Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Cómo mejorar el proceso de diseño, la gestión de colecciones o el merchandising

La más innovadora tecnología al servicio de la moda

David Muñoz23/01/2015

El pasado 20 de enero, Dassault Systèmes, the 3Dexperience Company, organizó una conferencia en el ISEM Fashion Business School de Madrid sobre el valor de la tecnología en la gestión de colecciones, en el virtual merchandising y en otros ámbitos operativos de la moda. La ponencia corrió a cargo de Susan Olivier, vicepresidenta de Bienes de Consumo y de Soluciones para el Comercio de Dassault Systèmes, quien además de destacar las ventajas de aplicar las últimas tecnologías en diseño y gestión de moda, describió algunos casos de éxito.

ISEM Fashion Business School, centro de la Universidad de Navarra, es la primera escuela de negocios especializada en empresas de moda que existe en España. Desde su nacimiento en el año 2001 se ha marcado como objetivo formar profesionales con capacidades de negociación y liderazgo para trabajar en la industria de la moda. Su vocación “es profesionalizar el sector, ser centro de convergencia entre gestión y creatividad”.

En la búsqueda de este objetivo, las soluciones de Dassault Systèmes encajan a la perfección, permitiendo ganar en eficiencia en todos los procesos que contempla el sector de la moda, desde el diseño de los modelos que conformarán una colección hasta la configuración de la tienda donde se van a vender.

foto
Susan Olivier, vicepresidenta de Bienes de Consumo y de Soluciones para el Comercio de Dassault Systèmes.

Para la presentación de la conferencia impartida por Susan Olivier se contó con la presencia de María José Molina, directora de Desarrollo Corporativo en el ISEM Fashion Business School, y de Nicolas Loupy, director general de Dassault Systèmes para España y Portugal, quien hizo una breve presentación de esta compañía líder a nivel mundial en el suministro de soluciones para la gestión del ciclo de vida de productos (PLM), diseño y maquetas digitales 3D (12.400 empleados, 190.000 clientes, 3.500 partners, una facturación cercana a los 2,8 billones de dólares y más de 50 laboratorios de I+D repartidos por el mundo).

Susan Olivier es actualmente vicepresidenta de Dassault Systèmes para Bienes de Consumo y Soluciones para el Comercio. Cuenta con una experiencia de más de 30 años en la industria textil, habiendo trabajado con marcas de renombre mundial como Reebok, Calvin Klein o Victoria’s Secret, entre otras muchas.

El título de la conferencia impartida por Susan Olivier era toda una declaración de intenciones: ‘Dando forma al mundo que imaginamos: la tecnología al servicio de la moda’. Evidentemente, la forma de trabajar en las diferentes industrias, los propios productos, han cambiado radicalmente respecto a lo que era habitual hace 30, 20 ó 10 años. La tecnología avanza a un ritmo frenético y necesitamos las herramientas adecuadas para hacer frente a esta transformación.

En este sentido, Susan Olivier, destacaba los principales desafíos que suponen estos cambios. En primer lugar, el ascenso de la figura del consumidor. La industria textil está en medio de una auténtica revolución virtual dirigida por el propio consumidor.

En una sociedad cada vez más conectada, con el uso expansivo de tabletas y smartphones, y con un mayor acceso a la información, el consumidor busca encontrar productos que realmente le sorprendan, así como nuevas experiencias de compra. Por ello, ahora la gran pregunta que se hacen las marcas de moda es cómo satisfacer estas necesidades y mejorar el valor de marca, buscando al mismo tiempo optimizar la operativa de la compañía.

foto

De izquierda a derecha: Susan Olivier, vicepresidenta de Bienes de Consumo y de Soluciones para el Comercio de Dassault Systèmes, María José Molina, directora de Desarrollo Corporativo en el ISEM Fashion Business School, y Nicolas Loupy, director general de Dassault Systèmes para España y Portugal.

Otra tendencia que se aprecia claramente en la industria textil es lo que se conoce como la “transformación digital” tanto en el desarrollo de marca como en las propias ventas. Una tendencia digitalizadora que ofrece un enorme potencial en ámbitos como el colaborativo (a nivel global) o que abre nuevas posibilidades a las experiencias ‘3D’ a la hora de hacer realidad las ideas, de pasar de la inspiración al consumidor. Con las nuevas herramientas tecnológicas ya no hay barreras a la hora de innovar. Se ha pasado del sí condicional, al cuándo y cómo.

El entorno digital va a cambiar drásticamente nuestra forma de hacer negocios. Y pensar “digitalmente” supone mucho más que únicamente comprar las herramientas digitales correctas. Implica un cambio de mentalidad que permita a las marcas mejorar sus formas de trabajar.

Fashionlab

Para aprovechar el enorme potencial que ofrece el mundo digital en el sector de la moda, Dassault Systèmes creó Fashionlab, una incubadora tecnológica dedicada a los diseñadores de moda y estilistas para explorar y probar nuevos conceptos utilizando el 3D. FashionLab se sitúa entre el mundo de la moda y el mundo del 3D, aunando la creatividad en ingeniería de Dassault Systèmes con la invención artística y el know-how de la industria. Pretende ofrecer una solución para la industria de la moda que integre herramientas de diseño, simulación y colaboración para crear una colección completa.

Partiendo de la base que “la tecnología es bella cuando no se hace visible”, Fashionlab permite que la tecnología 3D esté en el ADN de todo el proceso creativo y facilita que se mantenga un lazo emocional entre el creador y el consumidor final. Además, reduce claramente los canales de producción y logísticos, y permite rediseñar las tiendas basándose en una aproximación digital.

Un caso de éxito alcanzado con el Fashionlab y que fue expuesto por Susan Olivier es la colección de calzado Julien Fourniè, concebida digitalmente al 100%.

Gestión de la colección

Las marcas textiles pueden acudir a lo digital por diferentes razones: para mejorar sus tiempos de respuesta en el mercado, para aumentar sus ingresos, para expandirse internacionalmente, etc. A la postre lo que se busca es “trabajar de forma diferente para lograr resultados diferentes”.

En este sentido las nuevas tecnologías digitales han dejado atrás el diseño de las nuevas colecciones a partir de los tradicionales bocetos, para ofrecer alternativas sumamente versátiles. Incluso la simulación 3D ya ha dado paso a opciones mucho más avanzadas como avatares capaces de interactuar en un contexto realista para acercarse lo máximo posible a la que será su aplicación final.

La presentación de las colecciones también ofrece numerosas variantes, de tal forma que el diseñador puede organizarlas a su gusto, disponiendo además de estadísticas e informes interactivos para adaptarse en todo momento a las tendencias que se aprecian en los lugares donde se venderán esos productos.

La buena gestión de una colección supone ventajas destacadas como, por ejemplo, una reducción en los costes de lanzamientos de producto de entre el 15% y el 40%, una disminución del número de muestras necesarias de entre el 25% y el 50%, o una reducción en la posibilidad de error en la elección de componentes de entre el 45% y el 75%.

Virtual merchandasing

Otro de los ámbitos en los que las soluciones 3D ofrecen enormes beneficios es en el virtual merchandasing, definiendo cuáles pueden ser las mejores estrategias para cada producto o tienda, así como la mejor forma para proporcionar una consistente experiencia de marca.

Un claro caso de éxito en este ámbito es el de Celio*, empresa creada en 1985 por Marc y Laurent Grosman, con más de 100 tiendas en 60 países. A través de sus dos marcas, Celio* y Celio*Club, desarrolla cuatro colecciones por año, de unos 800 modelos cada una. La configuración de sus locales son múltiples y variadas, y el merchandasing es específico para cada colección.

Gracias a las soluciones 3D, Celio* puede trabajar en la solución que más conviene en cada caso, buscando una integración perfecta en el entorno y el mix de productos que más puede favorecer la comercialización de sus productos.

foto

Susan Olivier.

Celio* ha conseguido, implementando estas soluciones, organizar mejor sus tiendas, para que ellas mismas sean capaces de contar una historia y de ofrecer una verdadera experiencia al consumidor, reforzando la imagen de marca.

Eficiencia operacional

Por último, Susan Olivier destacó las ventajas de implantar un sistema 3D a la hora de mejorar la eficiencia de las operaciones de una compañía, al permitir disfrutar de una información en 360º y en tiempo real con la que poder gestionar de forma óptima el interior y el exterior de la empresa. Se tiene disponible toda la información: la proporcionada por los propios clientes, los planes de venta, el estado de los productos (en desarrollo, producción, inventario…), y a partir de esta información se puede trabajar en las mejores decisiones.

Un caso de éxito en este sentido es el del Grupo Cortefiel, que acude a este tipo de sistemas para gestionar sus importaciones/exportaciones, así como para establecer cuáles pueden ser sus mejores estrategias de expansión internacional.

Empresas o entidades relacionadas

Dassault Systèmes España, S.L. (Solidworks)

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.