Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Feria Virtual
Tecnología para las aulas

3dz - Impresoras 3D

3D Systems sPro 230

Impresoras 3D: piezas con una resulución excelente y definición del acabado de la superficie y el bordeado

Foto de Impresoras 3D
La producción de impresoras 3D SLS son el estándar verificado de la industria.

3DZ Barcelona ofrece la experiencia de 3D Systems con un equipo de apoyo global de productos, un servicio dedicado e ingenieros de aplicaciones, para cumplir los requerimientos de calidad y facilidades alrededor del mundo.

Piezas de producción termoplástica con las impresoras SLS ProXTM y sProTM.

La impresora de producción sPro 230 utiliza un sistema de imagen digital avanzado para construir de forma precisa piezas grandes (hasta 30 in/ 750 mm de largo), duraderas y en alta definición.

Producción de piezas precisas y resistentes:

Los sistemas sPro SLS comparten una arquitectura común para producir piezas termoplásticas de alta resolución y resistentes en volúmenes medianos y grandes.

Piezas resistentes y duraderas: la tecnología a nivel industrial se apoya en las aplicaciones más duraderas, año tras año.

Piezas con una resolución excelente y definición del acabado de la superficie y el bordeado.

Imprime desde piezas pequeñas a medianas con los detalles más finos y los bordes afilados.

Flexibilidad a través de las opciones de actualización: actualizable con la flexibilidad de incrementar la velocidad y la resolución para suplir sus necesidades ahora y en el futuro.

Arquitectura de material libre: amplia selección de materiales a través de parámetros de impresión flexibles.

Eliminación de tiempo y gastos en herramientas: la fabricación directa desde un archivo CAD 3D elimina el tiempo y los gastos que se emplearían en las herramientas y elementos.

Diseño para la función: la tecnología sPro 140 libera a los diseñadores de las restricciones tradicionales de fabricación. Se pueden imprimir ensamblajes completos como si fueran una única pieza, mejorando la funcionalidad, reduciendo costes y aumentando la fiabilidad.

Optimiza el ritmo de trabajo: elimina la extensa programación y fijación, liberando a sus operarios. Reduce drásticamente los tiempos de ensamblaje.

Incrementa la agilidad de fabricación aditiva y no requiere herramientas, reduciendo los gastos generales y aumentando las economías de alcance.