Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Tribuna de opinión

Todo a la vista: videovigilancia en la industria y la producción

Alfredo Gutiérrez, business development manager para Iberia de Mobotix AG17/11/2016

La fábrica de porcelana Seltmann ha incluido una solución de vídeo moderna en sus instalaciones que ayuda a aumentar la seguridad, reducir los tiempos de inactividad y, de esta forma, ahorrar una gran cantidad de costes. Son muchas las ventajas que supone para una empresa instalar cámaras IP. Todas ellas son explicadas en este artículo por el business development manager para Iberia de Mobotix AG, Alfredo Gutiérrez.

Visita al lugar: después de dos siglos de existencia, la fábrica de porcelana Seltmann goza de más éxito que nunca. La receta del mismo se llama ‘Made in Germany’. La fábrica de Erbendorf posee el horno de rodillos para cocción de porcelana dura más grande del mundo. El horno está en funcionamiento las 24 horas del día todos los días del año, por lo que debe ser llenado y vaciado continuamente. La original estructura del horno plantea un enorme desafío: los tres niveles completamente independientes, construidos uno encima del otro, hace que sea imposible que los empleados puedan vigilar el lugar sin la ayuda de medios técnicos, sobre todo las zonas de peligro.

foto
Alfredo Gutiérrez, business development manager para Iberia de Mobotix AG.

Cambio de escena: el corazón de la empresa de logística es su sistema de almacenamiento. Las estanterías llegan a alcanzar una altura de hasta 40 metros, y se utilizan transelevadores para cargar y descargar los europalets con la mercancía. El cumplimiento de los plazos depende enteramente de que todo transcurra sin problemas en el almacén. Si se produce algún incidente, los empleados deben trepar los 40 metros para buscar cuál es el motivo de la interrupción, algo que no sólo es peligroso, sino que además cuesta un tiempo valioso, y también dinero.

Estas situaciones, con ligeras diferencias, forman parte del día a día de las empresas industriales alemanas. Lo que estas tienen en común es la tecnología que les permite superar los desafíos mencionados: una solución de vídeo moderna que ayuda a las empresas a aumentar la seguridad, reducir los tiempos de inactividad y, de esta forma, ahorrar una gran cantidad de costes.

foto

Un sistema sofisticado

Seltmann cuenta con un sofisticado sistema de cámaras de red que se encarga de vigilar en todo momento la situación en el horno de cocción. Un requisito imprescindible para poder encontrar rápidamente la causa de las averías es que las cámaras tengan una alta resolución. Las lentes de día/noche de las cámaras instaladas ayudan a ahorrar costes, ya que hacen innecesaria la iluminación de las cámaras y del lugar de trabajo por la noche y durante los fines de semana. La posibilidad de conexión en red del sistema de vídeo permite supervisar la producción desde casa. Y puesto que la red y las cámaras están conectadas al sistema de alimentación ininterrumpida, los cortes de corriente tampoco son un problema.

foto

En el almacén, los clientes de Kardex Mlog, un proveedor líder de sistemas integrados de flujo de materiales y almacenes de estanterías elevadas, disfrutan de los beneficios de los transelevadores equipados de serie con cámaras flexibles de 5 megapíxeles, que reducen los tiempos de inactividad en caso de averías hasta un 30 por ciento. Los dos sensores de la cámara dual, instalados a la derecha y a la izquierda del dispositivo, comprueban si los palets se cargan correctamente a fin de evitar una interrupción. Si se produce algún incidente, ya no es necesario que los empleados tengan que subir a las alturas para identificar el fallo, las cámaras se encargan de hacerlo por ellos. Las imágenes de vídeo permiten, además, determinar cuántos empleados se requieren para llevar a cabo la reparación, así como los equipos de protección y las herramientas o piezas de repuesto. Esto no sólo ahorra tiempo, sino también dinero.

Requisitos especiales

Con una solución de vídeo moderna, las empresas incrementan las posibilidades de mejorar la eficiencia, reducir los costes y, sobre todo, aumentar la seguridad en el trabajo. Desde la llamada protección perimétrica, es decir, la protección del terreno, las vías de acceso y los edificios, hasta la protección antirrobo -especialmente en el comercio minorista, en la logística y la producción- y otros campos de aplicación especiales: las cámaras de vídeo son un estándar ya consolidado en muchos sectores. Los perfiles de requisitos individuales de una solución de vídeo abarcan tanto parámetros generales como características muy específicas. En Seltmann, por ejemplo, se está desarrollando una novedosa célula robótica como sistema de manejo completamente automatizado para un horno con mesa de cocción. El proceso sólo requiere la intervención manual por parte de los empleados si se produce una avería. Esto hace que la vigilancia a distancia del sistema sea más importante aún. Para ello se emplean cámaras duales IP que se pueden instalar de forma individual. Una de estas cámaras se instala en el último eje del robot para proporcionar una vista lo más completa posible.

foto

Pero no siempre las necesidades son tan específicas. También se pueden definir especificaciones muy generales que sirvan de orientación a las empresas productoras a la hora de escoger un sistema de vídeo. Ante todo se requiere flexibilidad, compatibilidad y capacidad de ampliación, ya que los sistemas de vídeos deben adaptarse a los requisitos en caso de que la empresa crezca o se lleven a cabo otras modificaciones. La conectividad IP constituye un factor importante. Este tipo de soluciones generalmente se pueden integrar fácilmente en la red existente y permiten la vigilancia a distancia desde cualquier lugar. Las innovadoras cámaras, con ordenador integrado de altas prestaciones y memoria flash digital de larga duración, permiten, además, grabar y guardar automáticamente las imágenes en la cámara a lo largo de varias semanas y, por lo tanto, no requieren un ordenador o una grabadora adicional y mantienen la carga de red muy baja, ya que cada cámara, independientemente del vídeo en vivo, puede reducir el vídeo que se va a almacenar a la frecuencia y el tamaño de imagen necesarios.

El rendimiento es importante

Aparte de estos aspectos, el rendimiento técnico de las cámaras desempeña un papel decisivo. Los sistemas digitales destacan por su elevada calidad de imagen, algo imprescindible tanto en aplicaciones de seguridad como en su uso para la vigilancia de la producción. Una cámara de 6 megapíxeles captura muchos más detalles que un sistema analógico. Además, las cámaras pueden estar equipadas con módulos de sensor intercambiables para poder adaptarse a las distintas necesidades sin tener que reemplazar toda la cámara. Este concepto de plataforma permite, por ejemplo, aplicar funciones de teleobjetivo y gran angular por medio de dos módulos de sensor. De este modo, con una sola cámara es posible obtener un ángulo de visión más amplio y, al mismo tiempo, una reproducción nítida de los detalles. Equipada con un sensor de día/noche, como en el caso de Seltmann, la cámara es capaz de ofrecer una vista completa en condiciones de luz variables.

foto

Para la vigilancia perimetral también resulta de utilidad la instalación de cámaras termográficas. Las condiciones lumínicas no representan ningún problema para este tipo de cámaras, cuyo uso también demuestra ser muy eficaz en zonas en las que la producción exige que no haya una fuerte iluminación. Para aprovechar al máximo las ventajas, se pueden combinar los sensores térmicos y ópticos. Mientras que el sensor térmico detecta movimientos a una distancia de hasta 400 metros, el sensor óptico se encarga de identificar los objetos con precisión. Las cámaras modernas disponen, además, de un análisis de movimiento inteligente que ignora determinados patrones de movimiento (por ejemplo, la lluvia o los árboles movidos por el viento) y sólo inicia la grabación cuando ocurren eventos concretos.

Conclusiones

Con una planificación minuciosa, se puede utilizar un moderno sistema de vídeo digital a un precio razonable para optimizar los procesos de producción y cumplir los requisitos de seguridad. El concepto descentralizado hace posible sistemas de alta resolución con un menor volumen de datos y una mayor calidad de imagen. Las posibilidades de aplicación flexible de una cámara de plataforma permiten utilizar muchas menos cámaras que con los sistemas convencionales y contribuyen a que la solución sea más rentable. El ahorro de costes también es mayor con las cámaras IP, ya que estas suelen integrarse en una infraestructura de red ya existente. Si a esto se añade un análisis crítico del consumo de energía, las posibilidades de ahorrar costes aumentan aún más. Gracias a la combinación inteligente del concepto de producto y tecnología, algunas cámaras de red modernas tienen un consumo de potencia inferior a cinco vatios, lo que reduce los costes de funcionamiento a largo plazo.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.