Los camiones ahorran en torno a un 10% de combustible gracias a los ‘Neumáticos Verdes’

29/11/2013

29 de noviembre de 2013

Tras un año de la entrada en vigor del etiquetado obligatorio de neumáticos en la Unión Europea, Lanxess, fabricante de cauchos sintéticos de alto rendimiento, y Talke, proveedor de logística para la industria química, llevaron a cabo un test sobre neumáticos para camiones en carreteras, el cual fue verificado por TÜV Rheinland, una de las principales organizaciones independientes de servicios técnicos.

La conclusión obtenida en esta prueba fue que la menor resistencia a la rodadura de los ‘Neumáticos Verdes’ permite que los camiones reduzcan en un 8,5% el consumo de combustible y por ello ayuda a las empresas transportistas y de logística a ahorrar millones de euros al año. Y es que, por ejemplo, una flota de 300 camiones puede llegar a ahorrar 1.500.000€ al año en combustible mediante el uso de estos neumáticos. Además, se trata de neumáticos de alta calidad que no sólo favorecen el ahorro en costes operativos sino que también contribuyen a proteger el medio ambiente reduciendo emisiones de toneladas de CO2 anuales.

foto
De izquierda a derecha: Christoph Kalla, experto en cauchos y neumáticos en Lanxess; Jürgen Brauckmann, miembro del consejo de dirección de TÜV Rheinland Berlin Brandenburg Pfalz e. V.; Armin Talke jr., de Talke, y Axel Vassen, experto de flotas y director de Asuntos Públicos Internacionales en Lanxess.

Las empresas de transporte consideran la resistencia a la rodadura como el tercer criterio más importante en la compra de neumáticos después del kilometraje y el precio. Lanxess, por ello, ofrece su Calculadora para Flotas que les permite calcular la disminución en el consumo de combustible así como la reducción en las emisiones de CO2.

Los cauchos sintéticos de Lanxess contribuyen de forma importante, y a la medida del cliente, a las mejores características de los ‘Neumáticos Verdes’.

Desarrollos futuros de estos cauchos permitirán a los fabricantes de neumáticos una reducción aún mayor de la resistencia a la rodadura de sus neumáticos, sin que se afecte ni a la seguridad ni a la durabilidad del neumático.