Posicionamos su web SEO / SEM

Entrevista Sr. Josep Soler, director general de Pirobloc

15/04/2006
Pirobloc es una empresa conocida por su especialización en la fabricación de calderas industriales. Con una notable presencia en el mercado internacional, que quiere seguir aumentando, se propone también lanzar al mercado un tipo de calderas pequeñas para calentar calandras.
foto

¿Podría hacer un balance de la trayectoria de la empresa Pirobloc desde su fundación hasta nuestros días?

PIROBLOC S.A. es una compañía especializada en calderas industriales. El inicio de nuestra actividad se remonta a 1977, cuando nos constituimos en fabricante de calderas de fluido térmico, un producto muy implantado en Alemania, pero poco conocido en nuestro país.

El objetivo era introducir y promocionar esta innovadora tecnología, así como su aplicación en la Industria. En el año 1979, iniciamos nuestra entrada en el Sector de las Lavanderías, donde las calderas de fluido térmico constituían una tecnología ventajosa respecto a las tradicionales máquinas a vapor, de las que también proveemos actualmente al mercado de la mano de nuestro socio italiano Ferroli. En aquel momento, convencimos a muchos clientes para que utilizaran aceite en lugar de vapor, y les comentamos que nosotros les modificaríamos la máquina. Muchas empresas nos hicieron caso.

A finales de los 80 y comienzo de la década de los 90, realizamos importantes inversiones, tanto a nivel de producto como de instalaciones. Gracias a las nuevas concepciones técnicamente más avanzadas en los diseños de las calderas, las adaptamos a modernos e innovadores modelos, ofreciendo rendimientos superiores, aparte de diseños más racionales. Puede decirse que, desde entonces, la compañía ha marcado la pauta en el mercado con sus innovadores productos y su avanzada tecnología. Por otro lado, construimos nuestras dos actuales Plantas de Producción de Montcada i Reixac y Barberà del Vallès (Barcelona), cosa que también nos ayudó para abastecer de forma más importante al mercado.

¿Qué objetivos se ha marcado la firma para este nuevo año?.

Para el año 2006 tenemos dos objetivos principales. El primero, a nivel de producto, lanzar al mercado un tipo de calderas pequeñas muy solicitadas en el mercado internacional para calentar calandras. Éstas son calderas de entre 150 y 350.000 kcal. que funcionan de forma autónoma para el calentamiento de una sola máquina y que no necesitan de una instalación convencional. En estos momentos, PIROBLOC ya está diseñando y fabricando calderas de este tipo, dirigidas al Sector de la Lavandería Industrial, muy importante en nuestra facturación.

También en este mismo sector reafirmaremos productos que hemos lanzado este año 2005. Continuaremos proponiendo, de una forma pionera, la cogeneración como base de ahorro energético importante para muchas zonas de hotelería vacacional donde existen graves deficiencias de suministro eléctrico, con nuestras calderas para cogeneración.

El segundo objetivo para el 2006 es crecer en cuanto a difusión internacional en Rusia, donde entramos el pasado año. También, otro de los países prioritarios donde introducirnos a nivel industrial, por el petróleo, es Irán, donde estamos presentes desde hace un cierto tiempo con un grupo de exportación.

Pirobloc está especializada en la fabricación de calderas de fluido térmico de alta calidad, ¿qué características distinguen a estos productos?

Básicamente, una amplia experiencia de más de 30 años, nos ha ayudado en el diseño y la ejecución de este tipo de productos, pudiendo certificar incluso el uso que hace de él el usuario, ya que a veces no se realiza el uso correcto de los equipos.. La experiencia nos ayuda a mejorarlo, por ejemplo, con sistemas que bloquean algunos parámetros de control si no se usan adecuadamente.

En cuanto a materiales, es importante y, de hecho lo hacemos desde nuestros orígenes, fabricar con materiales de primera calidad todos los elementos que componen la caldera como son los quemadores, las bombas, todos los equipos de control, la valvulería de tipo manual y automática que va anexa a la instalación, etc. etc.

En estos momentos, estamos en primera línea mundial en cuanto a calidad de productos y materiales utilizados.

¿Cuáles son las técnicas para la fabricación de estos productos? ¿podría destacar las ventajas de esta tecnología?

La tecnología en la que nos basamos para la fabricación de nuestros productos proviene de Alemania. Allí desde hace muchos años se conocen y se emplean las calderas de aceite térmico en muchos tipos de industria y también se hicieron algunas pequeñas instalaciones de tipo hospitalario, que llevaban incorporadas una caldera de este tipo.. La idea básica del secado de ropa o de la utilización del aceite como medio para generar calor de una forma indirecta, por medio de un circuito cerrado, nos llevó a pensar en su aplicación en la Industria de la Lavandería en España y todas las demás posibles aplicaciones en otros sectores industriales y de servicios. Esto es, en aquellos casos en los que se trata de calentar líquidos diversos, agua, aire, etc. a través de un sistema que proporciona calor de forma indirecta ya sea por medio de serpentines, intercambiadores, camisas, reactores de doble fondo, marmitas, depósitos, rodillos, moldes, etc.

Entre algunas de las características y ventajas de esta eficaz tecnología destacan: la eficiencia. Debe tenerse en cuenta que el fluido térmico no exige ningún tratamiento preventivo antes de entrar en funcionamiento. Una vez se ha llenado la red con aceite, la duración de éste puede oscilar entre 10 y 12 años aproximadamente, con lo cual el coste por reposición es insignificante. Su empleo es totalmente seguro, no existiendo ningún tipo de presión por tensión de vapor aunque se trabaje a más de 300ºC. de temperatura. Por otro lado, es destacable también que la duración de una caldera de aceite térmico de calidad suele oscilar entre 25/30 años, si se realizan las revisiones pertinentes un mínimo de una vez al año.

Otra gran ventaja de este tipo de productos es la que se manifiesta en los trámites legales para su instalación ya que pueden emplazarse en cualquier tipo de ubicaciones. puesto que se trata de generadores sin presión y por tanto no sujetos a la misma reglamentación que las calderas de vapor.; por ello pueden ubicarse incluso junto a las máquinas de producción. Lógicamente, este factor repercute positivamente también en los costes. El tema de la no corrosión es también fundamental, dado que al trabajar con aceite, no existe desgaste en el generador ni en las redes de las tuberías ni en los consumidores de calor. Finalmente, cabe destacar que se trata de instalaciones que precisan de muy poco mantenimiento y que proporcionan un considerable ahorro de combustible ya que no existen pérdidas por cambio de fase.

foto

¿Podría explicarnos en qué situación se encuentra actualmente en nuestro país el sector de las calderas industriales?

Aquí tenemos que distinguir entre los dos tipos de calderas industriales por los fluidos que usan: el aceite térmico y el vapor.

En cuanto al aceite, por ejemplo, el crecimiento en los diversos sectores industriales es muy fuerte ya que los industriales se van dando cuenta de la bondad de este tipo de instalaciones aunque en números absolutos sean inferiores a las existentes en vapor.

En cuanto a las calderas de vapor, se mantienen en un nivel relativamente estable y con cierto nivel de crecimiento por algunas instalaciones nuevas y por las reposiciones existentes y las que puedan instalarse en nuevas industrias donde la demanda de calor pueda ser de tipo indirecto pero también existan necesidades de vapor directo que hacen imprescindible este tipo de calderas.

Globalmente hablando se conocen más y su instalación está más generalizada.

¿Qué problemas preocupan a los fabricantes de estos equipos?

Los problemas siempre son los mismos; por un lado la mano de obra especializada que continuamente se va encareciendo, y la falta de personal especializado que es otro gran problema, en nuestro sector. Finalmente, este año, además los costes de las primeras materias (hierro, aceros especiales, acero inoxidable…) también han subido de un modo desproporcionado por la escasez existente en ciertos momentos.

La firma ha abierto dos nuevas líneas de negocio para el secado de fangos y el Sector del Packaging, ¿podría hablarnos de estos dos nuevos proyectos?

El Sector del secado de fangos funciona desde hace tiempo, aunque como todo, sector en evolución, las nuevas tecnologías e innovaciones se han incorporando paulatinamente y aquí se trabaja mucho con calderas convencionales, pero también y, cada vez más, se emplean las calderas de cogeneración, para secar estos fangos residuales. Esta es una línea que tiende a ir creciendo porque está relacionada con temas de medioambiente cuya importancia en la actualidad no se discute.. El packaging también es una línea importante, dentro del Sector Alimentario. Aquí nosotros participamos concretamente con los fritos, pre-cocinados, preparación de comidas, grandes caterings, etc.

En total, ¿cuántos productos ofrece la firma en estos momentos y a qué sectores van dirigidos?

Nuestra gama de productos actuales puede desglosarse los siguientes apartados:

Calderas de aceite térmico de tipo convencional y de cogeneración

Calderas de vapor de tipo convencional y de cogeneración.

Calderas eléctricas de aceite térmico y de vapor.

Calderas para combustibles sólidos.

Intercambiadores de calor de tipo tubular para diversas aplicaciones.

Cabe especificar que las calderas podemos elaborarlas estándares y a medida. Todos estos equipos están destinados a sectores industriales muy diversos: químico, petroquímico, alimentario, textil, automoción, plástico y caucho, envases y embalaje, industria del papel y cartón, industria del vidrio, madera, corcho, hostelería, hospitales, lavandería industrial, etc.

Controlamos todo el proceso productivo, desde el acopio de materiales hasta las pruebas finales de control y verificación, según los requisitos de nuestros clientes. Para determinar la rentabilidad de los diferentes sistemas de calentamiento, a parte de los estudios de instalaciones, comparativas de costes, etc., facilitamos igualmente la instalación y/o supervisión de la misma y la puesta en marcha de los equipos, así como la conexión con los aparatos, la regulación y el control de temperaturas aportadas a los procesos.

También realizamos revisiones periódicas, retimbrados (pruebas periódicas de presión) y legalizaciones de las calderas y equipos sometidos a presión que lo requieran. Incluso y, mediante sistemas informatizados, podemos conocer el estado de los equipos del cliente, pudiéndose llegar a intervenir a distancia en los mismos.

Finalmente y, complementando nuestra alta gama de productos realizados en serie, desde nuestro departamento de Ingeniería desarrollamos proyectos a medida de nuestros clientes, realizando diseños especiales y ofreciendo un servicio adaptado en cada caso, además de estudios técnicos, diagnosis de instalaciones, asesoramiento técnico y legal. El objeto es ofrecer cualquiera de nuestros productos o instalaciones con la máxima garantía de satisfacción para nuestros clientes.

Pirobloc está presente en diversos países, ¿Qué mercados figuran como los mayores consumidores de estos equipos y a qué países tiene previsto llegar en los próximos años?

Actualmente, nuestra firma está presente en Francia, Méjico, República Dominicana, Cuba y Rusia, aunque nuestros productos se comercialicen también en otros muchos países como Panamá, República Checa, China, Marruecos, etc.

En tema de servicios, donde tenemos el mercado más importante hoy en día es en la zona hotelera española, la costa desde Mallorca, Canarias, etc. Y todo el tema del Caribe a nivel internacional por la magnitud de los hoteles. Allí, las instalaciones son grandes y exigen unas necesidades de calor mucho más importantes.

En cuanto a tema industrial, intentaremos afianzarnos en los países donde ya estamos en todos los sectores industriales que abarcamos, poniendo especial interés en Rusia e Irán, como comentaba anteriormente.

Empresas o entidades relacionadas

Pirobloc, S.A.

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS