La tecnología de nanofibras de Mann-Filter, disponible para vehículos comerciales

25/11/2013

25 de noviembre de 2013

Mann+Hummel responde a la nueva normativa Euro VI, consciente de los altos niveles de aire contaminado a los que los vehículos comerciales están expuestos. El aire con polvo u hollín es una constante en las zonas de construcción y minería, donde los vehículos trabajan en condiciones extremas; por ello, para proteger los motores y sus componentes de un mayor desgaste y un mal funcionamiento, se requieren filtros de aire eficientes.

Todos los camiones matriculados a partir de 2014 deberán cumplir con la normativa Euro VI llevando a cabo un control óptimo del motor para cumplir con los nuevos límites de emisiones contaminantes. Esta es la razón por la que los fabricantes de camiones están instalando cada vez más caudalímetros en sus vehículos comerciales; sin embargo, estos sensores sólo funcionan adecuadamente cuando el aire de admisión del motor carece de agentes contaminantes.

Mann-Filter aplica tecnología de nanofibras para conseguir un aire especialmente limpio para el motor incluso en un entorno altamente polvoriento. Actualmente, Mann fabrica Micrograde A-NF, los últimos medios filtrantes de aire recubiertos con nanofibras para los modelos de camión TGL y TGM de tamaño mediano y pequeño. Además, suministra medios filtrantes de aire de nanofibra para el mercado del recambio independiente para camiones CF de gama media de DAF.

foto
Filtros con tecnología de nanofibras para vehículos comerciales.
Los medios Micrograde A-NF están provistos de un material portador de celulosa recubierto con unas capas extremadamente delgadas de fibras de polímero ultrafinas, las cuales son invisibles a simple vista. Tienen un diámetro medio de 0,15 micrómetros o 0,00015 milímetros, lo que las hace hasta 500 veces más finas que un cabello humano y hasta 300 veces menor que las fibras del material portador. Como consecuencia, la superficie sobre la que se pueden depositar las partículas de polvo es mucho más grande, aumentando la eficacia del filtro de un modo notable.

Mann+Hummel ha realizado ensayos de laboratorio usando partículas finas con un diámetro de 0,7 micrómetros (0,0007 mm) y el resultado de utilizar el material portador puro sin nanofibras, ha sido que el medio filtrante retiene el 40% de todas las partículas de este tamaño. Sin embargo, el resultado de eficiencia de separación mejora hasta un 99,98% cuando se filtra por las capas de nanofibras de malla fina.

Por lo tanto, Micrograde A-NF filtra prácticamente la totalidad de las partículas, incluso las más pequeñas, del aire de admisión ya que se adhieren a la superficie del medio con gran facilidad. La ventaja de esto es que dichas partículas no pueden penetrar el medio de base de celulosa y bloquear sus poros. Por lo tanto, otro beneficio son los largos intervalos de servicio.

A pesar de sus altos niveles de eficiencia de separación, la resistencia de paso del Micrograde A-NF es muy baja. El diámetro de la fibra es un factor clave en la estabilidad de la malla y también en la prevención de roturas y grietas.

Mann+Hummel ha desarrollado un software específico para comprobar y evaluar las nanofibras producidas. Este software puede usarse para determinar automáticamente el diámetro de las fibras usando imágenes de un microscopio electrónico de barrido.

Ésta es sólo una de las muchas solicitudes de patente que la empresa ha presentado a la Oficina Patentes y Marcas alemana (DPMA, por sus siglas en alemán) por lo que dicha oficina ha incluido a Mann+Hummel entre los solicitantes de patentes domésticos más activos al haber presentado 114 solicitudes en el pasado año.

Empresas o entidades relacionadas

MANN+HUMMEL IBÉRICA, S.A.