Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Symantec muestra las diferencias en las pymes entre su percepción y la realidad en preparación antidesastres

Comunicaciones Hoy09/10/2009

Symantec ha anunciado las conclusiones de su Estudio acerca de la Preparación ante Desastres en la Pequeña y Mediana Empresa 2009, que reflejan las actitudes y prácticas de la pyme y sus clientes con respecto a la preparación tecnológica ante desastres. El informe indica que existe  gran discrepancia entre cómo la pequeña y mediana empresa percibe su preparación ante catástrofes y su nivel de preparación real. Los datos también sugieren que el tiempo de inactividad cuesta a sus clientes miles de euros al año. Así, las conclusiones demuestran que este tipo de empresas pueden perder negocio como consecuencia directa de no estar preparados ante los desastres, de hecho, esto ocurre con frecuencia.

"La parte más sorprendente de este estudio es el hecho de que la pyme no se da cuenta del impacto que tienen estos parones entre sus clientes, especialmente cuando existen herramientas a su alcance que les ayudan a estar preparados para afrontar estas catástrofes", explica César Cid, Director de Preventa de Symantec Ibérica. "A pesar de que nadie desea que ocurran estos contratiempos, la realidad es que sí pasan. En lugar de seguir sin estar preparados, las pymes pueden tomar medidas sencillas para proteger sus datos. Además, cuando las empresas comunican estas intenciones a los clientes, se fortalecen sus relaciones y se adquieren socios de confianza".

Los hallazgos del estudio demuestran que las pymesse sienten seguras en relación a sus planes ante desastres. El 82% de los encuestados declaró estar algo/muy satisfecho con sus planificaciones ante desastres, y un número similar (el 84%) declaró sentirse algo/muy protegido en caso de que ocurriese un desastre.

La pequeña y mediana empresa también opina que sus clientes serían pacientes y comprensivos si ocurriese un fallo en los sistemas o en los recursos tecnológicos. En caso de que ocurriese dicho percance, sólo una tercera parte (el 34%) de los encuestados cree que sus clientes evaluarían otras opciones, incluyendo la competencia.


No obstante, las prácticas de la pequeña y mediana empresa revelan que esta confianza no tiene ninguna garantía. La media de paradas en las pymes ha sido de tres en los últimos 12 meses, siendo las causas principales ataques de virus o hackers, cortes de luz o desastres naturales. Esto es preocupante ya que casi la mitad afirman no contar todavía con un plan para afrontar dichas interrupciones.

El estudio demuestra que sólo una de cada cinco (el 23%) de las pequeñas y medianas empresas realizaban una copia de seguridad diaria, y como media sólo se hace backup del 60% de los datos de la empresa y clientes. Más de la mitad de las PYMES creen que perderían el 40% de los datos si los sistemas informáticos desaparecieran en un incendio.


Los clientes de las pymes encuestadas estimaban que los costes de este tipo de paradas es de unos 15.000 dólares al día de media. Y dichas paradas también suponen un gran impacto puesto que el 42% duraban ocho horas o más. Uno de cada cuatro clientes (el 26%) declara haber perdido datos importantes.

De acuerdo con el estudio, dos de cada cinco (el 42%) de los clientes de las pequeñas y medianas empresas han cambiado de proveedores porque "tenían la impresión de que el sistema informático o tecnológico del proveedor anterior no era fiable". Esto contrasta enormemente con los dos tercios de las PYMES que creen que sus clientes "esperarían con paciencia a que se restableciese el sistema" o acudirían a otros recursos "para obtener una parte, pero esperarían con paciencia a que el sistema se restableciese para obtener el resto". Otro efecto secundario del tiempo de inactividad es que daña la reputación de la empresa. El 63% de los clientes declara que el tiempo de inactividad afecta de forma negativa la imagen del fabricante.

Recomendaciones
A pesar que el 47% de las pymes no cuenta con un plan formal de preparación ante desastres, de estos, casi el 89% afirma que creará uno en un plazo de seis meses. Esto es crucial, ya que la mayoría de las pequeñas y medianas empresas (el 77%) declara vivir en una región que es vulnerable a los desastres naturales (como huracanes, tornados, terremotos). Mientras estas empresas establecen planificaciones, Symantec recomienda lo siguiente:

• Determinar cuáles son las necesidades: Las pequeñas y medianas empresas tienen que dedicar tiempo en decidir cuál es la información crítica para el negocio que se debe proteger y asegurar.
• Implicar a proveedores de confianza: Teniendo en cuenta el tiempo, presupuesto y personal limitados de la pequeña y mediana empresa, se recomienda considerar a un proveedor de soluciones que le ayude a planificar e implementar soluciones de protección automatizada y a evaluar las tendencias y amenazas de las que debe protegerse.
• Automatizar los procesos cuando sea posible: Automatizar las copias de seguridad es la forma de garantizar que dicha operación no queda sin hacer.
• Realizar pruebas anuales: El peor momento para darse cuenta de que no se realizaron las copias de seguridad de los archivos críticos para el negocio tal y como estaba planeado es durante la recuperación de datos.

www.symantec.es