Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

El índice del software ilegal se sitúa por debajo del 30%

Comunicaciones Hoy25/02/2009

El año 2008 arroja unos buenos resultados para los fabricantes de software. Por primera vez, el índice de distribución de software ilegal en España se sitúa por debajo del 30%, exactamente en el 27,2%, lo que supone que el índice ha descendido 10 puntos porcentuales con respecto a 2007.  

Así lo demuestran los datos obtenidos en la última campaña “comprador anónimo” que Microsoft llevó a cabo entre el 1 de enero  y el 31 de diciembre de 2008 en distribuidores de toda España. En total se han visitado 826 puntos de venta, de los cuales en 225 (un 27,2% del total) se ha encontrado distribución de software sin licencia.

Las Comunidades que presentan unos índices más elevados de establecimientos que distribuyen software sin la correspondiente licencia, superando el 40%,  son Extremadura (45%), que está estancada con un aumento del 0,6%; Asturias (44,4%) que ha incrementado su índice en un 15% respecto a 2007 y Castilla La Mancha (41,7%), que pese al alto índice con el que cuenta, nos podemos felicitar del acusado descenso, de casi un 20%, que ha tenido en relación con 2007.

Por el contrario, las que han arrojado unos índices más bajos son la Comunidad Foral de Navarra (11,1%) que además ha bajado 17,5 puntos porcentuales, Baleares (13,3%), con un descenso del 10,5% respecto a 2007 y  Canarias (16,7%) que ha disminuido un 6,1%.

En relación con el año anterior y según este estudio, hay que destacar especialmente la bajada porcentual de Andalucía con un descenso de casi un 25%, algo de lo que nos tenemos que felicitar porque anteriormente no había mostrado ningún impulso. Asimismo, ha descendido considerablemente la Comunidad Valenciana, que ha bajado un 29% y cuyo índice actual se sitúa en el 28,2%. El porcentaje de tiendas donde se distribuye software sin licencia ha disminuido  en total en 11 Comunidades Autónomas, además de en Andalucía y la Comunidad Valenciana, disminuyó en: Aragón (-12,6%), Baleares (-10,5%), Canarias (-6,1%), Cantabria (-18,2%), Castilla la Mancha (-19,4%), Cataluña (-10,9%), Madrid (-8,9%), Navarra (-17,5%) y el País Vasco (-12,6%).

Por otro lado, las únicas Comunidades que han empeorado su índice de distribución de software ilegal son Asturias con un aumento del 15% y Murcia con un incremento de 13,1 puntos porcentuales.

Otra buena noticia a destacar es que en 2008 siete Comunidades se encuentran ya por debajo del 20% de software ilegal en el canal de distribución: Baleares, Canarias, Cantabria, Cataluña, Madrid, Navarra y País Vasco.

Desde Microsoft se considera que las principales razones de esta importante bajada del índice de distribución de software ilegal las podemos encontrar en primer lugar en la acción concertada de empresas y Administraciones Públicas en la ayuda al canal de distribución. Asimismo, en 2008 se han recogido los frutos de la Campaña 100% Legal de 2007 realizada por el Ministerio de Industria en colaboración con la BSA y AETIC. Por otro lado hay que tener en cuenta el acusado descenso de la actividad de ensamblaje nacional, la mayoría de las tiendas están vendiendo principalmente equipos portátiles de multinacionales, por lo que la distribución de copias ilegales de Sistemas Operativos ha descendido. Además, en este descenso ha influido también la dificultad para instalar y usar ilegalmente Windows Vista

“Mistery Shopper”

El programa “comprador anónimo” de Microsoft nació con el objetivo de ofrecer unos datos fiables y contrastados sobre la distribución de software sin licencia en el canal de distribución de la compañía. El proceso se inicia con la visita de un comprador anónimo, a cualquiera de las tiendas informáticas de nuestro país, que solicita información y presupuesto para adquirir un ordenador con su sistema operativo y las aplicaciones más comunes.

Tras recibir la oferta, incluya ésta o no software ilegal, el comprador anónimo se identifica como un “Inspector de Microsoft”. Si el software ofertado, normalmente el Sistema Operativo y el paquete Microsoft Office van acompañados de su licencia, Microsoft incluye a esa tienda en una fase de “activación comercial” donde se ofrecen al propietario del establecimiento la posibilidad de participar en campañas conjuntas de marketing, descuentos en la compra de productos o cursos de formación técnica o comercial. Si el software ofertado no incorpora su licencia, además, se informa al personal del punto de venta de que dicha actividad puede suponer un delito contra la propiedad intelectual recogido en el Código Penal y que puede castigarse con cuantiosas condenas económicas y en algunos casos la prisión del denunciado.

Meses después, la compañía realiza una segunda visita a aquellas tiendas que ofrecieron software sin licencia. Aquellas tiendas que en esta segunda visita continúan ofreciendo programas ilegales son denunciadas ante las autoridades competentes.

En la decisión de poner en marcha y mantener activo este programa han influido las peticiones del canal legal, que lleva tiempo reclamando a la industria que tome medidas efectivas para acabar con una competencia desleal que les está provocando importantes pérdidas económicas.