Desde 2008 Volvo ha formado a más de 3.600 profesionales de camiones y autobuses en conducción eficiente

14/01/2014

14 de enero de 2014

Desde hace años, Volvo ha enfocado sus esfuerzos en encontrar soluciones para ayudar a las empresas de transporte a rentabilizar al máximo sus costes. Tecnológicamente, se han diseñado e implementado motores más eficientes energética y económicamente. Sin embargo, aparte de la tecnología, Volvo ha descubierto que una clave para ayudar a recortar los gastos relacionados con el combustible está en los conductores.

Teniendo en cuenta la importancia del conductor a la hora de conseguir una conducción eficiente, Volvo puso en marcha un programa de formación específicamente diseñado para profesionales del transporte, en el que se enseñan las soluciones que Volvo puede ofrecer para ahorrar en el coste más importante que tienen los transportistas, y que cada día cobra más peso: el combustible.

foto
Volvo lleva varios años desarrollando un programa de formación específicamente diseñado para profesionales del transporte.

Hace años que Volvo está formando conductores y los resultados hablan por sí mismos. Tras las sesiones formativas se reduce una media de 5,5% (2.08 litros /100 km), mientras que la velocidad de media aumenta en un 1,87% (1.04 km/h).

En datos absolutos, podemos decir que el potencial de ahorro de combustible sería de más de 9,5 millones de litros y, al mismo tiempo, se podrían realizar unos 9 millones de kilómetros más al año (considerando que un vehículo hace 130.000 km/año).

En los últimos años y gracias a la colaboración del IDAE, que subvencionaba económicamente dichas formaciones, el propósito de Volvo va más allá que impartir cursos anuales aislados. Su objetivo final es ayudar al cliente a introducir la política de ahorro de combustible en su empresa. El nuevo servicio llamado ‘Fuel Advice’ es el complemento ideal a la formación, ya que asegura la buena utilización de los vehículos en base a sistemas de gestión y control de combustible, además del seguimiento y asesoramiento de los expertos en ahorro de combustible de Volvo.

“Reducir el consumo de combustible tras una formación es sencillo. Mantenerlo reducido en el tiempo resulta más complicado y requiere más recursos”, afirma Jorge Moreno, jefe de Transport Solutions en Volvo España. “Con el servicio Fuel Advice, un instructor personal le ayudará a reducir su consumo hasta en un 5%. Gracias al seguimiento periódico y al asesoramiento profesional, el consumo se mantendrá en ese nivel y el cliente no tendrá que destinar gran cantidad de tiempo para lograrlo".

Fuel Advice envía resúmenes sobre el grupo y la flota, así como datos sobre el rendimiento individual de cada conductor en base a unos objetivos predefinidos previamente acordados. Además de identificar las áreas que necesiten mejoras, el instructor experto en combustible está disponible para responder a todas las dudas que puedan surgir al usuario.

“Además de contar con un instructor experto, Fuel Advice facilita herramientas que ayudan a establecer una forma sencilla de trabajar y de realizar el seguimiento del progreso”, añade Jorge Moreno. “También se informará sobre últimas investigaciones y prácticas sobre ahorro de combustible, gestión de cambios y motivación”.