Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Tecnologías de la información y comunicación
El número de dispositivos conectados a la red no para de incrementarse

IoT acelera el ritmo

Cristina Mínguez05/09/2022
En un mundo cada más digitalizado, el desarrollo y crecimiento del IoT en España es una realidad y es que las compañías contemplan el IoT como un elemento clave en la transformación de sus negocios. De igual forma, las ciudades inteligentes se apoyan en esta tecnología para una gestión optimizada y sostenible.
foto

La creciente adopción del IoT en diferentes industrias está impulsando positivamente el crecimiento del mercado. Con el sector de fabricación tradicional en medio de una transformación digital, IoT está impulsando la próxima revolución industrial de conectividad inteligente. Esto está cambiando la forma en que las industrias abordan procesos cada vez más complejos de sistemas y máquinas para mejorar la eficiencia y reducir el tiempo de inactividad.

Como apunta Javier Hidalgo, arquitecto de Soluciones del Sector Industria de GMV, ”una referencia destacada del despliegue de IoT en las empresas es el informe ‘Uso de las tecnologías digitales por empresas en España’, elaborado por el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI), dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. “En este se recoge que desde 2020 hasta 2022 se ha producido un significativo incremento de la adopción de la IoT en el sector empresarial, pasando del 17% a superar el 28% de las empresas que hacen uso de esta tecnología”.

Por tanto, el aumento en el uso ha subido un 11%. “En cuanto a los campos que más la usan son la agricultura (27,21%), las utilities (25,77%) y la gestión de instalaciones (20,63%)”, observa Eusebio Nieva, director técnico de Check Point España y Portugal, quien añade que “hay que destacar que la mitad de los dispositivos con esta tecnología se concentran en solo tres comunidades autónomas: Madrid, Cataluña y Baleares”.

No obstante, a pesar de este crecimiento en nuestro país, como señala Nieva, en cuanto objetivos, “España está por debajo de los puestos por la Comisión Europea, que quiere que el 75% de las empresas utilice tecnologías en la nube, Big Data e inteligencia artificial para 2030. Nuestro país por su parte tiene un objetivo del 25% para 2025, algo más modesto”, indica.

Para Javier Hidalgo, GMV, por tipología de las organizaciones, el despliegue está más vinculado al tamaño de la empresa que a una posible actitud conservadora por parte del empresario. “Son las grandes empresas las que tienden a adoptar con mayor frecuencia este tipo de soluciones. Sin embargo, al constituir la pequeña y mediana empresa una parte significativa del tejido empresarial español, se puede tener la impresión de que existe una actitud poco receptiva ante este tipo de tecnologías, que no se corresponde con la realidad del mercado”.

Por su lado, Juanjo García Cabrera, director de la unidad de negocio de Cloud de Microsoft en España, añade que, de forma periódica, en Microsoft elaboran un informe, denominado IoT Signals, que tiene como objetivo ofrecer una visión integral del ecosistema del Internet de las Cosas y su evolución a lo largo del tiempo. En la última edición entrevistaron a más de 3.000 responsables de desarrollo de negocio en diferentes empresas de Europa, Asia y EE UU. “En relación a las cifras que recogen la situación respecto a proyectos ya en fase de uso, la media global se sitúa en un 25%. Por países lidera EE UU con un 27%. En España nos encontramos en un 22%, por delante solo de Australia (18%) y sensiblemente por detrás de países de nuestro entorno como Italia (26%), Alemania (25%) o Francia (23%)”.

foto

Eusebio Nieva, director técnico de Check Point España y Portugal.

Sectores en cabeza

IoT está creciendo a pasos agigantados en diferentes industrias pioneras que están sabiendo sacarle provecho a esta tecnología. Así, para Eusebio Nieva, los verticales que más están acelerando su implantación son sectores que tienen procesos mecánicos estandarizados como la automatización industrial, la domótica y la inteligencia artificial, “aunque la adopción de las tecnologías de la industria 4.0 siguen siendo lenta, principalmente por temas de seguridad y de falta de estrategia de negocio”. Como indica el portavoz de Check Point, principalmente, aquellos sectores en los que se tengan que hacer mediciones periódicas, procesos mecanizados o cualquier proceso que conlleve repetición, “son los campos en donde se implementará más rápido esta tecnología y donde tendrá más resultados”.

Javier Hidalgo, por su lado, considera que existe una apuesta clara por IoT por parte del sector TIC, más propenso a emprender procesos de adopción temprana de las tecnologías. Además de ésta, destacan por su importancia aquellos verticales en los que la explotación del dato supone una ventaja significativa en su proceso de producción o de explotación. “Por ejemplo”, indica Hidalgo, “las empresas dedicadas a la energía y al agua están experimentando un importante desarrollo de sensores IoT ya que los datos que recopilan y procesan le proporcionan mayor precisión a la hora de tomar decisiones, otorgan eficiencia y sostenibilidad, y reducen riesgos tanto contribuyendo a la seguridad de los trabajadores como a prever posibles errores antes de que se produzcan”.

“Otro sector vertical que se beneficio significativamente del desarrollo de IoT es el sector salud”, añade Volker Gerstenberger, director global de Marketing de Utimaco. “Incluso hay un término propio para esto, el Internet de las Cosas Médicas (IoMT). Se prevé que el valor de este sector alcance los 176 mil millones de dólares para 2026. Aquí, los dispositivos de IoT se pueden usar de múltiples maneras, la mayoría de las cuales tienen que ver con la optimización de la forma en que se comparten, monitorean y analizan los registros de salud y los datos de los pacientes”.

Además, para el portavoz de Utimaco, “muchos usuarios finales pueden conocer IoT como el habilitador para casos de uso como el hogar inteligente o la logística inteligente”.

Conocimiento predictivo gracias a la Inteligencia artificial

Para sacar el máximo provecho de los datos obtenidos por los dispositivos IoT, es imprescindible la asistencia de sistemas informáticos con capacidades de inteligencia artificial. Así, el ‘Internet of Things’ se está volviendo cada vez más inteligente, y este hecho no está pasando desapercibido entre las organizaciones. “Por supuesto, no concebimos un IoT efectivo sin componentes de Inteligencia Artificial capaces de procesar y extraer valor del enorme volumen de datos que generan los sensores”, comenta Juanjo García Cabrera, Microsoft.

Como explica García Cabrera, casi todas las organizaciones están implantando estrategias de IA, Edge Computing y Digital Twins, y la mayoría está integrando estas tecnologías en sus soluciones de IoT para sacarles el máximo partido y resolver los retos que supone conferir capacidad de escalado a cada despliegue. “Un ejemplo de ello es Ferrovial, con quien trabajamos en el desarrollo de soluciones que potencian el uso de Inteligencia Artificial y de sensores para la mejora de la gestión de las infraestructuras, acelerando iniciativas en marcha como AIVIA, el proyecto de Ferrovial de carreteras inteligentes, o el uso de gemelos digitales basados en tecnologías IoT”.

En este punto, Aitor Lejarzegi, responsable de IoT industrial en Sarenet apunta que IoT e IA son tecnologías altamente relacionadas que se complementan a la hora de desarrollar soluciones. La IA facilita enormemente el acceso al conocimiento predictivo para agilizar la toma de decisiones y una de las principales aplicaciones se da en el sector industrial.

“En el sector industrial, a través de las diversas métricas realizadas con equipamiento IoT, los ámbitos donde podemos ver mayores beneficios gracias a la IA son las soluciones de mantenimiento predictivo a través de mayor comprensión de tendencias, la toma de decisiones inteligente para optimizar procesos con más automatización, mayor visibilidad y control de consumos que nos permite realizar mejoras que consiguen una reducción de costes, monitorización continua de incidentes lo cual nos guía a desarrollar aplicaciones para la reducción de fallos o errores en el proceso productivo, mayor eficiencia productiva definitivamente”, detalla Lajarzegi.

Por su lado, Eusebio Nieva, Check Point, añade que es el reconocimiento y procesamiento de imágenes en donde más se utiliza la inteligencia artificial ahora mismo. “También hay otros campos como en el uso de los sistemas cognitivos, en sensores y en el mantenimiento preventivo. Esto es así porque ahorra mucho tiempo y dinero en estos ámbitos, además de que reduce los fallos humanos y mejora la seguridad y el trato con el cliente”.

No obstante, Javier Hidalgo, GMV, entiende por su parte que el papel que está jugando la inteligencia artificial en la actividad del IoT es apenas testimonial, si bien está alineada con la penetración del uso de la misma en el sector empresarial de manera general. “En este sentido, se puede valorar su adopción como incipiente, tanto en IoT como en la industria española, así como en la UE”. “Sin embargo”, continúa Hidalgo, “y pese a la escasa penetración que se observa, si que existe un nicho en el que la inteligencia artificial está prestando un rol destacado en este ámbito, y es en el relativo al análisis de la información. En el caso concreto de la IoT, se observa una aplicación del uso de la IA para realizar analíticas de datos con el fin de extraer la riqueza de esa información y ponerla en valor para las empresas”.

foto

Juanjo García Cabrera, director de la unidad de negocio de Cloud de Microsoft en España.

Ciudades inteligentes y sostenibilidad

Los beneficios potenciales para las ciudades, convierten el Internet de las Cosas en una tecnología realmente interesante. “La ciudad apoyada en la tecnología es posible”, sentencia Aitor Lejarzegi, Sarenet. Como explica, una ciudad inteligente utiliza la innovación tecnológica para mejorar la calidad de vida de las personas. Se emplea IA e IoT para recopilar diferentes datos de personas, de edificios, del transporte o de la movilidad y del consumo urbano, entre otros.

“La IoT nos permite disponer de información para aplicar IA. Así, lo podemos aplicar a diversos proyectos como el transporte sostenible, la reducción del tráfico, uso de semáforos inteligentes, la reducción de consumos de energía, el uso más eficiente del agua, lecturas de la calidad del aire, mejoras en la gestión de residuos y muchas más posibilidades que permiten tener un mayor control remoto y automatización de los activos esenciales o servicios públicos dentro de la ciudadanía”, expone Aitor Lejarzegi.

Javier Hidalgo, GMV es de la opinión que, en este contexto se está proporcionando fuentes adicionales de datos mediante sensorización de entornos, tanto en el ámbito público (datos meteorológicos, iluminación nocturna, flujos de tráfico, …) como privados (consumo de agua y electricidad, niveles de ocupación en aparcamientos, …), que mediante su estudio permiten establecer métricas de valor para la ciudad.

“Además, hay que destacar una transformación de la manera en la que nos desplazamos, ya que el modelo de ciudad de futuro está impulsando la movilidad sostenible, que pasa por la introducción de nuevas fuentes energéticas no contaminantes, pero sobre todo por la racionalización y disminución del uso del vehículo privado, con objeto de desarrollar una ciudad inteligente donde innovación, sostenibilidad y participación ciudadana serán ejes fundamentales”, considera Hidalgo.

“En el caso de la sostenibilidad, el papel jugado es similar, pero con especial énfasis en datos medioambientales y su puesta en valor para fomentar la preservación del medio ambiente”, continúa. “Por ejemplo, gracias a la implementación de sensores inteligentes en los contadores de agua, a través de conexiones LoRaWAN para la captación de datos IoT, se pueden conseguir grandes beneficios en la gestión hídrica para lograr así un consumo más sostenible”.

foto

Aitor Lejarzegi, responsable de IoT industrial en Sarenet.

Por su lado, Volker Gerstenberger, Utimaco, apunta que las ciudades inteligentes son entornos con miles de entidades conectadas que recopilan e intercambian información de forma segura. “Debido a la alta sensibilidad de los datos recopilados, las Ciudades Inteligentes tienen requisitos muy específicos que cumplir con respecto a la seguridad, el cumplimiento y los puntos de vista legales para garantizar la protección de datos y evitar la manipulación”. La ciudad considerada muy avanzada y sostenible en este sentido es Copenhague: hace un uso inteligente de los datos inalámbricos de los dispositivos móviles, el GPS en los autobuses y los sensores en las alcantarillas y los cubos de basura para evaluar el estado de la ciudad en tiempo real y realizar mejoras para disminuir el tráfico, la contaminación del aire y las emisiones de CO2.

Como detalla Gerstenberger, “en España, Barcelona es un buen ejemplo de Ciudad Inteligente, con más de 20.000 sensores instalados que miden la temperatura, la calidad del aire y los datos de movilidad. Con estos conjuntos de datos, Barcelona quiere hacer frente a retos como el cambio climático, optimizar la eficiencia energética y mejorar la infraestructura de movilidad”.

Eusebio Nieva, Check Point, comenta por su parte que esta tecnología se basa en la interacción continua de diferentes elementos en línea. “En el caso de las ciudades, su uso más efectivo es en el mantenimiento de los espacios públicos de la misma además de la mejora de la movilidad y el uso de la infraestructura. Está muy relacionada en este ámbito con el big data, para poder recopilar datos e ir mejorando y estandarizando el sistema poco a poco”.

Como declara Nieva, el uso de estas tecnologías por parte de las administraciones públicas en las ciudades permitiría mejorar la movilidad y el tráfico, aumentar la sostenibilidad ambiental y mejorar la calidad de vida de los más desfavorecidos con sistemas como la teleasistencia.

Fuerte impacto en la Industria 4.0

Industria 4.0 e IoT están en el centro de los nuevos enfoques tecnológicos para el desarrollo y la producción industrial, incluso en la gestión de toda la cadena logística. Así, para Juanjo García, Microsoft, si entendemos por Industria 4.0 la aplicación de nuevas tecnologías en la industria de producción, el IoT es uno de sus grandes revulsivos. “El Internet de las cosas nos permite recoger datos en cada parte del proceso para realizar su análisis y desencadenar respuestas inteligentes. No solo es automatización, también hablamos de información, mostrada de un modo claro e intuitivo, para la toma de decisiones y la mejora de cada aspecto del proceso”.

Los ejemplos son innumerables y están permitiendo un salto cualitativo enorme en todos los campos, generando, incluso, nuevos modelos de negocio. “Por poner algunos ejemplos, hablamos de casos como la iniciativa de Ibercaja para impulsar con Microsoft Azure el desarrollo de la agricultura inteligente en nuestro país, racionalizando el consumo de recursos naturales -especialmente el agua- y optimizando al mismo tiempo la producción; o el de Sacyr, que ha reducido los plazos de los proyectos de despliegue de activos sensorizados en más de un 35% gracias a Azure IoT Hub”. Juanjo García también señala el caso de Girbau, empresa española referente mundial en soluciones integrales de lavandería profesional, que “con nuestra nube ha puesto en marcha la “lavandería como servicio” al mismo tiempo que logra un ahorro importante en el consumo de agua o una supervisión completa de los ciclos de lavado para garantizar, por ejemplo, la desinfección de tejidos”.

En este punto, para Aitor Lejarzegi, Sarenet, en la Industria 4.0 hablamos de digitalización, que, a día de hoy es un claro indicador de supervivencia para las compañías industriales. “IoT es un elemento clave en la evolución industrial de la estrategia Industria 4.0, que nos permite disponer de múltiple información para la mejora continua de nuestras personas, procesos y tecnologías. IoT impacta en la industria posibilitando una mayor digitalización de las operaciones de ingeniería, con un aumento significativo en la conectividad de activos industriales. La aplicación de nuevas métricas IoT nos hace saber más sobre los comportamientos de los procesos industriales y por consiguiente mejorarlos”.

foto

Javier Hidalgo, arquitecto de Soluciones del Sector Industria de GMV.

5G da un nuevo impulso al IoT

Con el avance de 5G, el IoT toma un nuevo impulso en cuanto a dispositivos conectados, que van a ver aumentado el consumo, pero, ¿qué soluciones energéticas se están desarrollando para la duración de las baterías?

En este punto, para Javier Hidalgo, GMV, las líneas de actuación son primordialmente tres. “La primera es hacer uso de baterías más eficientes y de mayor capacidad, para minimizar las tareas de mantenimiento y reemplazo de baterías. Esta actuación está en línea con el resto de investigaciones de uso de baterías que se producen en otros ámbitos, como es el de la telefonía móvil o la movilidad”, explica. Como comenta Hidalgo, la segunda línea de actuación es la producción de dispositivos con una mejor eficiencia energética, que puedan alternar entre modos de bajo consumo (‘sleep’ o ‘deep sleep’) en aquellos períodos de tiempo que se encuentran a la espera de tomar o transmitir datos, y los períodos de toma o transmisión de datos, en los que tienen que estar en su modo de funcionamiento normal. “Este tipo de funcionamiento proporciona los mejores rendimientos para las baterías, pero requiere de una analítica más precisa y una programación de los dispositivos que tenga en consideración el comportamiento esperado de los mismos”. Y la tercera línea de actuación es, para el portavoz de GMV, la complementación de los sistemas de baterías con elementos de recarga, como paneles solares, sistemas inerciales o similares, que permitan proporcionar al sistema fuentes de recarga de las baterías, para extender su ciclo de vida.

Según Juanjo García, Microsoft, más allá de la tecnología de construcción de las propias baterías, la mejora de la autonomía en los sensores IoT tiene una doble aproximación. “Por un lado, el diseño del propio hardware, con procesos de fabricación de los procesadores con litografías de menor escala. La carrera por los reducir nanómetros -el tamaño de los transistores que forman parte los chips-, conlleva una reducción de consumo y mayor eficiencia”.

Por otro lado, la programación del código que gestiona el dispositivo también debe ser realizada atendiendo a criterios verdes. “Me refiero a una máxima optimización para lograr desempeñar la función necesaria con el menos consumo posible, tanto de energía como una transferencia de datos ajustado a lo estrictamente necesario. Esto último puede parecer trivial, pero además del consumo energético que supone en el propio dispositivo lleva asociado un volumen de emisiones de carbono dado todo el equipamiento de red que atraviesa cada bit en su camino desde el sensor hasta la nube”, comenta el portavoz de Microsoft.

foto

Volker Gerstenberger, director global de Marketing de Utimaco.

Se multiplica la superficie de ataque

Con miles de millones de dispositivos conectados, y con millones más pendientes de llegar, el IoT es un blanco perfecto para la ciberdelincuencia. El Internet de las Cosas multiplica la superficie de ataque de cualquier empresa y, por lo tanto, incrementa el riesgo asociado a las ciber intrusiones, y por ello la seguridad va convertirse en un factor cada vez más relevante. “El alcance de los ataques de phishing y ransonmware también se incrementa ya que tendremos interconectados muchos más dispositivos, redes y hay más datos al alcance que hasta ahora”, advierte Eusebio Nieva, Check Point. Para evitarlos desde Check Point siempre recomiendan unas técnicas adicionales aplicables a dispositivos IoT:

  • Gestión correcta de los dispositivos, atención a los parches de seguridad, la implementación con configuraciones por defecto, los usuarios y contraseñas que tienen acceso a los dispositivos.
  • Segmentación apropiada de los entornos en los cuales implementamos estos equipos con dispositivos específicos de protección para un dispositivo o un conjunto de ellos y una separación entre diferentes redes con propósitos distintos de forma que se pueda contener y aislar dispositivos infectados.
  • Usar conexiones VPN cuando sea posible.
  • Establecer mecanismos de alerta temprana que analicen el uso y actividad de los dispositivos para descubrir comportamientos sospechosos, anómalos o directamente maliciosos.
  • Invertir en la ciberseguridad de los dispositivos inteligentes que haya a nuestra disposición para que estén siempre a la última en cuanto a seguridad. Utilizando tecnologías especializadas en la ciberseguridad de este tipo de dispositivos, y que tengan en cuenta la idiosincrasia específica de cada uno de estos equipos, sus peculiaridades, protocolos, versiones de firmware, comunicaciones…

Por su lado, para proteger completamente las implementaciones de IoT, Volker Gerstenberger, Utimaco, entiende que se deben tomar varias medidas. “En primer lugar, el cifrado de datos es crucial para proteger todos los datos del acceso no autorizado, independientemente de su ubicación de almacenamiento. Además, es muy importante establecer una autenticación segura de todas las entidades que están conectadas en el entorno IoT, la confidencialidad de su comunicación y la integridad de los datos generados e intercambiados por ellas”, comenta.
Esto se puede lograr mediante unaInfraestructura de Clave Pública quecrea la llamada cadena de confianza entre las entidades basada en certificados digitales.

foto

Pedro Viana, Presales Manager Kaspersky Iberia.

Como explica Gerstenberger, ambas tecnologías (cifrado de datos e Infraestructuras de Clave Pública) se basan en claves criptográficas, que también deben protegerse. El estándar de oro es el almacenamiento basado en hardware de esas claves en Módulos de Seguridad de Hardware (HSM). Como los HSM proporcionan la máxima seguridad desde la perspectiva lógica y física en función de la certificación de seguridad que obtienen, son la raíz de confianza para cada entorno criptográfico.

“Otra tecnología de uso común para el intercambio seguro de datos entre dispositivos IoT es la tokenización. La tokenización describe el proceso de intercambio de datos confidenciales a través de un token no confidencial y no valioso. De esta manera, los dispositivos IoT pueden compartir y procesar datos tokenizados, mientras que los datos originales y valiosos permanecen intactos”, concluye.

Para Pedro Viana, Presales Manager Kaspersky Iberia, la protección del IoT plantea varios retos. El primero está en la variedad de dispositivos, sistemas operativos, software y componentes de hardware dentro del IoT. A diferencia del hardware y el software de los ordenadores o los móviles, que están bien estudiados y estandarizados, es imposible estudiar todos los dispositivos del IoT y garantizar la fiabilidad de las condiciones para su desarrollo. Por lo tanto, los errores, las vulnerabilidades y las funciones no declaradas son inevitables. Además, la protección estándar de los puntos finales no es aplicable.

Para este portavoz, otro problema es que las plataformas de software de código abierto utilizadas en el IoT son muy diversas y no se comprueba la fiabilidad de todas ellas. Las vulnerabilidades de estos componentes pueden introducirse en el producto desarrollado y persistir en él durante muchas versiones.

"Es muy difícil desplegar actualizaciones en los dispositivos y plataformas de IoT. Las soluciones de IoT pueden consistir en muchas aplicaciones, sistemas y piezas de software diferentes sin un enfoque único para la actualización y la aplicación de parches", comenta Pedro Viana. "Por ello, y para responder a estos retos de seguridad del IoT, Kaspersky ha desarrollado Cyber Immunity. Este sistema se centra no en reducir el número de vulnerabilidades potenciales, sino en crear condiciones en las que la explotación de las vulnerabilidades no afecte a las funciones básicas del sistema en general. Es decir, aunque una aplicación se vea comprometida no afectará al funcionamiento de toda la plataforma".

En este sentido, cabe destacar el proyecto europeo IoTAC - Security By Design IoT Development and Certificate Framework with Front-end Access Control-, que es parte del proyecto de investigación e innovación financiado por la Unión Europea dentro del marco Horizon 2020, cuyo objetivo es desarrollar un entorno de servicios IoT más resiliente. El sistema, que incluye un Gateway, rutinas de seguridad de aplicaciones y plataformas de servicios cloud, proporciona una protección completa para entornos de servicios en varias industrias, protegiendo no solo nuevos despliegues, sino también las operaciones “legacy level security”.  Este proyecto –Coordinado por Atos Hungria- y en el que participan varias empresas -entre ellas Kaspersky, con la solución CiSecurity Gateway- se consolida como la base de la integración de los módulos desarrollados por los distintos partners participantes.

“Aquellos sectores en los que se tengan que hacer mediciones periódicas, procesos mecanizados o cualquier proceso que conlleve repetición, son los campos en donde se implementará más rápido IoT y donde tendrá más resultados”. Eusebio Nieva, Check Point
“IoT e IA son tecnologías altamente relacionadas que se complementan a la hora de desarrollar soluciones. La IA facilita enormemente el acceso al conocimiento predictivo para agilizar la toma de decisiones”. Aitor Lejarzegi, Sarenet
“Debido a la alta sensibilidad de los datos recopilados, las Ciudades Inteligentes tienen requisitos muy específicos que cumplir con respecto a la seguridad o el cumplimiento y los puntos de vista legales para garantizar la protección de datos”, Volker Gerstenberger, Utimaco
“Pese a la escasa penetración que se observa, si existe un nicho en el que la inteligencia artificial está prestando un rol destacado en el ámbito IoT, y es en el relativo al análisis de la información”. Javier Hidalgo, GMV
“Casi todas las organizaciones están implantando estrategias de IA, Edge Computing y Digital Twins, y la mayoría está integrando estas tecnologías en sus soluciones de IoT para sacarles el máximo partido y resolver los retos de conferir capacidad de escalado a cada despliegue”. Juanjo García Cabrera, Microsoft

Empresas o entidades relacionadas

Microsoft Ibérica, S.R.L.
Sarenet

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.

Suscríbase a nuestra Newsletter - Ver ejemplo

Contraseña

Marcar todos

Autorizo el envío de newsletters y avisos informativos personalizados de interempresas.net

Autorizo el envío de comunicaciones de terceros vía interempresas.net

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Protección de Datos

Responsable: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Suscripción a nuestra(s) newsletter(s). Gestión de cuenta de usuario. Envío de emails relacionados con la misma o relativos a intereses similares o asociados.Conservación: mientras dure la relación con Ud., o mientras sea necesario para llevar a cabo las finalidades especificadasCesión: Los datos pueden cederse a otras empresas del grupo por motivos de gestión interna.Derechos: Acceso, rectificación, oposición, supresión, portabilidad, limitación del tratatamiento y decisiones automatizadas: contacte con nuestro DPD. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar reclamación ante la AEPD. Más información: Política de Protección de Datos