicas que apoyen la sostenibilidad medioambiental y económica de sus clientes.

foto
Iveco.

En el transporte de media y larga distancia, la autonomía es un factor fundamental para los vehículos propulsados por gas natural. El Stralis Natural Power GNL, que se produce en exclusiva en la planta de Iveco en Madrid, permite una autonomía de más de 750 kilómetros. El modelo AT440S33T/P GNL, en su configuración estándar, está equipado con un depósito de gas natural licuado (GNL) de 525 litros y cuatro bombonas de gas natural comprimido (GNC) de 70 litros de capacidad cada uno. El gas natural, que se almacena en estado líquido a una temperatura de -130°C y una presión de 9 bares, se transforma en gas antes de ser inyectado al motor. El repostaje, además, resulta muy sencillo y se puede realizar en poco más de cinco minutos.

Las ventajas de optar por el gas natural como combustible de los vehículos industriales son múltiples, tanto desde el punto de vista medioambiental como de rentabilidad para los usuarios. En términos de emisiones, los motores de gas natural son aún más respetuosos con el medioambiente que los diésel Euro 6. El gas natural es un combustible limpio con unos bajos niveles de emisiones de partículas (95% menos que un diésel) y un 35% menos de NOx (óxidos de nitrógeno). Los vehículos propulsados por gas natural reducen las emisiones de CO2 en torno a un 10% y hasta el 100% en caso de utilizar biometano. Además, la rumorosidad es, de media, 5 decibelios inferior a las de las versiones diésel, por lo que estos vehículos son más adecuados para las actividades de recogida de residuos urbanos o la distribución nocturna.

Desde el punto de vista económico, el ahorro en los costes totales de explotación (TCO) de un vehículo puede situarse en torno al 10%. El gas natural tiene un precio inferior el diésel y, al no necesitar aditivos, se puede llegar a conseguir una reducción en el coste del combustible, un elemento importante de los TCO, de hasta el 40%.

Empresas o entidades relacionadas

Iveco España, S.L.