Pep Vila visita la planta de Iveco en Madrid

17/12/2013

17 de diciembre de 2013

Sólo unos días antes de viajar a Argentina para competir en el Dakar 2014, el piloto español Pep Vila, visitó hoy las instalaciones industriales de Iveco en Madrid, centro de excelencia mundial de camiones pesados de CNH Industrial. En la fábrica madrileña se produce en exclusiva el nuevo camión Trakker, con el que este año Pep Vila regresa al raid más duro del mundo. También se fabrica el camión de la gama pesada de carretera Stralis Hi-Way, galardonado como 'Truck of The Year 2013', además de vehículos especiales y propulsados con gas natural. Esta es la única planta de camiones pesados que existe en España, país que es el primer fabricante europeo de vehículos industriales.

Acompañado por Ángel Rodríguez Lagunilla, director de la planta, Pep Vila ha podido recorrer las instalaciones de Iveco en Madrid, que cuenta con una superficie construida de más de 134.140 m2, tiene una plantilla de más de 2.400 personas y fabrica 110 camiones al día. Vila pudo comprobar de primera mano todas las etapas del proceso de producción en el que prima la calidad y la excelencia.

Pep Vila visitó las zonas de chasis, en la que se dan forma al esqueleto de los camiones, de ingeniería, donde se realiza la preparación y montaje de todos los elementos del motor, frenos o cajas de cambios, y de guarnecido de cabinas, donde se 'visten' por dentro y se montan los salpicaderos cabinas, para terminar en la zona final de cadena donde, tras ponerle los neumáticos, el camión sale rodando.

foto
Pep Vila durante su visita a la planta de Iveco en Madrid.

Al final del recorrido el piloto del team Iveco De Rooy Petronas, ha podido probar uno de los Trakker 'de calle' y dar una vuelta al recinto industrial, para contrastar las diferencias con el que va a ser su mejor aliado a lo largo de las duras y exigentes jornadas en el Dakar 2014.

La factoría de Madrid utiliza las últimas tecnologías en procesos de fabricación de vehículos industriales y tiene un elevado nivel de competitividad y eficiencia energética. Este año producirá más de 23.000 camiones, el 26% del modelo Trakker, y el 90% se destina a la exportación.

El piloto español comentó que la visita a la factoría le había dejado “muy sorprendido y muy contento, porque veo que detrás de la marca tenemos una fábrica del máximo nivel mundial que, además, está en España. Con una tecnología y unos procesos que no dejan de sorprenderte. Sobre todo la optimización del trabajo y de recursos a la hora de hacer más fácil el montaje. Creo que esta es la clave del éxito de la marca y de los modelos que se hacen aquí en Madrid”.

Vila añadió que lo que más le llamó la atención de las instalaciones industriales fue “la complejidad del suministro logístico de las piezas para que monten los operarios los vehículos. La cantidad de versiones diferentes y de diferentes piezas que van llegando para cada camión, que es distinto del siguiente. Y que el milagro se produzca y cada uno tenga en la estantería las piezas que le corresponden. Esto es de una enorme complejidad y lo tienen perfectamente solucionado”.

Sobre el Dakar 2014, Pep Vila comentó que “volver a ponerme a los mandos de un Iveco Trakker del equipo De Rooy, tras el paréntesis de 2013, es para mí como volver a casa. Me siento bien en el equipo y sé lo que se espera de mí. Tras las bajas para este año, quedó una plaza libre en el equipo, así que, cuando Gerard me preguntó si me apetecía volver, no tuve ni que pensármelo”.

Añadió que su objetivo es: “llevar este Trakker lo más alto que pueda y esperar que haya un Iveco o dos o tres en el podio. Espero que Gerard de Rooy vuelva a ganar, al igual que en 2012, acompañado en el podio por Hans Stacey. Yo estaré ahí, detrás de ellos, intentando colocar el Trakker entre los 10 primeros”.

Empresas o entidades relacionadas

Iveco España, S.L.