ONO mantiene estables los ingresos y crece el EBITDA un 4%

Comunicaciones Hoy27/07/2011

ONO ha anunciado sus resultados operativos y financieros del primer semestre de 2011. La compañía cerró el periodo con un EBITDA –beneficio operativo- de 366 millones de euros, un 4% más que en el primer semestre de 2010, gracias a la eficiencia demostrada en la gestión del negocio. Además, el margen de EBITDA creció del 47,5% al 49,9% en el primer semestre de 2011.
La compañía experimentó un crecimiento de su margen bruto de 1,1 punto porcentual, pasando del 78,1% a 30 de junio de 2010 a 79,2%, en el primer
semestre de 2011. El beneficio neto en los seis primeros meses del año fue de 31 millones de euros, un 9,8% más que en el mismo periodo de 2011.
Los ingresos totales del operador en el trimestre finalizado a 30 de junio de 2011 se mantuvieron estables, a pesar de las dificultades del mercado por los menores niveles de demanda. ONO alcanzó los 368 millones de euros en ingresos, exactamente la misma cifra obtenida en el segundo trimestre de 2010, lo que elevó la suma total del primer semestre del año hasta los 733 millones de euros.

Destaca la tendencia positiva que se va consolidando en 2011 para el negocio residencial, que supone el 79% del total de los ingresos de la compañía y que muestra un crecimiento del 1,3% frente al primer trimestre del año, con una cifra de 292 millones en el periodo, frente a los 288 millones a cierre de 31 de marzo de 2011. Esto es debido a la estrategia del operador, centrado en aumentar el número de servicios contratados por cliente, y a las altas velocidades de Internet que están impulsando la migración de clientes hacia la experiencia de navegación a 30 y 50 megas reales. Este crecimiento está compensando la caída en el consumo telefónico de llamadas fijo-móvil y de llamadas internacionales, y la menor contratación de eventos de Pago por Visión o Vídeo Bajo Demanda.

El ARPU o ingreso medio por cliente residencial, creció un 1% en el segundo trimestre de 2011, situándose en 51,5 euros frente a los 51,0 euros a cierre de 31 de marzo de 2011.

Por otra parte, en el negocio de empresas, el segmento pymes experimentó un aumento en ingresos del 3,4% en los primeros seis meses del año frente al mismo periodo del año anterior, hasta alcanzar la cifra de 37 millones de euros. Sin embargo, el segmento de grandes cuentas, cayó un 12% en este periodo, situándose en 65 millones de euros de enero a junio de 2011.
Con el objetivo de mantenerse como operador líder en la tecnología más avanzada de fibra óptica en España, ONO incrementó sus inversiones en activo fijo (Capex) en un 16,1%, en el primer semestre del año, en comparación con el mismo periodo de 2010, hasta alcanzar los 136 millones de euros. Este aumento viene motivado por las inversiones requeridas para la finalización del despliegue de la tecnología DOCSIS 3.0, así como las inversiones necesarias para el desarrollo del proyecto TiVo (la televisión inteligente de ONO) y la actualización de la planta de voz que el operador está acometiendo.
En consecuencia, el Free Cash Flow (Flujo Libre de Caja) del operador en el primer semestre de 2011 creció de manera importante hasta alcanzar los 122 millones de euros, frente a los 82 millones de euros logrados en el mismo periodo de 2010.

Continuo crecimiento en altas velocidades
ONO continúa apostando por la venta de servicios empaquetados, opción que va en aumento para los clientes del operador a la hora de optar por sus servicios de comunicación y entretenimiento. El operador cerró el segundo trimestre de 2011 con un total de 4.401.000 servicios contratados, es decir, el operador logró de marzo a junio de 2011 crecer en 19.000 nuevos servicios en unas duras condiciones de mercado. En el segmento residencial –telefonía, banda ancha y televisión de pago- la compañía finalizó el periodo en 4.252.000 servicios activos con más de 10.000 nuevas altas y en el segmento pymes, tuvo un incremento trimestral del 5,8%, pasando de 141.000 a 149.000 en el periodo.
En el primer semestre del año, el 84% de su base de clientes tenía dos o más servicios contratados y esta tendencia se demuestra que crece, ya que el ratio de RGUs por cliente aumentó de un 2.23x a 31 de marzo de 2011 a un 2.24x a 30 de junio de 2011. ONO cerró el primer semestre de 2011con un total de 1.912.000 clientes residenciales.

Por líneas de negocio, en residencial fibra, ONO continúa aumentando el número de clientes de altas velocidades en España, con cerca de 270.000 clientes activos a 30 de junio de 2011, lo que supone ya cerca del 20% de su base total de clientes de Internet. En junio, el operador completó el despliegue de la tecnología DOCSIS 3.0 en su red de fibra óptica, lo que le permite ofrecer velocidades de 50 megas reales a cerca de siete millones de hogares, prácticamente la mitad de los hogares existentes en nuestro país.
En Internet, ONO sumó 8.000 nuevos clientes en el periodo de marzo a junio de 2011, lo que se ha reflejado en un crecimiento trimestral del 0,6% y lo que ha supuesto cerrar a 30 de junio de 2011 con una cifra total de 1.414.000 clientes. Además, este servicio representa ya el 77,8% de su base de clientes residenciales de fibra.

La compañía creció en el número de clientes de telefonía en un 0,2% con respecto al primer trimestre de 2011, hasta alcanzar los 1.711.000, reforzando su apuesta por la venta de servicios empaquetados con banda ancha, cuyos clientes demuestran tener un mayor ciclo de vida. El 94,1% de la base total de clientes residenciales de fibra de ONO cuenta con el servicio de voz.

ONO también experimentó un incremento del 4,5% en el trimestre en la captación de clientes de pymes, segmento en el que el operador está poniendo foco y ha iniciado un relanzamiento de servicios paquetizados de voz y banda ancha de alta velocidad, acorde con las necesidades de las pequeñas y medianas empresas que muestra una tendencia positiva de crecimiento.

Resultado positivo en situación macroeconómica inestable
En este segundo trimestre del año, ONO logró completar con éxito una emisión de bonos por 300 millones de euros. Los fondos se han destinado a amortizar por adelantado parte de su deuda bancaria y así seguir mejorando la estructura de capital de la compañía. A pesar de las dificilísimas condiciones de mercado en las que se realizó la operación, los inversores depositaron su confianza en la compañía, que en menos de un año ha obtenido alrededor de 1.460 millones de euros en los mercados de capitales.
Carlos Sagasta, director general de finanzas de ONO, destacó que “el resultado obtenido en este trimestre a pesar de la inestabilidad macroeconómica en la que nos encontramos es altamente positivo. La compañía ha cerrado el primer semestre del año con un EBITDA de 366 millones de euros, un 4% más que en el primer semestre de 2010, mostrando una tendencia positiva hacia la consecución de los objetivos marcados”.