Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Tecnologías de la información y comunicación

Web3, la revolución de Internet

Úrsula O’Kuinghttons, directora de Relaciones Públicas en Parity Technologies

01/12/2021

Durante la semana de Art Basel en Miami, una de las ferias de arte más importantes del mundo, se ha hablado mucho de Blockchain y NFT  gracias a que Mike Winkelmann, el artista digital conocido como Beeple vendió en marzo un NFT (o tokens no fungibles, que son archivos únicos que viven en una Blockchain y pueden verificar la propiedad de una obra de arte digital) por 69 millones de dólares a través de la casa de subastas Christie's.  Y es que Blockchain no solamente es una de las palabras de moda entre emprendedores, medios de comunicación y circuitos empresariales, también es una tecnología que trae una enorme revolución con nuevos modelos descentralizados, tanto de negocios como de gobernanza. No es una evolución fácil, ya que es una tecnología aún ‘marciana’ para muchas personas.

foto

Los primeros interesados en esta innovación fueron los bancos, quienes han tratado de incluir Blockchain a sus tradicionales modelos centralizados, pero muy pocos han podido sacar a la luz un producto para las ‘masas’, ya que se han topado con la falta de regulación de esta novísima tecnología, o una falta de conocimiento sobre lo que es verdaderamente la descentralización. También las compañías tecnológicas están innovando con Blockchain, de ahí que Twitter haya creado toda un área (Bluesky) para buscar modelos para descentralizar la red social. Incluso hasta equipos de fútbol quieren utilizar esta innovación para generar un mayor ‘engagement’ con sus fans. Y es aquí donde los NFT o activos digitales, también están empezando a encontrar su sitio en este mar de innovación, principalmente en el mundo anglosajón, como certificador de los activos.

Sin embargo, las Blockchains no son nuevas, esta tecnología vio la luz en 2009 gracias a Bitcoin, la criptodivisa que se hizo realidad junto a su revolucionario ‘libro contable’ digital, que es la cadena de bloque donde cada transacción queda registrada públicamente y no se puede alterar, sólo enmendar. Pero poco más se puede hacer con Bitcoin. Por ello en 2015 nace Ethereum, una tecnología que se basa en Bitcoin, pero que añade los 'Contratos Inteligentes', donde se pueden realizar cientos de aplicaciones descentralizadas. Sin embargo, pocos emprendedores pudieron escalar con nuevos modelos de negocios (Ethereum está en fase de evolucionar hacia 2.0 y dar solución a sus problemas de escalabilidad). De ahí que, en 2016 Gavin Wood, co-fundador y CTO de Ethereum decidiera separarse del proyecto y fundar Polkadot, una nueva generación de Blockchain para dotarle de escalabilidad e interoperabilidad.

El ecosistema afronta un horizonte de crecimiento al que no paran de sumarse actores, que con sus propuestas prometen dar un golpe encima de la mesa para cambiar las reglas del juego. Si todavía no os suena la Web3, pronto será una realidad, pues será la sucesora de la Web2, conocida como la de las redes sociales y mutará para adquirir el concepto de descentralización como principal máxima, para que los usuarios seamos dueños tanto de nuestros datos como de nuestra identidad.

Es aquí donde entra en escena Polkadot, Blockchain cuyo objetivo es convertirse en la más interoperable para dar paso a la nueva revolución del Internet que conocemos, la Web 3.0.

Aunque la Web2  introdujo toda una serie de servicios beneficiosos y creó un valor económico y social considerable, posteriormente centralizó el mundo hasta un grado insólito. La riqueza creada por Internet sólo fue a parar a un puñado de grandes oligarcas de la tecnología, mientras que libertades como la privacidad individual y la libertad de expresión se vieron seriamente perjudicadas. Por eso, el Blockchain es necesaria. Además, porque 2021 será el año de la definición de Polkadot, la principal impulsora del ‘Internet de las Blockchain’.

Polkadot promete una verdadera interoperabilidad entre aplicaciones, es una clara apuesta contra el maximalismo del Blockchain. La principal diferencia que presenta son las 'parachains', que son Blockchain soberanas, ranuras en la red Polkadot que se conectan a la cadena principal, conocida como ‘Relay Chain’. El valor del DOT, la criptodivisa de Polkadot se utiliza para el sistema de gobernanza dentro del ecosistema de Polkadot y así se otorga el poder de prestar o vender estos espacios de transacción. Es como alquilar el aparcamiento de un coche en un solar, salvo que no hay que preocuparse de estar con el ojo encima por la noche.

La clave de las 'parachains' es su diversidad. Una podría integrar las conocidas como finanzas descentralizadas o DeFi, otra podría centrarse en el almacenamiento de datos como una Google Cloud descentralizada, y también podría haber otra para integrar aplicaciones fuera de la cadena en Ethereum y Bitcoin. Las posibilidades son infinitas.

Polkadot será un día lo suficientemente escalable como para manejar un millón de transacciones por segundo utilizando 'parachains'. Éstas se introducen en el ecosistema de Polkadot a través de subastas en las que los mejores proyectos se compran a sí mismos en el ecosistema. Es precisamente esta tecnología la que promete acabar con la Web2 para impulsar definitivamente la nueva fase hacía Internet o Web3, en el que los individuos seamos dueños tanto de nuestros datos como de nuestra propia identidad.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.