Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Tecnologías de la información y comunicación

España se mantiene a un punto de la media europea en el ranking europeo de desarrollo de la sociedad de la información

Comunicaciones Hoy15/07/2014

En el índice de convergencia eEspaña 2014, España, con 62 puntos, ocupa la decimosexta posición del ranking que mide el desarrollo de la sociedad de la información, a un punto de la media europea y a 18 de Suecia, país que este año lidera la comparativa (UE + Noruega).

Así lo indica el informe anual sobre el desarrollo de la sociedad de la información eEspaña 2014, elaborado por la Fundación Orange, y presentado hoy en un acto presidido por Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid. Luis Alberto Salazar-Simpson, presidente de la Fundación Orange, Jean Marc Vignolles, CEO de Orange España, y Manuel Gimeno, director general de la Fundación Orange, han sido los encargados de presentar el informe.

Los resultados del Índice eEspaña 2014 reflejan la estabilidad de la situación de nuestro país en la comparativa europea de la sociedad de la información, a un punto de la media de la UE y manteniendo la distancia con el país líder. En términos de PIB/Cápita, España es la decimocuarta economía de Europa, lo que pone de manifiesto la relación entre su riqueza y el grado de desarrollo de su sociedad de la información.

En el panorama de la UE, España destaca en indicadores como el acceso a Internet desde redes móviles, apoyado en una tasa de penetración de smartphones superior al 50%; la proporción de internautas que buscan trabajo o realizan cursos de formación online; o la interacción virtual entre individuos (tanto la utilización de redes sociales como el uso de redes P2P es superior al resto de la UE). Otros indicadores, en cambio, muestran una posición española no tan positiva, por ejemplo: la escasa inversión en I+D; el estancamiento de la proporción de personas y empresas usuarias de Internet que realizan comercio electrónico; el número de empresas con disponibilidad de página web; o el menor uso de la banca electrónica.

En este escenario, la Agenda Digital Española ya ha alcanzado a finales de 2013 el objetivo para tres de sus indicadores antes de 2015. Concretamente, se han conseguido dos objetivos en los que los operadores de telecomunicaciones han tenido un protagonismo claro, como son la cobertura de población con redes de más de 100 Mbps y con tecnología HFC. Por otro lado, en el ámbito de confianza digital se ha obtenido el objetivo relacionado con las reclamaciones presentadas por los usuarios de servicios de telecomunicaciones ligadas con la facturación, aunque este es un indicador sin medición acumulada y que puede variar anualmente.

2013, sociedad de la información en España
En un año en el que más del 40% de los habitantes del planeta son usuarios de Internet y en el que se han vendido 1.000 millones de smartphones en todo el mundo, en España, el desarrollo de la sociedad de la información viene marcado por el signo negativo en varios de los principales datos económicos.

Así, el volumen de negocio del hipersector TIC registra en 2013 una previsión de decrecimiento de más de un 7% con respecto al año anterior, caída especialmente percibida en los sectores TIC de servicios y, en particular, en lo relativo al Comercio TIC, tanto mayorista como minorista. A su vez, la contribución al PIB de los sectores de Información y Comunicaciones registra un leve descenso y se cifra en un 4,2%, si bien el esfuerzo innovador de los sectores TIC es superior a la posición relativa que ocupan en términos de valor añadido.

También se tiñen de rojo los datos de los sectores que conforman la industria de los contenidos: en 2013 ha caído la facturación del mercado de videojuegos (15% menos de unidades vendidas), de la prensa online, de la inversión publicitaria online y, por primera vez, del mercado discográfico digital (un 0,3%), un mercado que a pesar de ese leve descenso ocupa ya el 40% de los ingresos totales de la industria musical.

Telecomunicaciones
Los ingresos del sector de Servicios de Telecomunicaciones continuaron en 2013 la senda descendente de años anteriores y experimentaron una caída de más de un 7% en términos interanuales (un 7,2% teniendo en cuenta los servicios audiovisuales y un 8,2% contando solo los datos de los principales operadores).

En este marco, el descenso de los ingresos medios por cliente se ha producido de forma generalizada y continuada en todos los segmentos, tanto en telefonía fija como en móvil, mientras que en la contribución a los ingresos totales se incrementa la importancia de la banda ancha, en especial la móvil, compensando la fuerte bajada en los ingresos del tráfico de voz.

Asimismo, en cuanto a la distribución de los clientes por tipo de servicio de telecomunicaciones adquirido, el año 2013 se ha visto marcado por la expansión de los paquetes convergentes, consolidando la tendencia al crecimiento en la oferta de los empaquetamientos más complejos (cuádruple y quíntuple play), que experimentan fuertes aumentos. En concreto, los cuádruple play rozaron los 5,2 millones de líneas, mientras que los quíntuple play continuaron su ascenso hasta registrar casi 700.000 paquetes. En cambio, el número de líneas fijas continúa su descenso con una pérdida de más de 900.000 líneas.

Por su parte, la tasa de penetración de terminales inteligentes (más del 50%) continúa su tendencia al alza y sitúa a España entre los países europeos con mayor número de smartphones per cápita, solo por debajo de los países nórdicos, Reino Unido e Irlanda.

Ciudadanos y empresas
La ciudadanía española, aunque a menor ritmo que años anteriores, ha continuado avanzando en el desarrollo de la sociedad de la información en 2013 como certifican varios parámetros que siguen creciendo cada año. Así, el 70% de los hogares españoles tienen acceso a Internet y, de ellos, la práctica totalidad se conecta a través de banda ancha, lo que implica una calidad de conexión media superior a la de la UE; además, el 72% de la población española se ha conectado a Internet en los últimos tres meses y haciéndolo, además, de forma activa, ya que el 75% de los internautas declara que accede a diario a la Red.

Pero el dato más destacable lo conforma el notable incremento de la utilización del teléfono móvil para acceder a Internet, debido a la generalización del empleo de smartphones. En concreto, el 45% de los españoles accede a Internet a través de sus móviles, usuarios que dedican a actividades de comunicación social la mitad del tiempo que utilizan sus dispositivos.

Y es que se puede afirmar que la participación social se ha convertido en una actividad clave con relación a los usos de Internet en España: el 64% de los internautas ha utilizado mensajería instantánea o ha escrito mensajes en redes sociales, frente al 57% de los internautas europeos. Otra muestra más de esta tendencia es que Whatsapp es la aplicación más instalada por los usuarios de smartphones y Facebook por los de tabletas. En el ámbito empresarial el crecimiento de los medios sociales también es relevante, con casi un 12% más de empresas que los utilizan.

En cuanto al comercio electrónico, el 32% de los españoles ha comprado algún producto online en el último año, porcentaje de penetración todavía débil si se compara con el resto de países de la UE, ya que este valor no alcanza la mitad del que existe, por ejemplo, en Dinamarca o Reino Unido, países líderes. Los mayores compradores online son los ciudadanos de entre 25 y 34 años, como constata el hecho de que casi la mitad de las personas de este estrato ha comprado en la Red en el último año. Por su parte, en las empresas españolas, aunque no hay muchas de ellas que vendan a través de Internet (porcentaje por debajo de la media europea), entre las que lo hacen su volumen de ventas por este canal es relativamente elevado.

Madrid lidera la sociedad de la información en España
El análisis del Índice de Convergencia de Sociedad de la Información en las Comunidades Autónomas (ICSI) muestra que en el año 2013, aunque las diferencias entre la región con mayor desarrollo, Madrid, y la menos desarrollada, Extremadura, han aumentado ligeramente, en el cómputo global se ha producido convergencia entre ellas y la mayor parte de comunidades han reducido o han mantenido las diferencias con Madrid.

Cataluña recupera el segundo puesto del ranking gracias, sobre todo, a sus datos en utilización de la administración electrónica e Internet móvil por parte de su tejido empresarial. Baleares y Canarias experimentan una notable subida, siendo dos regiones en las que sus ciudadanos destacan por el uso de Internet móvil, banca electrónica, participación en redes sociales o el intercambio de contenidos en Internet.

Tanto en el caso de las empresas como en el de los ciudadanos, donde se dan los mayores desequilibrios regionales es en el comercio electrónico. Por ejemplo, en lo que se refiere a las compras en Internet de los ciudadanos, Canarias, que es la comunidad menos avanzada en este aspecto, tiene una proporción de compradores en línea casi tres veces inferior a la de las dos regiones líderes: Madrid y País Vasco.