Fetransa se opone al proyecto de régimen de autorizaciones que pretende aprobar el Ministerio de Fomento

29/04/2014

29 de abril de 2014

Fetransa ha mantenido una reunión con las organizaciones de autónomos y pymes del sector del transporte Upatrans-Bierzo, Upatrans-Ávila, Uniatramc-Euskadi y Uita-Asturias en la que todos los asistentes han coincidido en el enorme perjuicio que va a provocar para los transportistas autónomos el Proyecto de orden ministerial que ha elaborado el Ministerio de Fomento por la que se modifica el régimen jurídico de las autorizaciones de transporte de mercancías por carretera, en el que se exige para transmitir la tarjeta de transporte que el adquirente disponga de un mínimo de tres vehículos para poder adquirir la autorización, lo cual en la práctica va a suponer de forma inmediata la imposibilidad de transmitir la autorización de transporte, y a medio plazo la desaparición de la figura del transportista autónomo.

La exigencia de este requisito de tres vehículos para poder transmitir la autorización de transporte se suma a los requisitos de la antigüedad de 10 años de la autorización, de no haber reducido flota en los dos años anteriores y de que el adquirente disponga del título de competencia profesional, lo que supone una patente discriminación al transportista autónomo, ya que las sociedades mercantiles pueden eludir estos requisitos mediante una simple transmisión de las participaciones sociales.

Cabe recordar que el propio Comité Nacional del Transporte por Carretera (Cntc) ha propuesto por unanimidad al Ministerio de Fomento la supresión del requisito de los tres vehículos para poder transmitir la autorización de transporte, proponiendo que se exija únicamente el requisito de los 10 años de antigüedad de la autorización de transporte, sin que hasta la fecha la Administración haya dado contestación alguna.

Además del proyecto del régimen de autorizaciones de transporte, se han tratado otros asuntos que pueden llegar a perjudicar profundamente al sector como la implantación de las 44 tns. o la Euroviñeta, haciéndose palpable un profundo malestar por la aplicación de la Euroviñeta en Cataluña en la C-25, lo cual va a suponer un grave perjuicio económico para los transportistas y un encarecimiento de nuestras exportaciones.