El consejo superior de Cámaras de Comercio españolas publica los últimos datos sobre este sector

La subcontratación industrial en España

Fuente: Consejo Superior de Cámaras08/09/2009
Nos encontramos en un mundo cada vez más globalizado e internacionalizado en el que las empresas deben tomar decisiones que les permitan ofrecer un producto competitivo y adaptado a los requerimientos del mercado.

En este contexto adquiere especial importancia la subcontratación industrial a través de la cual las empresas industriales encargan a empresas especializadas soluciones técnicas para la fabricación de piezas o procesos industriales intermedios a medida para incorporarlos en sus procesos de fabricación de sus productos finales.

Desde hace años las Cámaras de Comercio de España, a través de su ‘Red de Bolsas de Subcontratación Industrial’ (Subcontex) vienen apoyando esta actividad y sus empresas. El Consejo Superior de Cámaras de Comercio actúa como Coordinador de la Red.

Las empresas que se dedican a la subcontratación industrial son un verdadero motor industrial y de generación de empleo en la economía de un país o zona. Se trata de empresas muy especializadas, pymes en la mayoría de los casos, de capital netamente nacional, con gran proyección internacional y que no tienen producto propio sino la capacidad de fabricar a medida los productos que la empresa industrial necesita.

foto
La subcontratación industrial no es un sector de actividad al uso. Este estudio presenta a un tejido empresarial dinámico e innovador.

La subcontratación industrial es una forma de relación entre empresas con el objetivo de producir un bien industrial intermedio a medida. Por lo tanto, no es un sector de actividad al uso, que suele ser la referencia habitual de las estadísticas económicas.

Esta carencia justifica la realización de este informe, que ofrece la actualización de los datos más interesantes e ilustrativos del entramado empresarial ligado a la actividad de subcontratación industrial en España.

Datos básicos

La delimitación de la importancia económica de la subcontratación parte de la selección de las actividades potencialmente subcontratistas. Incluye la producción de productos metálicos, partes y accesorios de vehículos, productos eléctrico-electrónicos y de caucho y materias plásticas.

Son 20.621 empresas que emplean a medio millón de personas. Su aportación al total del negocio industrial generado en España es del 14,5% y está totalmente consolidado ya que desde 2001 ha crecido por encima del conjunto de la industria española.

La prestación de servicios industriales está recogida en las estadísticas económicas, si bien se pregunta únicamente en las empresas de más de 20 empleos y no pertenece al objetivo central de la encuesta.

La oferta subcontratista integra a 12.977 empresas y 270.000 empleos

Así, la combinación de ambas fuentes (actividades potencialmente subcontratistas y reconocimiento de los ingresos derivados de la prestación de servicios industriales) permite estimar el sector de la actividad subcontratista en España:

  • La oferta subcontratista española integra a cerca de 13.000 empresas industriales, con 270.000 empleos y un negocio anual de 61 millardos de euros.
  • Representa el 10,2% y 10,4% del empleo y la cifra de negocio industrial generado en España, respectivamente. Entre 2001 y 2006 ha consolidado su posición en el tejido empresarial, el empleo y la facturación total de la industria.

Estas cifras ilustran la importancia de la actividad, que justifica seguir mejorando en la medición y conocimiento de la actividad.

2001% Subcont Industria2006% Subcont Industria
Nº empresas12.5077,712.9778,3
- Hasta 20 empleados9.81778,510.10677,9
- Más de 20 empleados2.69121,52.87022,1
Empleo264.5109.8267.96910.2
- Hasta 20 empleados72.91327,671.55626,7
- Más de 20 empleados191.59772,4196.41373,3
Facturación (miles de M)43,910,061,310,4
- Hasta 20 empleados5,712,97,011,5
- Más de 20 empleados38,387,154,288,5

Estimación de la actividad de subcontratación industrial en España. 2001 y 2006. Fuente: Elaboración de Ikei a partir de Encuesta Industrial (INE).

Descripción de la relación de subcontratación; características

Tres de cada cuatro empresas (71,6%) inició su actividad antes de 1985, por lo que es un tejido empresarial experimentado y nueve de cada diez (94,9%) es de capital español, de ahí el arraigo territorial. Son básicamente pymes, puesto que el 88,6% tienen menos de 100 empleos.

Las empresas subcontratistas tienen una amplia trayectoria y arraigo territorial. La relación de subcontratación se apoya en la implicación técnica

La actividad de subcontratación industrial se basa en la participación técnica de la empresa subcontratista, destacando el alto porcentaje que coopera con el contratista (31,4%) o la asume en su totalidad (12,5%). Además, una de cada tres (35,3%) puede incorporar su marca comercial, una de cada cuatro reconoce la exclusividad (24,2%) y/o que el contratista provee las materias primas precisas (24,2%).

Por otra parte, es importante destacar que tres de cada cuatro empresas operan sólo bajo subcontratación. Así, la mayoría de las empresas consultadas (67,3% y 72,4%, 2002 y 2008) desarrollan su actividad sólo bajo subcontratación. Son a su vez empresas contratistas (71,2%) y mayoritariamente (91%) atienden a más de 5 clientes.

foto
La concentración sectorial del origen del contratista disminuye. Se mantiene la importancia del eje metal mecánico y del automóvil.

En cuanto a los sectores, disminuye el porcentaje de empresas que señala un único sector de actividad (del 41,6% al 32,6% en 2008), aludiendo a la diversificación sectorial. Se mantiene la importancia de la metalurgia y la fabricación de artículos metálicos (21,1%), el sector del automóvil (18,9%), la maquinaria y equipo mecánico (11,1%) y el material eléctrico-electrónico (7,9%).

20022008
Papel, edición, artes gráficas1,91,3
Metalúrgia y fabricación de artículos metálicos...24,321,1
Maquinaria y equipo mecánico15,511,8
Material eléctrico-electrónico8,67,9
Automóvil21,518,9
Otro material de transporte3,24,9
Otros sectores25,133,9
Total respuestas100,0100,0

Origen sectorial del cliente contratista. 2002 y 2008. Fuente: Encuesta de Reconocimiento de la Subcontratación Industrial en España (2002), Cámaras de Comercio y Fundación Incyde y Encuesta de Subcontratación industrial (2008), Cámaras de Comercio. Elaboración Ikei.

Tres de cada cuatro empresas reconocen (y disponen) de certificaciones de calidad

En cuanto a la calidad como requisito, hoy día ya no es un factor que diferencie especialmente a las empresas: un 73,4% de ellas reconocen como exigencia las certificaciones de calidad. Concretamente, entre 2002 y 2008, esta exigencia se ha incrementado en más de quince puntos porcentuales. Además, una de cada dos empresas señala una exigencia de calidad específica. Y una de cada cuatro reconoce la exigencia medioambiental o con relación a la formación y la seguridad laboral.

Presencia internacional y dinamismo empresarial

Las empresas subcontratistas consolidan su internacionalización: dos de cada tres exporta (60,1%) y cada vez con mayor relevancia de la participación en la facturación. La UE absorbe el 83% de las ventas internacionales de la actividad de subcontratación. Francia es una tercera parte y Alemania una quinta parte.
Asimismo, cabe destacar que dos de cada tres empresas consultadas exportan, actividad creciente con el tamaño empresarial y con la participación técnica en la producción.

foto
Distribución porcentual de las empresas según su presencia exterior (% de las ventas), 2002 y 2008. Fuente: Encuesta de Reconocimiento de la Subcontratación Industrial en España (2002), Cámaras de Comercio y Fundación Incyde y Encuesta de Subcontratación industrial (2008), Cámaras de Comercio. Elaboración Ikei.

La mejor valoración de las perspectivas de crecimiento se asocia con los segmentos que combinan los clientes, sectores y mercados conocidos. A medida que disminuye el conocimiento (clientes, sectores, mercados), empeora la valoración de su potencialidad. Este resultado es coherente con la experiencia reciente de las empresas que, en general, entre 2002 y 2008 han mejorado con respecto del mercado interior y las posiciones internacionales maduras.

Una de cada dos empresas realiza actividades de I+D

La realización de actividades de I+D ha evolucionado también de forma muy positiva entre 2002 y 2008. El porcentaje de empresas que afirma realizar actividades de I+D pasa del 35,6% al 46,6% en este periodo. Por otra parte, es importante destacar que estas actividades responden mayoritariamente a la propia estrategia empresarial (68,5%), mientras que el resto de las empresas aluden a la cooperación con el contratista (31,5%). Asimismo, se consolida el porcentaje de recursos destinados a esta actividad en el 1,4% de la facturación.

20022008
Realizan actividad de I+D**
- Sí (%)35,646,6
- No (%)64,653,4
Motivación**
- Como estrategia empresarial (%)74,868,5
- En cooperación con el contratista (%)25,231,5
I+D/facturación- Valor medio1,381,39

Actividad de I+D y % gasto I+D/facturación (2002 y 2008). Fuente: Encuesta de Reconocimiento de la Subcontratación Industrial en España (2002), Cámaras de Comercio y Fundación Incyde y Encuesta de Subcontratación industrial (2008), Cámaras de Comercio. Elaboración Ikei.

Por otra parte, y en cuanto a la competitividad del producto ofertado, la calidad, rapidez en la respuesta y ajustada relación calidad y precio son tres factores importantes. Sin embargo se mantiene un reto: la mejora en el carácter innovador.

Según los datos, tanto en 2002 como en 2008 la calidad (84,5 y 84,8 puntos, respectivamente) es el rasgo mejor valorado de la oferta realizada por parte de las empresas consultadas. El segundo factor mejor valorado en las dos consultas es el tiempo de respuesta (78,5 y 79,3 puntos) que se entiende como una característica que complementa a la anterior: debe ser un buen producto y provisto en un plazo ajustado. La relación calidad-precio es el tercer factor mejor valorado (76,5 y 78,2 puntos), que se mantiene muy por encima de la aportación a la competitividad que se otorga al precio (65,2 y 67,6 puntos).

Por último, los dos factores con menor valoración media son tanto el componente de competencia en el entorno (51,1 y 61,1 puntos) como el carácter innovador de la oferta (47 y 51,4 puntos).

Perspectivas y multilocalización

La volatilidad coyuntural y la confirmación de peores datos que los anticipados convierten en optimistas las expectativas de las empresas consultadas. Y, posiblemente, el retroceso en la actividad en 2008 y 2009 será mayor del inicialmente esperado.

No obstante, en mayo-junio, momento de realización de esta consulta, cuatro de cada diez empresas consideró que sus ventas en los mercados interiores (40,7%) y exteriores (41,6%) se mantendrían. E incluso, para una de cada tres (35,5%) las ventas en los mercados exteriores serían crecientes.

Además, una de cada dos consideró que la presión de la oferta de los países de bajo coste (50,7%) y los precios de sus productos (45,2%) será creciente. No obstante, en este escenario de aparente estrechamiento de márgenes, casi una de cada dos empresas consultadas (42,6%) considera que la realización de inversiones en su capacidad productiva también será creciente.

Multilocalización e inversión productiva

Las empresas que participan en el marco de la subcontratación posiblemente interaccionan en mayor medida que otras modalidades de organización industrial. En este contexto, una de cada cuatro empresas (41,4%) se considera afectada y para una de cada tres (33,1%) está condicionando su decisión de multilocalización.

No obstante, la multilocalización es una decisión estratégica ligada al negocio, de forma que la ubicación de un contratista y/o sus decisiones son un factor (exógeno) a tener en cuenta y podría ser el desencadenante, pero no necesariamente determinante de una decisión de multilocalización.

Así, la respuesta obtenida según el segmento de tamaño es clarificadora. En primer lugar, por su homogeneidad: en torno a cuatro empresas de cada diez se sienten afectadas. Pero, obviamente, su incidencia en las decisiones de multilocalización es creciente con el tamaño empresarial.

Una de cada dos empresas subcontratistas reconoce que le afectan las decisiones de multilocalización de sus clientes contratistas pero sólo una de cada tres afectadas se siente condicionada

Por otra parte, la encuesta revela que prácticamente dos de cada tres empresas ha realizado inversiones productivas, y ocho de cada diez en España. Así, el 58,3% de las empresas consultadas ha realizado inversiones con de objeto de mejorar y/o ampliar su capacidad productiva. Este resultado es coherente con el hecho de que el 42,6% de las empresas valora que la expectativa de su inversión en capacidad productiva será creciente. La mayoría mencionan a España (85,2%), frente a las restantes opciones (14,8%). Existe una vocación de internacionalización y el rango de mercados (opciones geográficas) es muy amplio, en alusión a opciones de mercado muy interesantes en cada uno de ellos.

foto
Inversiones productivas y localización geográfica, 2008. Fuente: Encuesta de Subcontratación Industrial (2008). Cámaras de Comercio. Elaboración Ikei.

Conclusiones

Como resultados generales de este estudio cabe destacar la importancia económica de la subcontratación industrial en la economía de un país y en este caso, de España.

La madurez de su trayectoria refleja un tejido industrial solvente, estable, dinámico y con potencialidad de desarrollo futuro. Es un subcontratación de calidad, basada en la capacidad tecnológica e I+D+i y en la estabilidad y calidad del empleo generado. Todo ello motiva y promueve un importante dinamismo en su gestión y presencia exterior y la creciente participación en el diseño de la producción subcontratada. Se trata de empresas capaces de ofrecer soluciones técnicas de fabricación a medida de las necesidades de las empresas industriales.

Son prácticamente 13.000 empresas las que se dedican a la subcontratación industrial en España, con 270.000 trabajadores implicados y una cifra de negocio anual de 61 millardos de euros, representando el 10,2% y 10,4% del empleo y cifra de negocio industrial generado en España.

Son empresas de capital español en el 95% de los casos y con un alto grado de dinamismo empresarial (el 60% exporta y el 47% realiza actividades de I+d+i).
Los factores de competitividad de la subcontratación industrial española se basan en la calidad, rapidez en la respuesta y ajustada relación calidad / precio.

Por estas características la oferta empresarial española se convierte en una opción interesante para generar nuevas oportunidades de negocio y cooperación entre empresas con objeto de generar nuevos proyectos de fabricación y de conseguir una mejora de la competitividad internacional del producto industrial.

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS