Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Tecnologías de la información y comunicación

Incremento del 21% en los ataques a dispositivos móviles en 2011

Comunicaciones Hoy29/03/2012

S21sec ha presentado su segundo Informe sobre Malware en Smartphones. El estudio constituye una radiografía que nos permite reflejar la situación actual respecto a la seguridad de los smartphones, describiendo las principales amenazas detectadas, así como las medidas existentes para mitigar los riesgos asociados. aquí. Los dispositivos móviles no son simples teléfonos y no pueden ni deben ser tratados de este modo, por lo que la concienciación de los usuarios sobre la importancia de su seguridad adquiere cada vez más peso en el mercado de este tipo de dispositivos.

Actualmente existen unos 5.600 millones de móviles en funcionamiento a nivel mundial, lo que supone que un 77% de la población dispone de un dispositivo. En 2011 unos 468 millones de móviles eran smartphones y para 2015 la previsión es que la cifra supere los 631 millones. La popularización de este tipo de dispositivos ha sido vertiginosa, sobre todo debido a la gran oferta de tarifas planas que ofrecen todos los operadores y al acceso a atractivas aplicaciones gratuitas o de pago en las diversas plataformas, ya sean para el uso privado o profesional.

El principal problema detectado es que los usuarios no son conscientes de los peligros que entraña no tener protegido su smartphone: riesgos para su crédito bien sea por pagos no consentidos contra la factura del operador (por ejemplo debido a llamadas o SMS a servicios premium) o los riesgos que corren utilizando diferentes medios de pago por móvil asociados a su smartphone. Como consecuencia de esto, las mafias existentes han ampliado sus horizontes de actuación y han incluido este sector entre sus objetivos.

Un objetivo de gran crecimiento y alta remuneración

Los dispositivos móviles han ido evolucionando hasta converger prácticamente en cuanto a funcionalidades con los ordenadores personales, con quienes además se sincronizan frecuentemente, lo mismo que con diversos servicios en la nube, este hecho se traducen en un notable incremento en la usabilidad de los móviles en cualquier ámbito y en la accesibilidad ubicua a los servicios de la Sociedad de la Información pero implica un aumento en los riesgos que se asocian a los mismos. “En los últimos años hemos observado como los móviles incrementaban sus funciones en la Red hasta converger con los ordenadores por lo que era de esperar que las mafias de cibercriminales convirtiesen los smartphones, a sus usuarios e incluso a los operadores en nuevos objetivos de sus ataques” señala David Ávila, S21sec Ecrime manager. La velocidad con la que evolucionan los riesgos de utilizar Internet es tan rápida que es prácticamente imposible detenerse un momento a reflexionar y mirar hacia atrás.

Con este informe, S21sec ofrece una visión de la evolución de los distintos tipos de fraude online que afectan a los smartphones en los últimos meses. La proliferación de iPhones da respuesta al gran número de vulnerabilidades que registra este sistema operativo para móviles, aunque también haya habido un avance significativo de teléfonos con sistema con sistema operativo Android. No obstante, el ratio de malware en dispositivos Android ha sido significativamente mayor, pues a diferencia de lo que sucede con los ordenadores, existen otros factores clave que han hecho que aumente significativamente el volumen del malware en sistemas Android: el rooteo de los equipos, la acreditación de la identidad de los desarrolladores mediante el proceso de registro de desarrolladores en los mercados de aplicaciones, la existencia de un “walled garden” único o la posibilidad de que existan varios mercados de aplicaciones oficiales, el firmado electrónico del código de las aplicaciones, el control de los accesos entre las aplicaciones y de las aplicaciones a los datos del móvil, el sandboxing y la gestión de permisos.

La existencia de estas amenazas exige una concienciación por parte de los usuarios que aún no ven su dispositivo móvil como una puerta de entrada de un ataque que puede acceder a sus datos personales y a su dinero, ya sea en forma de cargos contra la factura del operador o contra los medios de pago que los usuarios puedan tener asociados a sus smartphones. Hay que estar preparado para las futuras infecciones. Los creadores de malware evolucionan continuamente sus técnicas y no cabe duda de que el malware para dispositivos móviles va a seguir evolucionando teniendo en cuenta que el futuro cercano apunta a un increíble incremento de los smartphones para todo tipo de operaciones.

Las nuevas funcionalidades de los smartphones, como los sistemas de pago a través de los mismos, vaticinan que estos dispositivos serán cada vez más utilizados y que cada vez contendrán información más valiosa para las mafias como datos personales y financieros del propietario o datos de las corporaciones para quienes trabajan los usuarios, en ambos casos para realizar los fraudes ya sea contra los usuarios o las organizaciones para las que trabajan.