Posicionamos su web SEO / SEM
El 54 % de las mujeres y el 37 % de los hombres que trabajan en el sector del transporte en Europa tienen problemas musculares y esqueléticos

Menos lesiones laborales con la Dirección Dinámica de Volvo

Redacción Interempresas27/03/2014

Más de la mitad de los conductores de camiones de Europa sufren problemas de espalda, cuello y hombros, según un estudio realizado por Volvo Trucks. La nueva Dirección Dinámica de Volvo permite controlar el camión con un esfuerzo mínimo y, por lo tanto, reduce el riesgo de lesiones para el conductor.

Las largas jornadas al volante son la causa de que muchos conductores sufran dolores en la parte superior de la espalda. Henrik Gustafsson, de 27 años de edad, se encuentra entre ellos. Hace cinco años, cuando realizaba un transporte de largo recorrido a Noruega, tuvo un problema con un músculo situado detrás del hombro izquierdo. Debido a este problema muscular, Henrik tuvo que dejar de hacer transportes de largo recorrido y empezó a trabajar en el transporte de madera con su padre. También empezó a entrenarse con pesas, pero el problema no desapareció por completo. Sin embargo, hace un año y medio, Henrik tuvo la oportunidad de conducir el nuevo Volvo FH, equipado con la Dirección Dinámica Volvo, en pruebas sobre el terreno. Desde entonces, su espalda ha mejorado notablemente.

“La diferencia es que ahora ya no tengo que estar en tensión ni conducir de una forma que me provoca agarrotamiento. Con la Dirección Dinámica Volvo, el camión es muy estable”, dice Henrik Gustafsson.

foto

La nueva Dirección Dinámica de Volvo reduce notablemente los movimientos del volante causados por las irregularidades de la carretera.

Uno de cada dos conductores tiene problemas

Hace ya tiempo que los problemas asociados con las lesiones laborales son un hecho conocido. En un estudio realizado por Volvo Trucks con 160 conductores de Europa, más de la mitad tenía problemas de espalda, hombros y cuello. En este estudio, realizado en 2011 y 2012, la mayoría de los participantes eran conductores masculinos que realizaban transportes de largo recorrido.

En otro estudio de 2011 realizado por la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, se demuestra que el 54 % de las mujeres y el 37 % de los hombres que trabajan en el sector del transporte en Europa tienen problemas musculares y esqueléticos. Este tipo de problemas se concentran a menudo en la espalda, los hombros y el cuello de los conductores.

Peter Bark, que realiza estudios sobre temas de seguridad y salud en el Instituto de Investigación sobre el Transporte, una institución de investigación sobre el transporte y la logística, explica por qué: “Tensar los músculos de los brazos y el cuello, junto con los movimientos repetitivos, ejerce una tensión grande sobre determinados grupos de músculos. Agarrar con fuerza el volante al conducir provoca una tensión aún mayor, diría yo. Los músculos de mayor tamaño como el bíceps no son tan sensibles, pero al tensar el antebrazo y algunos músculos que conectan con las manos y los dedos, existe el riesgo de desarrollar una sensación de fatiga. Tensar los hombros también provoca fatiga que se puede extender después a la parte de atrás del cuello”.

Reducción considerable de las vibraciones con la Dirección Dinámica de Volvo

La nueva Dirección Dinámica de Volvo reduce notablemente los movimientos del volante causados por las irregularidades de la carretera. Así no solo se consigue que la conducción sea más sencilla y cómoda para el conductor, sino que también se reduce el efecto en los músculos y las articulaciones a largo plazo.

Conducir a bajas velocidades en carreteras normales con la Dirección Dinámica Volvo reduce el esfuerzo necesario para girar el volante en un 75 % aproximadamente. Al conducir en carreteras en mal estado, este sistema de Volvo reduce casi totalmente las vibraciones, en un 95-100 %. En combinación con la caja de cambios automática I-Shift, el resultado es que la presión sobre el conductor se reduce notablemente. Jonas Nordquist es el responsable del departamento de características y rentabilidad de productos en Volvo Trucks.

“Si eliminamos todo lo que puede pasarle al conductor fuera del camión, el movimiento repetitivo provocado por las irregularidades de la carretera, y por la conducción y el cambio de marchas, llamado ”vibración de todo el cuerpo", es la principal causa de las lesiones ocupacionales. No hay ninguna carretera que tenga una superficie totalmente lisa, así que es inevitable que el cuerpo vibre con el movimiento. Esto da lugar a lo que en ergonomía se denomina “lesiones por esfuerzo repetitivo” (RSI por sus siglas en inglés). Se trata del desgaste del músculo, igual que el codo de tenista, por ejemplo".

Es exactamente lo que sucede cuando los conductores de camiones sufren dolores de espalda o de cuello: están sentados sin moverse mientras su cuerpo se balancea hacia arriba y hacia abajo. Tienen que controlar el volante ejerciendo cierta presión y cuanto mayor es esa presión, mayor es el riesgo de sufrir lesiones.

El dolor de espalda de Henrik Gustafsson se convirtió en una típica lesión laboral. Así pues, cuando su padre y él compraron un camión nuevo, la elección era obvia: un Volvo FH nuevo con Dirección Dinámica Volvo.

“Antes, me ponía tenso al conducir el camión por carreteras estrechas y con muchas curvas. Con la Dirección Dinámica Volvo, el volante no se mueve, ni siquiera al conducir por carreteras con baches y con el vehículo sometido a fuerzas laterales que normalmente harían que el volante vibrase. El sistema contrarresta estas fuerzas para que yo pueda conducir de una forma más relajada. Actualmente, mi postura al conducir ha cambiado mucho”, añade Henrik Gustafsson.

Cómo funciona la Dirección Dinámica de Volvo

La Dirección Dinámica de Volvo se basa en un sistema de dirección mecánica convencional en el que un eje de dirección se conecta con un mecanismo de dirección. Una unidad servo hidráulica genera la fuerza que ayuda al conductor a girar las ruedas del camión en la carretera. En el sistema de Volvo se añade un motor eléctrico controlado electrónicamente que se acopla al eje de dirección. Este motor eléctrico funciona conjuntamente con la dirección asistida hidráulica y se regula miles de veces por segundo mediante la unidad de control electrónico. A velocidades bajas, el motor eléctrico aporta una potencia adicional y a velocidades más altas regula automáticamente la dirección y compensa las irregularidades que se transmiten hasta el volante y que son causadas, por ejemplo, por las ráfagas de viento lateral o los baches en la superficie de la carretera.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.