Vector ITC Group y Panda Security se alían contra el cibercrimen

Comunicaciones Hoy12/06/2015

La prevención y la lucha contra los ciberataques son los mayores retos a los que se enfrentan las compañías hoy en día. La correcta definición de una estrategia integral de ciberseguridad con los productos y servicios adecuados se ha convertido en uno de los factores claves para protegerse del cibrecrimen y garantizar un desarrollo del negocio estable y sin riesgos.

En este contexto, Vector ITC Group, proveedor español de servicios de tecnología y digitales, y Panda Security, multinacional española especializada en el desarrollo de soluciones de seguridad para salvaguardar la vida digital de los usuarios, se han unido para prevenir y combatir una de las mayores amenazas a las que se enfrentan las empresas: el cibercrimen.


Uno de los principales problemas a los que se enfrentan las compañías es el continuo desarrollo y sofisticación de los ataques, lo que ha propiciado la aparición de un entorno de ciberamenazas en el que es muy difícil protegerse y donde las empresas se encuentran en una situación de gran vulnerabilidad. Dentro de las amenazas más peligrosas del ciberespacio destacan: Cryptolocker, Ataques Dirigidos (Oil Tanker) y las Amenazas Persistentes Avanzadas (APTs).

Ataques dirigidos
Estos fraudes a través de Internet se llevan a cabo por correo electrónico y consisten en intentar convencer de un pago por adelantado al receptor del correo. Uno de los ejemplos más repetitivos de los últimos tiempos son las conocidas como estafas nigerianas.

APTs ( Advanced Persistent Threats)
Otra amenaza muy corriente en la actualidad son las Amenazas Persistentes Avanzadas (APTs), definidas como un conjunto de procesos informáticos  dirigidos a vulnerar la seguridad informática  de una entidad específica, habitualmente organizaciones o naciones por motivos políticos o financieros.

Cryptolocker
Pero sin duda, uno de los ciberataques más perversos son aquellos basados en la extorsión del usuario. Cryptolocker es un claro ejemplo. Se trata de un malware que secuestra la información del usuario y pide una suma de dinero para poder recuperarla. CryptoLocker utiliza técnicas de ingeniería social para conseguir que sea el propio usuario quien lo ejecute. Se envía a través de correo electrónico y la víctima lo ejecuta accediendo al enlace que se adjunta en el e-mail.

En España, entre noviembre y diciembre de 2014, la mayoría de los altos  directivos de las compañías  cotizadas en la bolsa recibieron emails originados supuestamente desde la empresa pública Correos. Estos mensajes electrónicos esquivaron sistemas corporativos de anti-spam y de protección perimetral que limitaban el número de destinatarios por empresa a unas 30 personas. En ese sentido y, a diferencia de los ataques dirigidos a particulares, el rescate económico solicitado es mucho mayor y depende de la importancia de la empresa.

Algunas organizaciones y empresas que han pagado el rescate han vuelto a ser víctimas en sucesivas campañas desde otras fuentes de infección o de nuevas versiones del malware. Por eso es fundamental no pagar ninguna cantidad económica por la información, puesto que no se asegura su recuperación en ningún caso.

Según Vector ITC Group, el malware es cada vez más sofisticado y difícil de detectar, las estrategias de infección evolucionan y se incrementan las motivaciones de los creadores de malware (espionaje, económicos, políticos, etc.). A esto hay que añadir la mayor dependencia tecnológica de los procesos internos de la empresa.

“Para evitar este tipo de situaciones es fundamental contar con una estrategia de ciberseguridad Integral adecuada para cada empresa. Algunas compañías no son conscientes del riesgo al que están expuestas y lo que supone para la continuidad de su negocio, otras están más alerta pero al ser menos experimentadas implementan soluciones perimetrales sin indagar de forma más profunda su nivel de exposición real. Una mala decisión empresarial en este aspecto puede tener graves consecuencias”, afirma Carlos Delgado, consejero delegado de Vector ITC Group.

El arte de la In Seguridad
Con motivo de estas preocupaciones, Panda y Vector ITC Group han celebrado esta mañana el encuentro “El arte de la In Seguridad”, dónde se han dado las claves para conocer, prevenir, detectar y combatir las ciberamenazas más potentes a las que se enfrentan las empresas actualmente. El encuentro ha tenido lugar, en la galería de arte la Davidbardia, donde los invitados han podido conocer las obras del artista Juan Pita y disfrutar de un ambiente artístico experimental.

El encuentro contó con la participación de Luis Corrons, director técnico de PandaLabs en Panda Security, y miembro de la junta directiva de AMTSO (Anti-Malware Testing Standards Organization), que expuso el caso real de un sofisticado Ataque Dirigido, en un sector tan estratégico para la economía mundial como es el petrolífero.

Además, Antonio Crespo CIO de la empresa Legalitas, hizo una exposición sobre el caso de éxito del producto de seguridad informática Adaptive Defense, la solución para empresas que buscan seguridad ante ataques avanzados y dirigidos y que ha resultado ser un éxito

Vector ITC Group dispone de un amplio abanico de servicios de seguridad informática: auditoría, consultoría, formación, evaluación de vulnerabilidades y hacking ético. Además, dispone de un innovador catálogo propio de productos gracias a la alianza con Panda Security, que ofrece las soluciones de seguridad informática más innovadoras y avanzadas para cada tipo de cliente y/o situación. Adaptive Defense combate de forma efectiva las ciberamenazas más potentes y elimina el malware, entre ellos Cryptolocker.
 
La unión de Vector ITC Group  y Panda Security, constituye una sólida y poderosa alianza para la lucha contra el cibercrimen. Proporcionaremos a las empresas la tecnología, las herramientas y la estrategia necesaria para combatir los ciberataques y desarrollar de forma segura su negocio a través del ciberespacio, añade Carlos Delgado, consejero delegado de Vector ITC Group.